Muere...¡por un tampón!

El tampón desencadenó un shock tóxico con consecuencias fatales

Maëlle es la joven fallecida a consecuencia de un shock tóxico por un tampón. Foto: Laurence Hennuy - Facebook
Maëlle es la joven fallecida a consecuencia de un shock tóxico por un tampón. Foto: Laurence Hennuy - Facebook

Volviendo del gimnasio por la noche se encontró mal y a las 23h su fiebre lo dejaba claro. Vómitos, náusesas y corriendo al hospital con un diagnóstico inicial de gastroenteritis. Volvió a casa pero no mejoraba con el tratamiento convencional para esta afección, así que hizo un nuevo viaje al hospital, esta vez en ambulancia con problemas de visión y tensión baja. El mismo diagnóstico, gastroenteritis, por lo que sus padres deciden llevarla a otro hospital y ahí entra directamente en la UCI con el diagnóstico de shock tóxico.

Es la triste historia de Maëlle, que con solo 17 años perdió la vida a causa de una bacteria que puede proliferar en los tampones, Staphylococcus aureus o Streptococcus pyogenes, produciendo en ocasiones toxinas tan potentes que originan una sepsis. Esto puede ocurrir en personas cuyo sistema inmunitario no ha desarrollado anticuerpos para hacer frente a la acción de las estas toxinas, no es un mal común...pero puede pasar.

La capacidad de absorción de un tampón y su colocación en la vagina favorece una mayor concentración de oxígeno en la zona, y esto permite que se produzcan estas toxinas.

Para minimizar los riesgos del uso de tampones

Usa el tampón adecuado para tu cantidad de flujo menstrual, mejor siempre el menor grado posible, y no mantengas un mismo tampón durante más de ocho horas.