GoPro nos acerca al fascinante mundo de los cetáceos para proteger el medio ambiente

El programa GoPro for a Cause busca historias asombrosas, como la que cuentan con la preciosa filmación de Ocean Souls sobre la protección del Planeta, las ballenas y los delfines.

GoPro nos acerca al fascinante mundo de los cetáceos para proteger el medio ambiente
GoPro nos acerca al fascinante mundo de los cetáceos para proteger el medio ambiente

El programa GoPro for a Cause abarca numerosas causas de lo más diversas e interesantes, bien con un toque social o bien relacionadas con el medio ambiente, como historias sobre la protección del Planeta. Cuando los amigos de Ocean Souls dijeron a GoPro que habían conseguido capturar la mayor diversidad de cetáceos, más concretamente ballenas y delfines, jamás vista en una película, en GoPro se quedaron maravillados.

En las propias palabras de los representatnes de Ocean Souls, "queremos compartir la ciencia y el conocimiento a un nivel accesible para todos, pero lo que más nos gustaría es que nuestra audiencia se enamorase de la familia de los cetáceos. Solo así podemos asegurar su futuro. Los cetáceos no son tan diferentes a nosotros como pensamos. En términos de habilidades cognitivas y lazos familiares, son posiblemente nuestros parientes más cercanos. La película pretende ser global, inclusiva y llegar a todas las fronteras. Por eso, nos basamos en el concepto de familia, algo con lo que todos los seres humanos del mundo pueden identificarse. Los cetáceos experimentan emociones, tienen un lenguaje compartido y organizaciones sociales. Es el impacto humano en el medio ambiente lo que amenaza su existencia".

En noviembre podremos disfrutar de la película completa, que se distribuirá de forma gratuita y se ha filmado casi integramente usando cámaras GoPro. De momento aquí va un extracto, para que os vayáis haciendo una idea.

Más de 90 profesionales del cine se presentaron para el proyecto Ocean Souls, seguidos de científicos y celebridades, todos ellos de forma altruista ya que el proyecto no tiene fines de lucro y ha sido financiado a través de WildLife Media, una organización benéfica registrada en Estados Unidos que dedica sus beneficios a ayudar a varias ONG, exploradores y científicos que protegen los océanos, en particular, a los cetáceos.