Muerte en Peñalara, la montaña más alta de Madrid

Un montañero fallece al sufrir una caída de 300 metros en la zona de Claveles
Sport Life -
Muerte en Peñalara, la montaña más alta de Madrid
Muerte en Peñalara, la montaña más alta de Madrid

¡Qué bella es la montaña y también qué dura es a veces, demasiado dura! Ayer los amantes de la montaña en la Comunidad de Madrid vivimos una jornada negra al conocerse a primera hora de la mañana, sobre las diez y media, un accidente mortal en Peñalara, en concreto en el sitio conocido como el risco de Claveles que está situado prácticamente en la misma cima de la montaña y que tiene una notable dificultad sobre todo en invierno. Tiene 2.388 metros de altitud y está situado en el noroeste del Parque Natural de Peñalara.

Un montañero dió el aviso al servicio de Emergencias 112 Comunidad de Madrid de la caída de otro montañero por una superficie helada de 300 metros. Rápidamente se desplazo a la zona un equipo del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) de la Comunidad de Madrid que sólo pudo confirmar el fallecimiento del montañero por la gravedad de las lesiones sufridas en el impacto.

Hoy hemos podido conocer que el fallecido era el miembro del club Todovertical José Ramón Blanco Ferrero. Desde Sport Life queremos enviar nuestro más sentido pésame a la familia del fallecido y por supuesto a todos sus amigos de Todovertical y pedir por supuesto que se extremen las precauciones en la alta montaña. ¡Descansa en paz, José Ramón!

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Al descubrir la imagen de este nuevo crossover puedes caer en la tentación de admirar...

¿Y si convertimos esas botellas de plástico que tanto contaminan en una prenda deport...

Aquí va nuestra propuesta: un fin de semana para dos personas para disfrutar de la pr...

Más ligera, más rápida y aún más brillante. Te avanzamos cómo es la última generación...

La colección de New Balance que cuenta con las más avanzadas tecnologías en el desarr...

Hablamos de ese no tan extendido equilibrio entre lo físico, lo mental y lo emocional...