Julio Agredano, frenando al ictus con deporte

La historia de Julio Agredano, un hombre vital al que 5 años atrás le dio un doble ictus. Nos cuenta su historia: "la única herramienta válida para prevenir el ictus es el deporte"
Yolanda Vázquez Mazariego -
Julio Agredano, frenando al ictus con deporte
Julio Agredano, frenando al ictus con deporte

Julio es un hombre delgado y vital, al verle no puedes imaginar que haya sufrido un doble ictus hace solo 5 años. "Por desgracia, mi historia no es un caso excepcional, una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Y no es cosa de ancianos. El 35 % se produce en adultos jóvenes. Es como una rifa en la que vas comprando papeletas y cuantos más factores de riesgo tengas, más posibilidades de que te toque. En mi caso, los tenía todos: sobrepeso (103 kg), 240 de colesterol, hipertensión, sedentarismo total, pocas horas de sueño, estrés…"

"A mí me pasó cuando estaba relajado, después de una semana de vacaciones. Al llegar por la noche a la habitación noté problemas de equilibrio, dolor de cabeza y hormigueo en el lado derecho del cuerpo, pero como había pasado todo el día de turismo pensé que era cansancio. Fue un primer ictus. Mi mujer quería que acudiéramos a urgencias, pero yo me fui a dormir. Al día siguiente, intenté incorporarme y me dio el segundo ictus: no podía hablar, se me cayó la cara, no podía levantarme y mi mujer llamó a una ambulancia y me estabilizaron con el código Ictus, y tuve la suerte de que estaba cerca de una UVI especializada. No hubiera ocurrido si hubiese acudido al médico la noche anterior. Ante los primeros síntomas, hay que actuar inmediatamente y llamar al 112, no ir a urgencias. Hay una ventana de 4 horas para recibir la medicación que hace que se disuelva el trombo y previene las secuelas". 

"Yo me quedé con muchas secuelas, el cuerpo no me aguantaba el peso, tenía un lado paralizado y arrastraba la pierna. El primer año es vital, es un año de rehabilitación diaria, para mí se convirtió en un trabajo de 8 horas, 4 horas en la clínica y 4 horas en casa. Cuando recuperé tono muscular, intenté correr, pero no podía y probé con la bicicleta a pesar de que mi ictus fue cerebeloso, afectaba al equilibrio. Empezó una relación de amor-odio porque me caía 2 veces al día, pero insistí y eso me ha permitido recuperarme poco a poco. Al principio solo carril bici, y poco más, hasta poder hacer senderos más complicados, conocer a gente para salir y hacer rutas".

"Cuando en 2012 le dije a mi mujer que mi objetivo era participar en 2015 en la Titan Desert, una prueba en bici de montaña de 600 km, en 6 días por el desierto… sencillamente pensó que estaba loco. Marcarme una meta tan ambiciosa me animó a trabajar día a día para conseguirlo".

"En 2014 organicé el equipo Freno al ictus y convencí a algunos amigos para que me acompañaran, también a dos personajes populares: Iñaki de Miguel, exjugador de baloncesto y el torero Óscar Higares, que ni siquiera montaba en bici, pero dijo que sí desde el primer momento”.

"Contra todos los pronósticos y con mucho trabajo, en 2015 pude tomar la salida de la Titan Desert. Hice 4 etapas y me encontré bien, pero el destino quiso que me rompiera una clavícula y no pudiera conseguir mi "pedrusco" (como se conoce popularmente al trofeo de finisher de la Titan Desert). Fue en 2016 cuando logré llevármelo a casa, sin más penurias de las que ya de por sí tiene la prueba. Este vez, el equipo era mucho más numeroso, 25 personas capitaneadas por el actor Dani Rovira, lo que nos supuso una gran repercusión mediática. Que la gente nos conozca es importante porque sirve para darle repercusión a la lucha contra el ictus”.

"El equipo Freno al Ictus ha crecido mucho desde que se formó. Empezó como una iniciativa personal y ahora ya trabajamos en ella 5 personas. Damos charlas en empresas, instituciones, universidades… nuestro objetivo es informar para prevenir".

En 2017, volveré a hacer la Titan Desert, con un equipo aún mayor… y yo, peor preparado, porque cada vez tengo menos tiempo para entrenar. Ya tengo la mente puesta en otro reto: la Atacama Bike, la carrera en mountain bike más grande del Mundo, y pienso incluso en un Ironman. Pero para eso queda bastante. Sigo teniendo problemas de equilibrio y piso mal, por lo que correr me cuesta mucho y me lesiono. Lo tengo como un proyecto a medio plazo, para cuando pueda corregir la pisada. Mientras, he logrado otros pequeños triunfos, como volver a escribir a mano. Cuando participé en mi primera Titan, me resultaba imposible".

"Tengo claro que la única herramienta válida para prevenir el ictus es el deporte. Te aleja de los factores de riesgo y te introduce en una rutina de hábitos saludables… y también es la mejor manera de recuperarte cuando ya lo has sufrido."

Te recomendamos

Así concibe la firma italiana especialista en sillines su versión para bicicletas elé...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

Las sentadillas son un ejercicio clave para el trabajo muscular de piernas y glúteos....