Carros de ilusión

Carros de Fuego es una asociación que impulsa la inclusión en el deporte de las personas con diversidad funcional, permitiendo que todos disfrutemos de los beneficios de la actividad física
Fran Chico / Fotos: Antonio García Montilla -
Carros de ilusión
Carros de ilusión

La historia de Carros de Fuego se inicia con la pequeña Casilda, una niña de Sevilla, con síndrome de Rett, que entre a otras capacidades afecta a la movilidad, y también se inicia con María y Luis, padres de Casilda y habituales de las carreras populares a las que llevaban a su hija a participar en su silla. Los efectos sobre la niña eran tan buenos que su fisioterapeuta, Victoria Abolafio, decidió que era interesante probar esa "terapia" con sus otros pacientes.

Lo que empezó con 6 voluntarios para impulsar la silla de algunos de los pacientes de Victoria, ya se ha convertido en una asociación con una bolsa de 90 corredores, de todos los niveles, que muchas veces no tienen nada que ver con la discapacidad, sencillamente quieren ayudar.  "Las carreras son para nosotros una herramienta de inclusión –nos cuenta la fisioterapeuta y presidenta de la asociación-. La emoción de la carrera afecta mucho a la salud de estos niños… ¡para bien! Acaban felices, tan emocionados que ni notan el cansancio. Hay niños que eran muy introvertidos y ahora cuentan en el cole que han participado en una carrera, liderando a un equipo. Ellos son el motor del equipo y lo sienten como tal. Sienten que realmente son los que corren, tienen más espíritu de superación, se vuelven más extrovertidos. Es maravilloso, lo notamos en fisioterapia, esa libertad afecta mucho a su salud".  

"Muchos de los niños que corren con Carros de Fuego continúan siendo mis propios pacientes. Para los padres, es más fácil confiar en esta iniciativa cuando ya me conocen, saben que no estoy loca… Y aun así, en la primera carrera están muertos de miedo. Es normal. No obstante, queremos que se corra la voz, queremos que se pueda trabajar cada vez con más niños. Los médicos rehabilitadores  del hospital Virgen del Rocío y de la Macarena de Sevilla ya nos están mandando a pacientes cuando sus padres preguntan".

"Los impulsores se van turnando para empujar las sillas, nosotros aconsejamos que se haga cada 5 minutos. Esto permite que se pueda correr durante toda la prueba a un ritmo normal, que los impulsores también disfruten de la carrera. Puede ayudarnos como voluntario cualquiera que sea capaz de correr 10 kilómetros, no nos importa el ritmo. Yo me encargo de organizarlos conforme a su nivel, para que puedan ir todo el rato juntos en carrera e irse turnando, ya sea una carrera corta o incluso un maratón. Es muy bonito ver cómo se van formando "piñas", los lazos de los niños con los impulsores e incluso entre los propios impulsores, se van estrechando cada vez más… ahora incluso quedan juntos a entrenar".

De hecho, preparan entrenamientos específicos para impulsores de carros de carreras en los que incluyen sesiones de técnica de carrera "con carro" y entrenamientos funcionales en los que utilizamos resistencias como paracaídas o trineos. 

"También tratamos de involucrar a los propios padres de los niños.  Esto es genial porque está sirviendo para acercar al deporte a personas que nunca lo habrían soñado, ¡y les encanta! Incluso preparamos entrenamientos para los padres, los hermanos… hasta tenemos abuelos impulsores”.

"Algunos niños pueden caminar algunos tramos y después los llevamos en sillas de ruedas. Además, hemos organizado alguna carrera con andadores, que les da a los niños la oportunidad de sentirse corredores y les ayuda mucho en la fisioterapia. También carreras de orientación, que les motivan mucho porque pueden colaborar con el equipo. Incluso una actividad de pádel surf adaptado. Algunos niños que no pueden andar nos han demostrado que son perfectamente capaces de remar de rodillas sobre la tabla".   

"En el maratón de Sevilla hemos corrido con 11 niños que han disfrutado mucho. Y lo han hecho como cualquier otro participante, porque la organización ha creado una categoría para sillas de ruedas. Se trata de que todos puedan participar.

Facebook/carrosdefuegosevilla

Desde la asociación también hicieron una petición al Instituto Municipal de Deportes de Sevilla para crear la categoría Diversidad Funcional Asistida dentro del circuito de carreras populares para que cualquier niño o adulto que quiera pueda apuntarse y competir como uno más. El único requisito es avisar al IMD con al menos un mes de antelación.

No podemos terminar este artículo sin mostrar la emocionante entrada en meta en el estadio del maratón de Sevilla de Luis Fernando, tiene 12 años, parálisis cerebral y está empezando a entrenar para competir en carreras de 2 km. 

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...