Tu primera clase de kitesurf

Este verano no te quedes sin probar el kitesurf, ¡así será tu primera clase de kite!
Lidia Castillo/Fotos: XS Sports Nutrition -
Tu primera clase de kitesurf
Con todo esto te vas a encontrar en tu primera clase de kitesurf

Aunque te estés muriendo de ganas de surcar el mar con tu tabla de kitesurf como lo hace Álex Pastor, campeón del mundo, lamentamos decepcionarte, pero tu primera clase será en seco, en la arenita, ¡pero no por ello será menos intensa!

El kitesurf es un deporte donde el componente técnico y el conocimiento tanto del material como del entorno tienen una gran importancia. Por eso, antes de poder navegar como un popular “mayor e independiente” debes interiorizar estos conceptos:

Si eres más de kayak, también puedes iniciarte con este artículo

Conoce el material que necesitas

Cuando se es novato en el kitesurf lo ideal es que alquiles todo el material en la escuela, ya tendrás tiempo más adelante de realizar la inversión si realmente se convierte en tu deporte porque un equipo nuevo te puede salir por alrededor de 3.000 €.

Truco para ahorrar:

Si ya tienes claro que el kite es tu deporte y no quieres recurrir a la compra de segunda mano, una buena opción es que en lugar de comprarte el material nuevo del año en curso, optes por comprar las ediciones de años anteriores que suelen vender más rebajadas en las tiendas especializadas.

 Kite o cometa:

Generalmente en el mercado hay 6 tipos de cometas de kitesurf. Elegir entre una y otra dependerá del tu nivel y de la modalidad que se practique, se diferencian por la forma. Los patrones que encontrarás se llaman delta, híbrida, foil, bow, tipo C y sigma. Si eres principiante puedes utilizar cualquiera de estas menos la tipo C, que es demasiado rápida e inestable para un novato. Respecto a las otras, la dificultad la marcará más la longitud de las líneas (los “hilos” que unen la cometa a la barra) que el tipo de cometa en sí. Cuanto más largas sean las líneas, mayor será la potencia que alcanzará la cometa y más difícil será de manejar, para iniciarte se suelen usar líneas de 5 a 10 m, los populares experimentados de entre 20 y 25 y los profesionales de hasta 40 metros.

Barra:

La barra es el “mando” de la cometa, el timón que marcará la dirección de la misma y que te permitirá tanto levantarla, conducirla en el aire como finalmente bajarla. Es un elemento muy importante y si la compras de segunda mano intenta que sea de la misma marca que la cometa para que no haya incompatibilidades. 

Tablas de kitesurf:

Se considera una tabla pequeña las que miden entre 129x39 cm y 134x40 cm, medianas entre 134x40 cm y 142x42 cm y grandes con tamaños superiores a los anteriores. Las tablas de kitesurf se distinguen de las de surf, aparte de por su forma y tamaño (más pequeñas y casi rectangulares), porque traen agarraderas para anclar los pies, y en el caso de las profesionales estas agarraderas pasan a ser unas botas fijas. Para empezar recomendamos que la tabla sea grande, ya que generará mayor estabilidad.

 Arnés:

Se suele empezar con un arnés con asiento, que se aferra también a las piernas, pero los profesionales utilizan arnés que se fijan solo a la cintura, para tus primeras clases es mejor que mantengas el otro tipo de arnés ya que los profesionales suelen resultar incómodos porque se mueven mucho más. El arnés es el punto de unión del cuerpo con la cometa.

 Neopreno:

Si tu idea es entrenar durante todo el año, tendrás que buscar un neopreno con mayor grosor para aguantar aguas más frías, pero no te pienses que si hace calor el neopreno puede ser accesorio, porque además de mantenerte caliente en estas ventosas playas, también ayuda proteger tu cuerpo de los golpes con el agua y los roces con las líneas y además aporta mayor flotabilidad y comodidad durante el entrenamiento.

Origen del kitesurf

Aunque ya en los siglos XI y XII podemos encontrar datos de algunos pescadores de la Polinesia y de China que utilizaban cometas para propulsarse en sus embarcaciones, tenemos que rastrear su origen como deporte en el año 1977 cuando Gijsbertus Adrianus tuvo la idea de juntar una cometa a una tabla de surf, idea que además patentó.

Monta la cometa

Una parte importante de tu primera clase será familiarizarte con el kite y aprender a montarlo. La cometa o kite se guarda desinflada, por lo que lo primero que tenemos que hacer al llegar a la playa es darle aire. Esto tendrás que hacerlo poniendo la cometa de tal forma que genere resistencia al viento y esta no se vuele, en la posición contraria a la que la ubicarías para comenzar a levantarla.

Una vez que la cometa esté “llena” con el aire necesario llega el momento de montar las líneas (los hilos que unirá la cometa con la barra y que permitirán que tome altura). Hay que tener cuidado con ubicarlas de forma que no se líen las unas con las otras, y una vez que empieces a levantar la cometa debes tener especial cuidado con no tocar directamente las líneas porque su tensión podría generar algún corte, ¡aunque parezcan inofensivas, piensa en estos hilos como si de cuchillas se tratase!

Con la cometa montada y con las líneas correctamente puestas queda que unas tu arnés a la barra para quedar así ligado al kite.

No wind, no game, ubica la ventana de viento

La primera lección de todo monitor de kitesurf se titula ventana de viento y describe cómo debes ubicarte en función al viento para levantar la cometa y en qué coordenadas la potencia del viento será mayor o menor.
Para poder levantar la cometa y pilotarla debes colocarte siempre de espaldas a la dirección del viento, esto se representa de forma gráfica dibujando un cuarto de esfera en nuestra zona delantera que representa la dirección del viento (mira la infografía). Por delante de ti, si te has ubicado bien respecto a la ventana de viento, tu cometa o kite podrá volar casi en cualquier punto, pero detrás de ti la cometa perderá potencia y se caerá.

¿Cómo delimito la ventana de viento?

Extiende los brazos poniéndote de espaldas a la dirección del viento, las dos zonas que señalan nuestros brazos serán las de menor potencia, y de ahí hacia arriba (imagina que de un brazo a otro se construye la semiesfera que hemos dibujado y allí fijas los minuteros de un reloj) la potencia va aumentando progresivamente hasta que se alcanza la máxima en lo que se conoce como las 12, justo encima de tu cabeza. Mientras que las 10 y las 11 y las 1 y las 2 serían de potencia media, y las 9 y las 3 (que se ubican en la punta de tus brazos) serían los lugares de potencia más baja que solo debes emplear cuando intentas levantar o bajar el kite.

Conduce la cometa por la arena

Ya hemos quedado que en esta primera clase mojarte no te vas a mojar, ¡pero seguro que te vas a llevar unos cuantos revolcones en la arena!

1 Despega la cometa

Atendiendo a lo que has aprendido sobre la ventana de viento, ahora toca conseguir que el kite gane altura, necesitarás que alguien te ayude. Tu ayudante agarrará la cometa en vertical en uno de los extremos de la ventana de viento.
Fíjate que agarras la barra en la dirección adecuada, la parte de color (en este caso verde pero habitualmente suelen marcar esa mitad con color rojo) de la barra debe quedar en tu mano izquierda, esto garantizará que las líneas estén en la posición adecuada. Debes tirar de la línea principal de la cometa, para ello inclina la barra hacia a ti y cuando notes la tensión adecuada, da el ok a la persona que te agarra la cometa para que la suelte. Desplaza la barra hacia arriba para que la cometa pueda hincharse y pillar altura.

2 Intenta moverte sin que la cometa se caiga

Cuando la barra se encuentre más elevada, menor potencia y tensión estarás imprimiendo sobre la cometa, y cuando más abajo se encuentre, mayor fuerza imprimirá sobre la cometa al estar las líneas en su punto de máxima tensión. Mantenla en la altura adecuada que te permita desplazarte con comodidad sin que el aire te arrastre. Intenta que los movimientos que imprimes en la barra sean suaves, si realizas movimientos muy bruscos de forma lateral probablemente la cometa se acabe cayendo. Piensa en las oscilaciones laterales para mover la cometa de un lado a otro como si pudieras hacerlas con la punta de los dedos, más o menos a esa suavidad nos referimos. Además de introducir más o menos tensión sobre la cometa, los movimientos que harás con la barra serán para mover la cometa a derecha e izquierda.

3 Criterios de seguridad básicos

Ante la duda, suelta la barra

Aunque hoy no vas a entrar al mar, si hace un día de viento potente y quieres evitar acabar revolcado por toda la playa también necesitas conocer las nociones de seguridad. Si notas que ya no controlas la cometa, sino que ella te controla a ti, lo que debes hacer inmediatamente es soltar la barra, de esta forma la cometa perderá altura y caerá automáticamente.

Peligro en el mar

Si una vez que empiezas tus primeras clases en el mar te ves envuelto en una situación complicada y a pesar de haber soltado la barra el viento te sigue arrastrando, existe otra medida de seguridad, soltar completamente el arnés de la barra y la cometa soltando el punto de seguridad de la barra y el de tu arnés, el problema es que una vez que hagas esto ya no podrás recuperar la cometa por lo que lo normal es que esta medida solo la tomes en situaciones de peligro real, no por un mero revolcón en el agua.

Si eres novato, usa casco y chaleco salvavidas

No verás a ningún profesional con ellos puestos, pero si eres amateur lo ideal es que los uses. Mientras que el casco te protegerá de los golpes y del roce de las líneas, el chaleco te dará mayor seguridad, aportando mayor flotabilidad para realizar los ejercicios y en caso de emergencia, facilitando tu salida del apuro al mantenerte a flote.

Agradecemos la colaboración a XS Sport Nutrition y Álex Pastor, quien nos dio la clase para poder realizar este artículo y nos facilitaron todo el material en su escuela de Tarifa. www.alexpastorkiteclub.com

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...