Probamos a fondo: Saucony Endorphin Shift

La Saucony Endorphin quizás carece del glamour que solo parece dar hoy en día una placa de carbono pero he de deciros que estas zapatillas son gran invento y una jugada maestra de Saucony.

Fernando Chacón, gerente de eMotion running Sevilla (www.emotionrunning.com)

Saucony Endorphin Shift
Saucony Endorphin Shift

Como os conté en los premios a las mejores zapatillas de entrenamiento rápido es un modelo que me ha encantado y por eso fue la reina de su categoría. Saucony ha estado muy avispada jugando sus cartas con mucha maestría y colocando un producto diferente pero sobre todo muy eficiente. Se suele decir de toda esta hornada de zapatillas con placa de carbono que es la primera vez que los atletas sienten una mejora real, inmediata y contrastable crono en mano, pues bien, la Endorphin Shift juega a lo mismo siendo bastante más barata, duradera y utilizable por casi todos los corredores. Atentos porque como os adelanto es de las zapatillas más interesantes a día de hoy.


NO TODO ES PLACA

Si te digo que la Endorphin Shift pesa 286 gramos, que no lleva placa de carbono ni ningún compuesto de estos ultrablandos con gran rebote seguramente le pierdas atención. ¡Error! La Endorphin tiene todos los ingredientes que el resto ha dejado un poco, o un mucho según el caso, en segundo plano. Es estable no solo comparada con ese tipo de zapatillas de perfil alto sino que lo es frente a casi cualquier otra zapatilla común de entrenamiento. Si además te digo que no tendrá demasiados problemas para cumplir 600-800 kms pensarás que aunque pueda durar el triple que una zapatilla con placa eso ya lo hacen otro montón de zapatillas. Entonces ¿dónde está la gracia de estas Endorphin Shift? Pues en su geométría de chasis y en un altísimo perfil de 38/34 mm que literalmente roza la ilegalidad.

El nuevo cuño del chasis que Saucony denomina Speedroll es un chasis curvado que permite una transición y despegue muy rápidos haciendo que el cansancio tarde más en llegar y que siempre lleves esa sensación de ir "redondo". El perfil de 38/34 hace que nuestras zancadas ganen longitud al alargar nuestras piernas de manera artificial. Teniendo en cuenta que las zapatillas de entrenamiento tipo a la Saucony Ride suelen tener perfiles que rozan los 30 mm, de entrada nuestra zancada le ganará casi un centímetro sin ningún esfuerzo. Os puede parecer una nimiedad pero tened en cuenta que si un atleta da una media de 170 zancadas por minuto estamos hablando que esos 6 mm más de perfil de la Shift con respecto a la Ride van a suponer que en una hora de carrera el atleta que calce las Shift avanzará 61 metros más. Esto es algo que yo mismo he comprobado por mediciones, en efecto la medición de zancada es más amplia, y por supuesto crono en mano. A ritmos medios no es difícil darse cuenta de que, aparte de ir con buenas sensaciones, los kilómetros pasan 2-3 segundos por debajo de lo que esperas por el nivel de esfuerzo que llevas (lo que tiene llevar miles de ellos encima)

Echándole un ojo a cómo está hecha la Saucony Endorphin Shift confirmamos que a pesar de no ser un portento tecnológico, no estrena nada que no hayamos visto, sí lo es en cuanto a fabricación.

SUELA 

Como siempre en Saucony bien trabajada y con elementos de calidad. Toda la parte central va al descubierto con lo que aunque suave está expuesta al desgaste. Para evitar que en dos días te quedes sin suela Saucony ha recubierto el borde con rubber e incluso una pequeña porción del mediopie.

Así se ve la suela de las Saucony Endorphin Shift
Así se ve la suela de las Saucony Endorphin Shift

En la cara interna del medio pie también han sido considerados y eso ayuda mucho a la estabilidad. El resultado es bueno aunque es mojado como muchas otras no tracciona tanto como uno querría.

MEDIASUELA 

Saucony no le mete a este modelo un compuesto superblando sino que tira de su ya conocido PWRRUN al que incluso le da una dureza mayor a la que estamos acostumbrados. La Endorphin Shift no solo es alta sino bastante ancha de base lo que de nuevo suma puntos para la estabilidad y a pesar de sus 286 gramos es bastante amortiguada con lo que podrá cubrirte no solo entrenos rápidos y cortitos sino incluso tiradas largas.

La mediasuela de las Saucony Endorphin Shift proporciona una alta amortiguación
La mediasuela de las Saucony Endorphin Shift proporciona una alta amortiguación

A destacar también que la durabilidad de este material es similar al de cualquier zapatilla de entrenamiento y eso es algo que ninguna del mercado hace.

UPPER

Como todo en esta zapatilla está realmente conseguido y trabajado. Hay que empezar diciendo que parte de una horma muy bien afinada, casi sin ajsutarlas ya quedan bien. Está hecho en un mesh bicapa sencillo y al que no le hacen falta muchos refuerzos para cumplir bastante bien. No es un derroche de ajuste, de hecho al ser una zapatilla realtivamente ancha gozamos de cierta movilidad pero nada que moleste sino todo lo contrario.

El upper de las Saucony Endorphin Shift está realmente conseguido
El upper de las Saucony Endorphin Shift está realmente conseguido

Donde sí han querido dejar las cosas atadas, y eso es algo que adoro de Saucony, es en el talón. Pieza visible y generosa en el contrafuerte para armar un collar que no deja titubear el calcaneo ni medio milímetro. Por si fuera poco y en un guiño al triatlón incorporan una tira para ponértelas más rápido. Desde luego a mi se me antojan como una zapatilla ideal para triatlón de larga distancia.
 

EN MARCHA

Como os he ido contando la Saucony Endorphin Shift es de esas zapatillas que si no te asustan o repelen los perfiles altos te van a conquistar en los tres primeros pasos. Ya en la tienda te sientes con ganas de correr y la forma misma de la zapatilla invita a arrancarse. Desde luego que dan ganas de salir disparado pero vayamos por partes. Toca calentar y es aquí cuando te das cuenta de que cualidades como zapatilla para simplemente rodar no le faltan, es más, va hasta sobrada. Tiene una buena amortiguación que sin problemas puede dar servicio a corredores de hasta 75 kilos y en cuanto a estabilidad seguramente estemos hablando de una de las reinas del mercado. Os preguntaréis entonces si sustituirán a las Saucony Ride y la respuesta es no. Aunque es una zapatilla con grandes capacidades para rodar como veremos ahora también es una zapatilla que pide guerra constantemente y para quienes quieran ir lento esa constante invitación pueda resultar hasta molesta.

En efecto al poco de sacarlas ya estás deseando aceptar la invitación y empezar a moverte a ritmos más simpáticos. Comienzas a mover las piernas y la fluidez que transmiten es impresionante. Todo fluye fácil y el reloj va más rápido de lo que tu esfuerzo te indica. A ritmos ya medios y altos encuentra su mejor versión pues los tiempos van cuadrando y tu sensación de esfuerzo es menor, se podría decir que te da la sensación de tener siempre una bala en la recamara.

Puestos a exigirlas nos metemos en la pista y de nuevo esa sensación extraña de quedarte con algo dentro. Comenzamos a notar que su perfil tan alto es un inconveniente a la hora de transmitir fuerza al suelo de manera rotunda pero aun así tampoco el crono penaliza mucho. Está claro que aunque te puedes mover realmente rápido con ellas su mejor versión vendrá en entrenos algo más extensivos y de intensidad alta tipo fartleks, cambios de ritmo, rodajes a ritmo controlados etc.

En definitiva la Saucony Endorphin Shift es una gran incorporación al mercado pues aporta algunas de las ganancias y tecnologías de las zapatillas más veloces y avanzadas del momento pero sin olvidar todo lo que nos aportan las tradicionales. Es una buena mezcla que dan servicio a los corredores que gustan de entrenar a ritmos siempre alegres, como mixtas y zapatillas de competición en larga distancia e incluso para los más pesados como zapatilla de competición debido a su excelente estabilidad y amortiguación.

OK:
- Versatilidad
- Son muy estables y amortiguadas
- Gracias a sus soluciones técnicas transmiten al corredor una soltura de piernas indescriptible.
- No es barata pero al lado de sus rivales como mínimo cuesta 30 € menos.

K.O:
- Aunque tienen un contrafuerte de talón muy generoso y rígido hay que tener cuidado en zonas inestables por su alto perfil.
- El peso no está mal pero algún gramo de menos la haría aún mejor.

150 €
Peso: 286 gramos.

https://saucony.es