¿Realmente sabemos lo que es ser pronador?

Queridos lectores me presento en este espacio y ante todo os agradezco el estoico ejercicio de leerme. Por mi parte para satisfaceros y fiel a mi estilo intentaré ser lo más didáctico y directo posible para que sencillamente aprendáis, evitemos errores y con ello consigamos realizar una práctica deportiva saludable, satisfactoria y os convirtáis en un consumidores informados. A nivel atlético no soy ninguna figura de élite, soy como tú un atleta popular que entrena cuando las obligaciones le dejan un par de horas al día. Regento una tienda especializada en running (Emotion Running) en mi ciudad, Sevilla, y llevo más de doce años pegándole a esto de la zapatilla y otros pocos escribiendo sobre zapatillas y material en general. Si alguna vez ofendo o resulto peliagudo no es mi intención pero como soy maestro de vocación y estudio me gusta poner en práctica el aprendizaje significativo y sin para ello tengo que ser ácido lo seré. Todo por la causa.
Fernando Chacón Mesa -
¿Realmente sabemos lo que es ser pronador?
¿Realmente sabemos lo que es ser pronador?

Queridos lectores me presento en este espacio y ante todo os agradezco el estoico ejercicio de leerme. Por mi parte para satisfaceros y fiel a mi estilo intentaré ser lo más didáctico y directo posible para que sencillamente aprendáis, evitemos errores y con ello consigamos realizar una práctica deportiva saludable, satisfactoria y os convirtáis en un consumidores informados. A nivel atlético no soy ninguna figura de élite, soy como tú un atleta popular que entrena cuando las obligaciones le dejan un par de horas al día. Regento una tienda especializada en running (Emotion Running) en mi ciudad, Sevilla, y llevo más de doce años pegándole a esto de la zapatilla y otros pocos escribiendo sobre zapatillas y material en general. Si alguna vez ofendo o resulto peliagudo no es mi intención pero como soy maestro de vocación y estudio me gusta poner en práctica el aprendizaje significativo y sin para ello tengo que ser ácido lo seré. Todo por la causa.

Sin más preámbulo y siguiendo las órdenes del “boss” vamos a comenzar esta andadura hablando de un tema que puede resultar repetitivo pero que nunca viene mal refrescar y sobre todo hacerlo de una manera concisa. Hablamos de la pronación, de la cual por desgracia puedo hablar largo y tendido porque la padezco en grado extremo. Vamos punto por punto aclarando dudas.

¿Qué es?

La pronación es la rotación del pie del pie desde la fase de recepción hasta la de despegue tomando como referencia la tibia a modo de eje. Dicho así de una manera académica es cierta esa afirmación que dice “todo el mundo prona” pero la mayoría de veces y por aquello de la economía del lenguaje nos referimos a sobrepronación que no es ni más ni menos que cuando esa rotación sobrepasa el eje de la tibia hacia la cara interna.

¿Es mala o influye en algo?

Para empezar he de decirte que si yo estoy vivo es que nadie se ha muerto por pronar aunque bien es verdad que si lo haces has de tomar medidas. La razón por la que debes actuar para evitarla es que la pronación aumenta el riesgo de lesiones en un porcentaje bastante significativo y nos resta eficiencia en la carrera lo que se traduce en mayor gasto y menor rendimiento.

¿Cómo detectarla?

La respuesta políticamente correcta sería “ve a un/a podólogo/a y te haces un estudio de la pisada” pero sé que menos esto harás antes brujería, magia negra y toda clase de artimañas. A continuación te voy a dar unas cuantas pistas para que al menos sepas si la sufres o no:

1/ Lesiones y/o sobrecargas repetidas en tibial anterior, sóleos y gemelos. Casi que en ese orden estos tres músculos son los que mayormente padecen si existe pronación excesiva. También te puede poner sobre la pista si tu tibial está siempre tenso o padeces la llamada “pata de ganso”. Son todas lesiones que si bien no resultan totalmente vinculantes sí que tienen su origen muy ligado al exceso de pronación.
2/ Deformación del calzado. Ojo he dicho deformación y no desgaste. Muchos corredores optan por mirar el desgaste que tiene la suela de sus zapatillas y es un error hacerlo porque los compuestos de goma son de distinta dureza con lo que ya vienen preparados para sufrir mayor o menor desgaste según la zona. Lo ideal es colocar la zapatilla sobre una superficie plana y apreciar sobre si esta se vence hacia dentro sobre un hipotético eje vertical situado en el talón.
3/ Tus fotos corriendo. Seguro que tiene más de un recuerdo de tus carreras a modo de foto y puedes aprovecharla para conocer si tu pisada es pronadora o neutra. Fijate en el hipotético eje que forman tu tibia y tu pie. Si como vimos en la definición tu pie se inclina hacia su cara interna sobrepasando ese eje pronas. Ojito porque no vale cualquier foto, no vale posar a lo Kenenisa Bekele y disimular que ibas tieso como un muñequito de mármol. Lo suyo es al natural, una foto en la que estés cansado. PD: Aparte de la pronación descubrirás que corres más feo de lo que creías.
No obstante insisto y recalco que la única prueba fiable y segura es acudir a un podólogo deportivo.

¿Y en una tienda o similar?

Aunque como he dicho soy dueño de una tienda especializada y me considero bien preparado para detectar ciertas anomalías biomecánicas lo cierto y verdad es que no soy podólogo ergo mi diagnóstico siempre será orientativo y por supuesto no puedo cobrarte por algo para lo que no estoy preparado oficialmente. Cualquier otra práctica se llama intrusismo laboral aunque ya sabéis donde vivimos y lo que pasa a los que incumplen la ley…

¿Plantilla o zapatilla?

Pregunta habitual y que tiene múltiples respuestas. A priori una plantilla ortopédica juega con la ventaja de ser personalizada a tu pie pero también inconvenientes. Precisamente por esto mismo resultan muy molestas en algunos tipos de pies poco dados a los cambios (sobre todo pies rígidos). Añádanse como desventajas el mayor desembolso inicial y la no posible adaptación al calzado. A su favor juega con la posibilidad de poder corregir de manera individualizada, de poder corregir más de una deficiencia y la posibilidad de realizarle reajustes. Las zapatillas con control de pronación ofrecen una adaptación por lo general más rápida, son más baratas que tener que comprarse unas zapatillas nuevas+plantillas y lógicamente no tienen el riesgo de que plantilla y zapatilla no se lleven bien. Por el contrario ofrecen una corrección estandarizada que puede dejar el problema a medio resolver al no ofrecer el apoyo correcto en cada zona o solo hacerlo ante un problema.
Como intuyo que el párrafo anterior poco os ha dejado claro os pondré un par de ejemplos:
1- Corredor con distinta pronación en un pie y otro, con arco alto y que además tiene una pierna más larga que otra. Sin duda le merece la pena las plantillas.
2- Corredor con una pronación idéntica o muy similar en ambos pies que no presenta otras alteraciones biomecánicas: Zapatilla correctora.

¿Cosa de hombres o de mujeres?

Lo siento chicas pero os ha tocado. Aunque la pronación no entiende de sexos ciertas hormonas femeninas hacen que los ligamentos de las chicas sean más laxos que los masculinos provocando mayor porcentaje de chicas pronadoras.

¿Se cura?

Lo primero decirte que aunque parezca una plaga bíblica no es ninguna enfermedad por o que no tiene cura. Ahora bien, se puede aminorar. Si trabajas la técnica de carrera y la fuerza podrás adelantar tus apoyos y con ello, al disminuir el tiempo de contacto con el suelo y la influencia de la articulación del tobillo, se reducirá la pronación. Es una trabajo laborioso, muy a largo plazo que puede tener resultados dispares pero que nunca está de más pues ya de por sí constituyen un ingrediente fundamental de tu entrenamiento.

Por Fernando Chacón Mesa
Gerente de Emotion Running Sevilla.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...