La prueba más completa de las zapatillas de correr Mizuno Wave Rider 20

Una zapatilla fantástica para corredores con pisada neutra y peso inferior a 80 kgs que busquen una zapatilla muy estable, duradera, fiable, de tacto medio y firme y que gusten de cierto tacto a zapatilla rápida aunque manteniendo unas buenas cotas de protección.
Fernando Chacón -
La prueba más completa de las zapatillas de correr Mizuno Wave Rider 20
La prueba más completa de las zapatillas de correr Mizuno Wave Rider 20

 

Pocas zapatillas en el mercado llegan a la veintena de ediciones y una de ellas es la que nos ocupa, la Mizuno Wave Rider 20. Llega con ánimo de renovarse y es que no le queda otra pues parece que hasta en casa le han tomado la delantera. Mizuno ha esperado descaradamente a esta vigésima edición para echar el resto pues ya otros modelos como la Ultima habían estrenado tecnologías que le negaban a la Rider. Vamos a pensar que han querido esperar a ver que las tecnologías funcionaban pero aun así, un poco tarde para algunas cosas, aunque ya se sabe, mejor tarde que nunca.

POR ACLAMACIÓN POPULAR

Sí, han tardado pero por fin Mizuno parece haber escuchado el mensaje de los corredores de medio mundo. Éramos muchos los que hace tiempo descubrimos que para correr rápido no hace falta llevar una tabla debajo del pie y la Rider, sin llegar al extremo, no era una zapatilla noble. Ahora por fin Mizuno ha puesto los ingredientes para hacer la Rider más suave pero no solo eso sino que para compensar se han tomado en serio lo de la respuesta.

REJUVENECIENDO

Hace años se comenzaron a escuchar voces que daban por muertas varias tecnologías insignia de la marca. Con la vigésima edición de su zapatilla más emblemática Mizuno parece quiere dar larga vida a lo que ya conocemos. Con ese objetivo Mizuno le ha dado una vuelta de tuerca más al Wave y crea el Cloud Wave que la dota de mayor rebote y respuesta. Lógicamente, y ya era hora, por fin se incorpora el E4CIX a la media suela y el resultado era el esperado visto lo visto: excelente. Si en algo no le hacía falta renovarse era en el upper pero aun así han querido hacerlo para ir a por nota.

RIDER ES RIDER
Podrá haber cambios sustanciales, vale, pero desde luego la Rider sigue siendo diferente a su hermana la Ultima y a sus competidoras. Tiene esa chispa, ese carácter marca de la casa y ese tacto que tantos han adorado durante años. Ocurre que ahora quiere abrir las puertas a algunos más pero tenedlo claro, la Rider siempre será la Rider. Para seguir siendo tal como ha sido durante veinte años así es como está hecha la Rider:

Suela: Un dibujo liso, decididamente con sabor asfaltero, pero que como siempre se mueve como pez en el agua en tierra. Sigue teniendo todos esos argumentos que le han valido durante tantos su buena fama. Sin embargo había una tarea pendiente, el tacto. Eran duras y un tanto ruidosas en contacto con el suelo cosa que queda resuelta con un compuesto más blando en la zona delantera. La ecuación durabilidad-agarre-tacto ahora cuadra mucho mejor.

Media Suela: Protagonismo, por cantidad, para el E4IC (de color blanco) que domina toda la media suela a excepción de una cuña en el talón donde se encuentra coloreado el E4ICX. Es quien aporta un tacto mucho más suave que en las versiones anteriores y es también quien, en forma de doble plantilla, lima las asperezas con nuestro pie. Entre medios de ambos como siempre la placa Wave y adquiere una nueva forma cóncava para dotar a la Rider de mayor respuesta.

 

Upper: La Rider parece unirse a la moda del “engineered mesh” que a día de hoy parece el rey del mambo. Es un upper de tres capas, algo también muy extendido, en el que la primera es totalmente lisa a fin de no ofrecer ningún punto de fricción con el pie. Los dos restantes es un mesh que va cambiando de densidad según convenga para dar sujeción y/o ventilación. El resultado es lo que avala esta tecnología.


RIDERANDO
Lo mismo sus más fieles la noten algo rara y hasta no les guste pero yo desde luego la prefiero así y me da que no soy el único. Solo el hecho de correr sin que parezca que llevas herraduras metálicas y en relativo silencio para mí es un alivio. Ciertamente por ese plus de comodidad ahora invita a un rodar más pausado que puede llevar a pensar que la zapatilla ha perdido respuesta. Es una sensación que yo mismo he tenido hasta que he decidido apretar de verdad y es cuando la Rider sigue demostrando buenas maneras marca de la casa. Por asfalto a decir verdad a pesar de ese aumento de la comodidad sigue estando por detrás de sus competidoras en cuanto a tacto pero en tierra se disfruta mucho de su agarre y estabilidad.

La amortiguación tiene un tacto medio-firme, reactivo y en cantidad justa y necesaria. Se notan muy pegadas al suelo, bien aisladas eso sí, a pesar de un perfil de 30-18 que es por ejemplo lo que gasta unas Triumph. Ya podéis imaginar que estabilidad es la que transmiten para que con ese perfil no la notes zozobrar nunca.

En definitiva recomendaría la Mizuno Wave Rider 20 para atletas de pisada neutra y peso inferior a 80 kgs que busquen una zapatilla muy estable, duradera, fiable, de tacto medio y firme y que gusten de cierto tacto a zapatilla rápida aunque manteniendo unas buenas cotas de protección.

OK:
- Salto tecnológico con respecto a sus antecesoras.
- Durabilidad muy alta.
- Acabados por encima de la media.

K.O:
- Precio superior a la media de su sector
- Tacto aun un poco firme
- Se tarda en encontrarle la respuesta.

145 €

Peso: 295 gramos.

 

 

 

Por Fernando Chacón, gerente de Emotion Running Sevilla www.emotionrunning.com

 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...