PROBAMOS LAS ADIDAS SUPERNOVA GLIDE 9

Una de las zapatillas para corredores más importantes de adidas ha sufrido un cambio profundo. Aquí podéis leer nuestra opinión sobre esta nueva versión de las Supernova
Fernando Chacón -
PROBAMOS LAS ADIDAS SUPERNOVA GLIDE 9
PROBAMOS LAS ADIDAS SUPERNOVA GLIDE 9

Aunque siendo estrictos con la terminología su nombre completo sería Adidas Supernova Glide Boost 9 lo cierto y verdad es que reduciéndolo también nos entendemos porque la Glide es una de esas zapatillas a las que le sobran presentaciones. Ha sido a buen seguro el mejor modelo de entrenamiento de la marca germana y toda una superventas. Cambiarlas era a partes por igual un riesgo y una necesidad. Riesgo porque era una de las zapatillas más valoradas por los usuarios y porque no se atisba mucha más capacidad de la marca para mejorarla. Necesidad porque aunque muy buena llevaban ya muchas campañas siendo prácticamente iguales y estaba en un callejón sin salida. La nueva Supernova Glide ha apostado por un cambio profundo. Veamos en qué consiste.


MÁS BOOST, MÁS ENERGY
Aunque en la anterior Glide era quizás donde menos se notaba una de las críticas más repetida era la conjunción de Boost con simple EVA en la media suela. Era como hacer un bocadillo de jamón de pata negra con pan de molde. Ahora Adidas ha optado por minimizar el uso de EVA y solo el reborde externo hace las veces de soporte. Nuestro pie ahora solo pisa Boost. El problema como sabrán es que es un material muy blando y ello conlleva inestabilidad. Para poner solución Adidas está jugando desde hace meses con las densidades del Boost de tal manera que consigue encontrar ese punto de equilibrio entre estabilidad y tacto.


MÁS RODADORA, MENOS RESPONDONA

Seguramente muchos echemos de menos la respuesta de las anteriores Glide pero ciertamente este aburguesamiento de la nueva edición responde a una lógica: Por arriba no tienen nada y por abajo la Boston está muy consolidada. Esta transformación no solo se fundamente en la media suela sino en todos sus elementos. De arriba abajo así es la nueva Glide:

Upper: No es que tenga pocos refuerzos o los tenga termosellados, es que directamente no los tiene. Una pieza semiflexible en la puntera le da la forma y toda la labor de sujeción queda encomendada a dos piezas de plástico ubicadas en el medio pie con las típicas tres bandas. En el talón el contrafuerte está dividido en dos piezas que dejan libre el espacio central para el tendón de aquiles.

Media suela: Tan solo la terminación de la puntera y un reborde que llega hasta el comienzo del talón es lo que queda de EVA. El resto del protagonismo se lo lleva el Boost. Parece tener un perfil muy alto y parece aparatosa incluso pero se conforma con un 26-16.

Suela: Derivada del concepto que estrenara la Ultra Boost en su día nos encontramos una suela de tacos redondos y planos distribuidos mediante un avanzado programa informático.



EN MARCHA CON LAS GLIDE

Desde luego la Glide no es la zapatilla que, aun entrando bien en tienda, te vaya a dar las mejores sensaciones al estrenarlas. La razón es que sus cordones vienen colocados para quedar muy bonitos (de arriba abajo del ojal) pero también para hacer que la zapatilla apriete muchísimo. Si no le cambias la disposición probablemente te tatúes las tres líneas en el arco. Una vez solucionado el asunto ya es otra cosa. A pesar de la total ausencia de refuerzos el pie no se mueve y hay una sensación de libertad bastante perceptible. Hay rebote desde el primer paso, cosas del Boost, pero se echa de menos esa rigidez que daba la EVA y el Torsion dispuesto a modo de raíles. Como contraprestación también es justo decir que la nueva versión es más flexible y tiene un tacto más blando. Lo realmente interesante para mi desde luego es la evolución del Boost que no transmite esa sensación de ser excesivamente blando y fatigar el pie como lo hacían las primitivas Energy o Ultra Boost.

¿Mejor o peor? Seguramente la Glide no alcance un consenso claro porque es una zapatilla muy distinta a su antecesora. Adidas ha buscado una zapatilla más dócil acorde al gran público. La recomendaría para atletas neutros con peso hasta 80 kilos que busquen una zapatilla con una amortiguación generosa, que rebota y se percibe fácilmente siendo la comodidad y una estabilidad bastante decente sus otros argumentos de peso.

Pvp: 139.95 €

Peso: 303 gramos

Por Fernando Chacón. Gerente de Emotion Running Sevilla (www.emotionrunning.com)

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...