PROBAMOS A FONDO: NEW BALANCE FRESH FOAM VONGO

 
Francisco Jesús Chico -
PROBAMOS A FONDO: NEW BALANCE FRESH FOAM VONGO
PROBAMOS A FONDO: NEW BALANCE FRESH FOAM VONGO

 

 He de asumir que tras más de diez años analizando zapatillas y mal acostumbrado a que mi bola de cristal funcionara con bastante precisión la New Balance Fresh Foam Vongo me ha destrozado todos los principios habidos y por haber. Para más inri ha sido en mi terreno, las zapatillas de control de pronación, esas que como hiperpronador domino a las mil maravillas. En mi haber tenía a las pretéritas Adistar Adistar Control 5 como la obra culmen de lo que es y deber un trabajo de estabilización. Hasta hoy aquellas Adidas han sido las únicas zapatillas que he utilizado sin plantillas y nada se le había parecido. Ni zapatillas con un control de estabilidad tan alto como la New Balance 1260 habían podido soportar el envite de mis pies. Por aquello de hacer un referente tenía claro que una zapatilla con un control de pronación efectivo tenía que tener un dropp alto, mínimo 10 y si son 12 mejor, y que aunque la moda sea corregir por geometría en vez de mediante piezas rígidas si existía ésta mejor.



 

Hasta hoy en efecto las zapatillas que se habían acercado más a aquellas Adidas en efecto seguían sus pasos. En estas que me llegan las New Balance Fresh Foam Vongo que para colmo New Balance las anuncia como una zapatilla con leve control, les meto mis plantillas de Yeti de las nieves y cuál es mi sorpresa que ¡mi pie supina!. Pensé que en un par de rodajes se hundiría y que bueno, está bien saber qué es eso de no hundir los pies para dentro. Pasan los días y los rodajes y hasta tengo que sacarle las plantillas ortopédicas, increíble, y no solo que aguantan sino que ni rastro de deformación. Por mi encantado pero mi orgullo se retuerce cuando compruebo que llevan dropp 4, que no llevan nada de pieza rígida correctora y que solo con la geometría me están poniendo los pies más rectos que cualquier otra. Felicito al ingeniero de New Balance, me has vuelto a ganar.

RE-FRESH FOAM

Miento sí digo que el principal protagonista de la Vongo es otro al Fresh Foam pero le he puesto de “Re” delante porque de nuevo New Balance le ha dado una vuelta de tuerca inesperada a su material estrella para si cabe aumentar sus prestaciones. Hasta ahora lo habíamos visto solo en modelos de pisada neutra y cada vez nos gustaba más pero al igual que con otros el verdadero potencial se ve cuando toca hacer zapatillas de estabilidad. Para el caso New Balance ha seguido el mismo esquema de celdas cóncavas para dar mayor énfasis a la amortiguación o convexas a la estabilidad pero ahora añade a estas últimas un refuerzo en forma de malla del mismo material en forma de triángulos que le dan mayor consistencia. Destaca también como los tamaños que utiliza para las celdas se salen un poco de lo hasta ahora visto ya que son bastante más grandes y alargadas. Resulta increíble como solamente jugando de esa manera con las formas el resultado pueda dictar tanto de cualquier otra New Balance con Fresh Foam que hayamos visto.

 

Y HAY MÁS

En New Balance no son mucho de dejar las cosas a medio a hacer y para acompañar a esta brutal media suela se han trabajado un upper y una suela que no le van a la zaga. Quizás aquí no haya tanto margen para sorprender pero desde luego sí podemos hablar de otro pasito más de lo hasta ahora visto y eso no es poco. SUELA: Siguen aquí los juegos geométricos y el resultado como más arriba es eficaz. Claramente destaca el gran surco que recorre la zapatilla desde el talón hasta bien entrado el medio pie. Es profundo y ancho y hace las veces de guía de la pisada. Desde luego que no se podrá poner en duda su eficacia. Hay que tener el ojo fino para percatarse por ejemplo que al igual que en la media suela los hexágonos de la suela en la zona interna van unidos hasta la zona del metatarso siendo éste otro recurso contra la pronación. En el resto de la suela como en otras de la familia Fresh Foam el tamaño de los hexágonos marca si lo que se ha buscado es mejor tracción, transición , tacto, etc. Tras bastantes kilómetros no hay señas de fatiga. Upper: A día de hoy decir que no tiene costuras, que resulta cómodo y ligero es casi una obviedad. Aquí lo que verdaderamente me deja sorprendido es que a pesar de tener un chasis generoso la zapatilla se ciñe al pie a la perfección y sobre todo, y en esto es algo en lo que supera por mucho a las 1080, es que lo hace sin que padezcamos ningún pico de presión. Desde atrás la sujeción es firme con un contrafuerte que enlaza con una pieza en la zona del arco que sujeta fuerte pero que en ningún caso molestia y agobia porque tiene en la zona delantera el trabajo bien resuelto por unos refuerzos tan escuetos como efectivos. Los pies anchos entran sin problemas, los estrechos encuentran ajustes y todo e buen trabajo de la media suela en cuanto a estabilidad está rematado por este upper espectacular que además vela por nuestra seguridad con bandas reflectantes delante y detrás.

vongo2

 

 

EN MARCHA

Como ya advertí en la introducción la Vongo no necesita ni un solo kilometro para demostrar que hoy por hoy ninguna otra zapatilla le gana en estabilidad, es imposible pronar con ellas. Comodidad y amortiguación a raudales son las otras virtudes que antes de comenzar a rodar notaremos. De arrancada sorprende que su dropp de cuatro milímetros apenas se deje notar. Puedes talonear sin problemas y no tienes esa sensación de tirantez que antes incluso con alguna de ocho teníamos. En este sentido se nota que el chasis va más a allá de lo que hasta ahora hemos visto. Si bien para mal no se nota sí que lo hace para bien porque muy pronto comienzas a notar que aunque vayas bien a un ritmo pausado la gran eficiencia que te da la estabilidad y el dropp te permite alcanzar ritmos más alegres sin esfuerzo extra. Estamos encima de una zapatilla con una amortiguación descomunal pero aun así hay ganas de apretar. Cuando los ritmos ya se ponen exigentes la eficiencia y el rebote del Fresh Foam juegan a favor pero ya en las curvas se nota su perfil elevado. Seguramente podrías meterle kilómetros a un ritmo alto pero desde luego su óptimo es el medio-alto. En cuanto a terrenos se defiende bien en todos pero la amortiguación, de tacto suave y mullido, se luce más en asfalto y superficies duras. Parte del éxito de esta polivalencia la tiene la suela que si bien sobre superficies mojadas no es portentosa tampoco pierde la tracción con facilidad. En definitiva puedo decir que las nuevas New Balance Fresh Foam Vongo viene a liderar el sector de las pronadoras tope de gama aportando soluciones nuevas que además le permiten dar servicio a corredores algo más neutros y por el otro extremo a pronadores muy severos. Debido a su bajo peso y suavidad de amortiguación puede ser útil a corredores con un alto rango de peso que yo situaría por debajo de los noventa. Completan sus innumerables argumentos un precio por debajo del de su competencia.

 

PVP: 150 €

PESO: 300 gramos Sus rivales: Asics Kayano 22, Brooks Transced 3, Mizuno Paradox 3, Saucony Hurricane ISO 2.

 

Por Fernando Chacón Gerente de Emotion Running Sevilla.http://emotionrunning.com/

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...