Las adidas Ultraboost probamos a fondo

duda la prueba más esperada por muchos, entre ellos yo, por la gran expectación que levantó Adidas en su presentación por todo lo alto en Nueva York y con su rotunda afirmación de “la mejor zapatilla del mundo”. Para añadir leña al fuego mi par llegaba más tarde de lo previsto y aumentaba la expectación. Ahora sí les he metido los kilómetros para contaros que tal van y si verdaderamente como dice Adidas son las mejores zapatillas del mundo, vaya por delante que soy alérgico al cliché.
admin_mpib -
Las adidas Ultraboost probamos a fondo
Las adidas Ultraboost probamos a fondo

duda la prueba más esperada por muchos, entre ellos yo, por la gran expectación que levantó Adidas en su presentación por todo lo alto en Nueva York y con su rotunda afirmación de “la mejor zapatilla del mundo”. Para añadir leña al fuego mi par llegaba más tarde de lo previsto y aumentaba la expectación. Ahora sí les he metido los kilómetros para contaros que tal van y si verdaderamente como dice Adidas son las mejores zapatillas del mundo, vaya por delante que soy alérgico al cliché.



DESDE LUEGO…
Que si vemos qué y cómo está hecha la Ultra Boost no sé si la mejor pero desde luego peculiar es porque no hay nada parecido en el mercado o quizás solo piezas de otras zapatillas se le parezcan. Desde el upper hasta la suela todo es particular y la misma manera en que cada pieza se engrana hace que resulte difícil hasta encuadrarla en una categoría. Tiene apariencia de mixta, amortigua como una de entrenamientos y tampoco resulta fácil delimitar un peso ideal de usuario. No será la mejor pero por lo pronto rompe los esquemas y seguramente abra paso a nuevas formas de hacer las cosas.

ultraok

VAYAMOS POR PARTES
Comenzando por la suela observamos que se presenta en forma de red con unas protuberancias, no es suela Continental vista en muchos modelos de gama alta de la marca, y a primera vista podemos pensar que las prestaciones se pueden ver comprometidas. Nada más lejos pues el diseño no es casualidad o que Adidas haya querido hacer algo raro por destacar. El diseño es el óptimo según un estudio con aparato de alta precisión que estudia las presiones. Se busca la ligereza como no pero sobre todo optimizar las prestaciones. Desde luego como toda la zapatilla diferente es y después veremos en marcha si también consigue sus objetivos.
En cuanto a la media suela el protagonista no es novedad ya que aunque no tenga una larga vida ya por todos es conocido el Boost, esa tecnología a base de miles de microcapsulas de TPU tratadas y unidas entre si que ofrecen una amortiguación líder en cuanto a devolución de energía, con unos parámetros de durabilidad muy altos, muy capaz ante los desgarros y lógicamente con capacidad de absorber impactos. Aquí la novedad es que por primera vez no tiene como comparsa a ningún otro material y así el 100% de la suela (exceptuando la pieza rígida del arco) es de Boost. Parece que es algo que Adidas ya podía haber hecho antes, incluso el primer día, pero recordemos que debido a su tacto excesivamente blando nunca ha sido a así y ha llevado EVA como compañía para estabilizarlo. La clave para poder prescindir de cualquier material es como está dispuesto el Boost que por decirlo de alguna manera va en dos planchar en forma de isósceles que se encuentran por su lado más extenso en el centro. Dentro de la media suela y apenas visible la pieza rígida que Adidas llama Torssion actúa de eje conductor y es quien pone la estructura, la estabilidad y el rebote.

ultaok2

 

En el upper sigue el derroche de creatividad pues aunque se pueda parecer al upper de una Energy el material no es el mismo y el procedimiento para lograrlo tampoco. Como el Techfit o ESM es también elástico y como ya pudimos ver en algunos modelos de la isma marca o Nike está “tejido” de una sola pieza y no es que lleve refuerzos sintéticos o termosellados es que no lleva y se basta con la propia elasticidad del tejido para dar soporte al pie. Este calcetín que forma el tejido cuenta además con dos estructuras plásticas que hacen de exoesqueleto. En el medio pie Adidas aprovecha su logo para en una pieza ligeramente flexible colocar los ojales de los cordones y sujetar el medio pie. En el talón vemos una de las cosas que más llaman la atención: Un contrafuerte dividido en dos piezas y un collar que pueda recordar a las alpargatas de Aladino. De nuevo Adidas busca sorprender y con esta terminación no hay duda que lo consigue. Aparte de eso queda clara la intención de buscar un collar que sujete mucho pero no resulte para nada molesto o irritante.

PERO SOBRE TODO CORREMOS CON ELLA
He intentado ser parco en palabras a la hora de describirla porque ya veis que da para rato en cuanto a innovaciones tecnológicas pero ante zapatillas así lo mejor es machacarlas a kilómetros y ver cómo van de verdad. Lo primero que tengo que decir es que la parte que más preocupaba, el upper, me sorprendió para bien pues a pesar de ser tan elástico a mi me sujeta con la firmeza que lo puede hacer puede hacer uno normal pero con la salvedad que este lógicamente se adaptada mejor a la forma de mi pie y es tremendamente más suave. El punto negativo es que tanto ajuste con 30ºC da un poco de calor. El collar, otra de esas zonas que con mi heroica pronación y tobillo de mosquito pongo a prueba, salva la prueba con relativa nota. Desde luego es muy cómodo y el ajuste es lo suficientemente ceñido como para dar un bocado de cierta contundencia a mi articulación si bien lo encuentro un poco bajo para quienes llevamos plantillas de cierto volumen. Por lo demás todo rozando un altísimo nivel porque incluso con los cuatro ojales se basta para ajustar de sobra y quizás solo unos cordones más mullidos podrían mejorar el resultado.

Todo esto ocurre cuando te las calzas, en rodaje ya lo primero en lo que uno se fija es en la amortiguación, blanda pero mucho más estable de lo que cabría esperar. Volvemos a comprobar de lo que es capaz el Boost bajo nuestros pies y no es poco porque filtra muchísimo y hasta 75 kg no creo que nadie pueda tener pegas para entrenar con ellas a diario. En cuanto al rebote poco hay que contar si bien me gusta puntualizar siempre que en el mercado hay sistemas que permiten mayor rebote siempre y cuando tengamos un pie eficiente y el Boost es algo así como la democratización del rebote. Así pues es una zapatilla con la que fácilmente se alcanzan velocidades de crucero alegres y que favorece más al atleta que tiene una pisada poco eficiente que al que al típico pistero que se verá mermado a altas velocidades por la excesiva amortiguación de tacto blando.
La suela, otro punto caliente en este modelo, aparte de sorprendente es efectiva pues se agarra bastante bien a cualquier superficie y solo el hecho de tener menos superficie de contacto con el suelo la merma, sobre todo en durabilidad. Es curioso pero al estar hecha con un mapa de presiones, que se supone se basa en una pisada perfecta, la suela grabará todos nuestros defectos y así podremos observar un rápido desgaste en ese primer dedo que no para de pronar tardíamente o ese talón del que no deberíamos abusar tanto.

En definitiva hablamos de un modelo muy avanzado tecnológicamente que sirve de avance de lo que vendrá pero que ofrece soluciones muy reales para el aquí y el ahora de corredores neutros que busquen unas sensaciones diferentes a todos los niveles.

Por Fernando Chacón
Gerente de Emotion Running Sevilla.
http://emotionrunning.com/

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...