Triatlón pasados los 50

Si ya has cumplido los 50 y piensas que el triatlón no es para ti, estás equivocado. La edad está en la cabeza, y si te sientes joven, siempre lo serás. En el triatlón sólo necesitas seguir los consejos que te damos en este artículo para adaptar tus entrenamientos y seguir disfrutando como cuando tenías 20 años.
Sport Life -
Triatlón pasados los 50
Triatlón pasados los 50
  • Nadar como pez en el agua. A partir de estas edades es más importante hacer más cantidad de sesiones de natación con pocos metros, que pocas sesiones de muchos metros. La adaptación al medio acuático es mucho mejor y se mejoran las “sensaciones” con el agua.
  • Sobre dos ruedas. Combina la bici de carretera y la de montaña. Son recomendables las salidas en grupo, pero como entre semana es más complicado, puedes hacer entrenamiento en rodillo aprovechando estas sesiones para el trabajo de cadencia, de conciencia del pedaleo y de fuerza, es una buena forma de controlar la técnica y el trabajo de intensidad. Las salidas largas se reservan para los fines de semana. Hay que reconocerlo… con la edad vamos menguando. Tenlo en cuenta a la hora de elegir las medidas de la bici y ajustar la altura del sillín. Debemos de estudiar y encontrar nuestra postura particular y luego entrenarla para poder pasar unas cuantas horas sobre la bici de la forma más cómoda posible.
  • Evita grandes kilometradas a pie. El segmento de carrera pie es el más lesivo y a ciertas edades las articulaciones ya no aguantan tanto como cuando éramos un poco más jóvenes. Debemos evitar hacer más de 2 ó 3 sesiones de carrera a la semana. Es muy importante no ahorrar en zapatillas y si es preciso, hacerse un estudio de la pisada, pues a veces muchas de las lesiones que tenemos vienen por unas zapatillas desgastadas o que no son las adecuadas para nuestra biomecánica plantar.
  • Fortalecer para evitar lesiones. No nos debemos de olvidar del trabajo de abdominales, lumbares y flexibilidad, que nos va a permitir afrontar los entrenamientos con muchas garantías de no lesionarse.
  • Entrenamiento invisible. Otra cosa muy importante en estas edades es el descanso, pues no recuperamos igual de un entrenamiento con 20 años que con 50. Debemos aprender a escuchar a nuestro cuerpo y saber descansar a tiempo, pues muchas veces un entrenamiento en malas condiciones suele ser más perjudicial que relajarse un día con la familia, un libro, amigos, etc.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...