No te equivoques en la piscina

Todos los errores tienen solución, también dentro del agua. Para que no te equivoques en la piscina, en este artículo te mostramos los errores más comunes cuando nadamos a crol. Te proponemos su solución para que cojas confianza, disfrutes y progreses en la natación.
Sport Life -
No te equivoques en la piscina
No te equivoques en la piscina

Una mala alineación (piernas caídas, cabeza levantada y cadera hundida), aumenta  la resistencia al avance, con lo cual nuestro desgaste será mayor.
Solución: El trabajo en seco con medios como el fitball, puede darnos una idea de lo que debemos percibir o en que posición hemos de colocarnos para que la cadera no este hundida u oscile continuamente.

Publicidad

La acción de las piernas influye en la posición del cuerpo. Lo ideal es dar tres patadas por brazada.
Solución: Trabaja ejercicios de piernas en posición vertical, horizontal, lateral, crol con un solo brazo, etc. Puedes usar también aletas para el trabajo de pies, alterna el trabajo con y sin aletas.

Publicidad

Una brazada correcta es en la que llevamos el “codo alto”, es decir, en el punto medio de la tracción la mano se coloca debajo del codo sintiendo la presión del agua y notando el trabajo del músculo dorsal ancho.
Solución: realiza trabajo de remada simultanea con pull-buoy, ejercicios de contraste con palas y sin ellas y ejercicios de sensibilización.

Publicidad

Si no finalizas la brazada con una casi completa extensión del brazo, estarás perdiendo velocidad y por lo tanto eficacia.
Solución: La forma más sencilla de corregir este error, es nadar a crol e incluso a espalda, tocando lateralmente con el pulgar el muslo, lo más abajo posible, y sin mover la posición del tronco.

Publicidad

Un error muy  frecuente consiste en realizar la trayectoria de forma externa (o interna) con respecto a la línea longitudinal media de nuestro cuerpo.
Solución: nado asistido con aletas, control del núcleo corporal a través del fitball y nado con tuba frontal.

Publicidad

Los brazos deben de moverse de forma alternativa.
Solución: Realizar ejercicios de nado con un solo brazo o realizar medios ciclos de brazada con paradas, en las que un brazo debe estar situado hacia delante y el otro atrás, mientras continuamos con el batido de piernas.

Publicidad

Si realizamos la respiración antes de colocar correctamente el brazo, perderemos el apoyo inicial más importante de la brazada.
Solución: Un truco para realizar la ejecución de forma correcta, es mirar la posición de la mano y el codo antes de respirar.

Publicidad

Viene provocado por un escaso giro sobre el eje longitudinal (rolido).
Solución: ejercicios de nado con aletas, nado lateral con un brazo y el otro brazo situado en la mitad del recobro y cambiar de lado.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...