De nadador, ciclista o corredor a triatleta

Son muchos los nadadores, ciclistas y corredores que terminan por acercarse al triatlón. Tu deporte de procedencia es importante a la hora de orientar tu entrenamiento. En este artículo te mostramos algunos consejos que deberás tener en cuenta para convertirte en triatleta.
Sport Life -
De nadador, ciclista o corredor a triatleta
De nadador, ciclista o corredor a triatleta

Ya tienes mucho ganado, proceder de la natación es un gran valor añadido como triatleta.

  • La adaptación a la bicicleta será fácil, ya que los nadadores no estáis tan castigados articular y muscularmente. Notarás grandes progresiones en poco tiempo, pero debes dedicar un tiempo al trabajo de habilidades sobre la bici: giros, rotondas, soltarse de manos, ir en grupo…
  • En la carrera a pie solo necesitaras una adaptación técnica, ya que siendo nadador ya tendrás una buena resistencia cardiovascular
  • Haz algún entrenamiento de transición, correr después de montar en bici, para que tu musculatura se vaya adaptando.
  • En triatlones donde este permitido el “drafting”, no hace falta que destaques en tu segmento más fuerte (natación), intenta salir nadando con el grupo y aprovechar en la bici para ir a rueda y reserva las fuerzas para correr.

Publicidad
  • Apúntate a unas clases de natación con monitor un par de veces por semana, te aportarán unas nociones técnicas  básicas para desenvolverte “como pez en el agua”. En la natación es preferible trabajar la técnica que acumular metros mal nadados que sólo “reforzarán” nuestros defectos
  • Aprovecha tus cualidades ciclistas para marcar diferencias con el resto y recuperar los puestos perdidos en la natación.
  • La transición a la carrera es fundamental, ya que un ciclista tiene el gesto y la musculatura muy adaptados al pedaleo y una mala adaptación a la carrera podría provocarte lesiones, así que no olvides el trabajo de compensación en el gimnasio y los estiramientos. Es recomendable que después de cada salida en bici corras entre 10´ y 15´ para conseguir una adaptación progresiva.
Publicidad
  • Al igual que a los ciclistas, te recomiendo que asistas dos veces por semana a clases de natación con monitor.
  • En la bicicleta trabajarás prácticamente los mismos grupos musculares que en la carrera, por lo que la adaptación no debería ser un problema una vez que domines la técnica sobre la bici.
  • Es recomendable correr entre 10´ y 15´ después de los entrenamientos en bicicleta, ya que la postura sobre la misma te acortará un poco la musculatura y de esta forma tendrás una mejor adaptación y podrás sacar el máximo partido a tus cualidades como atleta.
Publicidad
Te recomendamos

Ser corredora te ayuda a olvidarte del síndrome premenstrual y la menstruación...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...