Cómo entrenar las transiciones en triatlón

El triatlón no es solo nadar, montar en bici y correr, las transiciones también forman parte de esta prueba. Por ello te presentamos todas las posibilidades de transiciones que te puedas encontrar y consejos para ejecutarlas de la forma más rápida.
Cristina Azanza -
Cómo entrenar las transiciones en triatlón
Cómo entrenar las transiciones en triatlón

 

Se llama transición al periodo comprendido entre un deporte y otro, es decir, cuando cambiamos de modalidad o segmento .Existe un área de cambio, boxes, donde previamente habremos dejado nuestro material preparado para estos cambios. Dentro de boxes tendremos el lugar marcado con nuestro número de dorsal. Sólo debemos ocupar ese espacio destinado y no interceptar el paso al resto de deportistas con nuestro material.

 

Debido a las diferentes combinaciones, nos podemos encontrar las siguientes transiciones:

 

  • De nadar a bicicleta: la propia de triatlón. Al salir del agua hay que ir lo más deprisa posible hasta nuestra bicicleta, situada en boxes. Es posible que la organización coloque duchas en el trayecto hasta boxes, cuando se nada en el mar,  para quitarnos sal y arena. Por el camino aprovecharemos para adelantar todos los gestos que deberemos ir automatizando: quitar gafas y gorro de natación. Es un momento clave en la competición, pues podemos gastar mucho o poco tiempo en la transición dependiendo de nuestra habilidad y conseguir adelantar o atrasar varios puestos en la misma. Debemos recordar nuestro lugar en boxes y localizarlo con rapidez, colocarnos las zapatillas (se suelen quitar los cordones y poner gomas elásticas para facilitar su colocación), la goma con el dorsal detrás y el casco. El uso del casco es obligatorio siempre que se esté en contacto con la bicicleta, aunque sea con ella en la mano. No llevarlo o llevarlo desabrochado conlleva sanción. A partir de una línea marcada por los jueces de carrera se podrá montar en la bicicleta y comenzar el segmento ciclista.

     

  • De bicicleta a carrera a pie: al término del segmento ciclista, cerca de la entrada de boxes, los jueces habrán marcado una línea de "pie a tierra". No se debe traspasar montado en la bici. Bajaremos previamente, cada vez con mayor habilidad tras el entrenamiento, y con la bici en la mano, cogida preferiblemente por el sillín para evitar golpes con el pedal, iremos a nuestro lugar para colocar la bici en el soporte y hacer los cambios necesarios para comenzar a correr: colocamos el dorsal delante, cambiamos las zapatillas si usamos diferentes para la bici y  carrera, nos quitamos el casco (cuando ya no tengamos la bici en la mano) y rápidamente comenzamos a correr por el lugar indicado.

     

  • De carrera a pie a bicicleta:  es una transición propia de Duatlón. Tras la primera carrera a pie, debemos entrar a boxes y coger la bicicleta. Se repiten los gestos de manera invertida: el dorsal se coloca detrás, ponemos casco, zapatillas de bici si las usamos y montamos cuando los jueces lo indican.

     

  • De nadar a correr: es una transición del último segmento de  Acuatlón. Quitamos gorro de nadar y gafas, colocamos zapatillas y dorsal delante y  ¡a correr!
  • De correr a nadar: también es propia de Acuatlón. Tras el primer segmento a pie nos preparamos para nadar. Al ser una carrera corta, algunos optan por colocarse el gorro de nadar durante la carrera a pie para ganar tiempo. Dependerá de nuestra habilidad y el calor. No hay que olvidar que el dorsal puede molestarnos para nadar y que según la distancia nos lo quitaremos.

 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

En noviembre queremos que cuides de ti...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...