Carrera triperfecta

La carrera a pie no es una disciplina que requiera la depurada técnica de la natación, ni las habilidades de la bici, pero sí que implica unas nociones posturales que nos ayudarán a ser lo más eficientes y económicos en nuestro correr.
Sport Life -
Carrera triperfecta
Carrera triperfecta

Debe ir en una posición erguida. Corre siempre con la mirada al frente o ligeramente baja, para favorecer el avance. La dirección de los ojos es importante, porque donde van los ojos sigue la cabeza y está debe estar en una posición firme para asegurar el equilibrio corporal.

Publicidad

No debemos llevar el cuerpo retrasado con respecto al centro de gravedad, ya que esto nos perjudicará en nuestra eficacia de carrera. La teoría dice que la espalda debe ir aproximadamente unos 5 grados adelantada con respecto a la vertical del cuerpo.

Publicidad

Si nuestra cadera está en anteversión (cadera adelantada, con lo que el culo quedaría hacia fuera), reduciremos la elevación de la rodillas, lo que acortará nuestra zancada e impedirá un avance optimo, tendiendo nuestro impulso a la verticalidad en lugar de a la horizontalidad. Por ello, debemos de encontrar un punto intermedio, que nos permita tener la cadera en ligera retroversión para que nuestra zancada sea más eficiente. No te olvides, que para lograr la correcta posición de la cadera, debemos tener unos abdominales y lumbares bien entrenados.

Publicidad

Debe estar erguido, con una ligera inclinación hacia delante, para así facilitar la fase de impulso. Mantén los hombros relajados, no subidos. Procura que vayan simétricos y muévelos ligeramente.

Publicidad

Deben moverse suavemente y de manera frontal. Los antebrazos nunca deben cruzar la línea central del pecho. El movimiento de brazos debe ser fluido y acompasado con la zancada. Ayudan a equilibrar el cuerpo en movimiento y contrarrestan la torsión creada por la acción de las piernas.

Publicidad

El apoyo plantar se ejerce principalmente con el antepie, (es menos traumático) y acto seguido el talón debe acercarse al suelo para amortiguar. Si corremos de puntillas, el tendón de Aquiles estará más rígido y  sufrirá más. Si corremos de talón, el tendón de Aquiles sólo trabaja en la fase de impulso, de modo que también se somete a grandes sobrecargas.

Publicidad

Realiza una zancada corta y económica, bajando bien el punto de gravedad de tu cuerpo. La zancada óptima para un triatleta debe tener pocas oscilaciones del centro de gravedad (arriba-abajo), lo que  supondrá menos freno en cada apoyo y que éste sea más suave y sin desviaciones contralaterales.

Publicidad
Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...