¿Y después del verano triatletico qué?

Después de la temporada de triatlón es momento de descansar y regenerar el cuerpo y la mente. Aquí os dejamos unas pautas para esta fase de descanso y la vuelta a los entrenamientos.
Cristina Azanza -
¿Y después del verano triatletico qué?
¿Y después del verano triatletico qué?

El último triatlón de la temporada marcará el inicio del descanso, la semana siguiente a esta ultima prueba, seria la semana de transición para prepararse para el descanso TOTAL, haremos alguna sesión regenerativa para recuperarse del Triatlon, pues siempre se recupera mejor de forma activa que sin hacer nada, e iremos progresivamente dejando de entrenar en esta semana, alguna sesión de natación suave y algo de bici, mi recomendación es no tocar la carrera a pie, pues es la disciplina en la cual nuestras  articulaciones sufren más y hay una destrucción mayor de hematíes. Lo que nosotros necesitamos es recuperación activa y con la natación y la bicicleta es más que suficiente.

La siguiente fase sería la de descanso total, si, si, ya se que es difícil pensar en no hacer nada, pero si el año ha sido duro y has cumplido objetivos, te aseguro que estarás deseando empezar este descanso deportivo y aprovechar para hacer cosas que durante la temporada de entrenamientos duros no te da tiempo a hacer, ir al cine, salir con los amigos, visitas familiares, escapadas a museos, viajes .............. Os aseguro que todo esto os recargará las pilas y cuando ya notéis esas sensaciones de "querer entrenar de nuevo", pues ya habrán pasado las tres semanitas de rigor de descanso recomendado y nos habremos plantado en la siguiente fase (que durará aproximadamente dos meses, dependiendo de los objetivos del próximo año) fecha en la que reanudaremos los entrenamientos de forma paulatina.  

En esta fase se consagra el mantenimiento de una actividad deportiva, pero más ligera y lúdica, y  no se centra en un objetivo de competición. Este periodo nos permite reactivar nuestra motivación para la temporada que se nos avecina. Nos servirá también para volver a poner nuestro cuerpo en estado de trabajar ciertos aspectos específicos, que no podemos desarrollar de forma suficiente durante el resto de la temporada. Es en especial el caso de l a musculación tónica (pumm, aeróbic) y de la respiración (yoga, tai chi)

Durante esta fase es aconsejable entrenarse de formas distintas y, si es posible, divertirse. Se mantiene la  actividad deportiva pero sin imponerse las tres disciplinas del triatlón. Aprovecharemos para hacer mountain bike, esquí de fondo o  marchas largas por el monte. También es interesante el trabajar en el gimnasio (con música y en grupo) con el  fin de musculares (fitness, gimnasio, low impact) y trabajar los estiramientos.

Es aconsejable no abandonar la natación en este periodo, pues un abandono completo de la misma nos llevará a un laborioso trabajo de recuperación de sensaciones con el medio acuático, por ello nos preocuparemos, no de hacer mucho metros, sino de adaptarnos al agua con ejercicios de contrastes, técnica y sensibilidad.

Es evidente que toda progresión pasa por niveles, y esta etapa es obligatoria si se pretende progresar. Durante este periodo, el deportista perderá, sin duda, algunas adquisiciones en el plano físico pero las recuperará rápidamente con la reanudación de la preparación específica. Una fibra muscular que ha sido activada tarda poco en recuperar su volumen máximo con el entrenamiento. Por tanto, no te prives de estos dos meses, muy beneficiosos y que aprenderás a valorar a lo largo de las temporadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...