9 meses, 9 consejos

Sport Life te da los mejores consejos para que no te pares durante el embarazo
Sport Life -
9 meses, 9 consejos
9 meses, 9 consejos

1. Sigue una dieta sana y equilibrada:

Tu alimentación debe pasar a ser un tema importante en tu vida diaria. Aumenta tu ingesta de calorías un extra de 300 calorías al día, principalmente con hidratos de carbono de asimilación lenta como pasta, arroz, pan y patatas. Si optas por la lactancia natural aumenta 500 calorías a tu dieta durante el periodo de lactancia. Debes preocuparte de comer verduras, fibras, legumbres, y fibra en cantidades suficientes. De esta forma, no tendrás que preocuparte de tomar suplementos de vitaminas, ácido fólico, hierro, calcio ni de los problemas de circulación y estreñimiento que provoca el embarazo. No debes engordar más de 9 o 10 kilos al final de tu embarazo.

2. Práctica ejercicio de forma regular no de forma ocasional.

Haz deporte de 3 a 5 veces por semana. Escuha tu cuerpo y sigue las indicaciones que te marca cada momento del embarazo. Si puedes planear el embarazo empieza a entrenarte varios meses antes de quedarte embarazada  para acostumbrar al cuerpo al ejercicio. Empieza con unos minutos de calentamiento y no te olvides de los estiramientos después del ejercicio. La laxitud de articulaciones y ligamentos en las embarazadas predispone las lesiones.

 

3. No tomes medicamentos, ni alcohol, ni tabaco, es un buen momento para dejar los malos hábitos.

 

4. Bebe mucho agua antes y durante el ejercicio para evitar la deshidratación.

Si beber agua es importante para un deportista, aún más para una deportista embarazada para evitar el aumento de temperatura que produce el deporte. Al menos dos litros de agua diarios.

 

5. Usa ropa cómoda que permita una buena evaporación del sudor y que no sea ajustada.

 

6. Consulta al especialista antes de comenzar a hacer ejercicio.

Hay deportes ideales para el embarazo como la natación, pero otros como los de contacto (judo, taekwondo) y gran desgaste físico (triatlón, maratón, etc.) se deben evitar. Si no has prácticado deporte antes del embarazo debes empezar gradualmente a hacer ejercicio tanto en cantidad como en calidad, escogiendo aquellos más beneficios y más suaves como la natación. Siempre son mejores los deportes en los que no hay que soportar el peso de tu cuerpo. Por ejemplo, es preferible la natación  y el ciclismo a salir a correr o jugar al tenis. No debes hacer ejercicio en posición de prona, boca abajo,  sobre todo al final del embarazo.

 

7. El ejercicio durante el embarazo debe ser controlado de forma individual.

Cada mujer tiene un máximo de esfuerzo diferente, según su edad, condiciones fisiológicas y nivel de ejercicio que realizabas antes del embarazo. No debes compararte con las demás. Debes escuchar las señales de tu cuerpo y parar cuando sientas el primer síntoma de molestia.

 

8. Durante los 3 primeros meses, debido a que el riesgo de aborto es mayor, debes evitar los esfuerzos agotadores.

Al final de la gestación debes evitar hacer ejercicio cuando te sientes cansada; es mejor realizar estiramientos o ejercicios sencillos de yoga.

 

9. Sigue una vida tranquila y sin estrés, aprovecha para mimarte y que te mimen, sin caprichos egoistas.

Disfruta con los cambios de tu cuerpo, aprende a convivir con tu imagen y aprovecha el subidón hormonal que te pone guapa y feliz.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...