Iniciación al fitness

El primer día que entres en la sala de musculación, te encontrarás en un territorio desconocido. Solicita ayuda al personal del centro, adviértele de que vas a comenzar un programa. La ayuda y supervisión del personal técnico de una sala de fitness te será imprescindible en esta etapa. En este artículo te damos algunas de las claves para iniciarte en el mundo del fitness.
Sport Life -
Iniciación al fitness
Iniciación al fitness

Para personas que se inician lo ideal es elegir un trabajo muscular basado en máquinas isocinéticas. Hoy en día el diseño y su utilización es muy intuitivo, además seguro que en vuestro centro encontráis al menos una máquina para cada grupo muscular. Las máquinas son ideales en esta primera etapa porque nos “educan” al movimiento correcto, es decir, su diseño nos obliga a realizar el movimiento en la angulación adecuada y en el rango de recorrido correcto, además nos ofrecen la posibilidad de estabilizar el tronco para poder trabajar con seguridad. Una vez que hayamos utilizado las máquinas para la ejecución de los principales ejercicios, nos resultará mucho más intuitivo el trabajo con libertad de movimiento o sin estar estabilizados en la utilización del peso libre.

El peso libre, representado por los ejercicios clásicos con barras y mancuernas, requiere una mayor técnica y, sobre todo, una mayor estabilización. En estas primeras sesiones, la musculatura estabilizadora aun no está preparada para proteger a nuestras articulaciones de las cargas y tensiones que pudieran provocar el manejo de los pesos libres. Reserva los ejercicios con barras y mancuernas para etapas posteriores.

Este criterio no significa que en estas primeras etapas no se puedan utilizar mancuernas o barras, podemos utilizar pesos libres en ejercicios donde no tengamos máquinas para el trabajo de esos grupos musculares como ocurre con los grupos musculares pequeños, pero es preferible seleccionar ejercicios donde nuestro tronco se encuentre estabilizado y la técnica sea sencilla, por esta razón, hemos seleccionado algunos ejercicios de peso libre pero que se ejecutan en posiciones sentadas o con apoyos.

Publicidad

Al iniciar un programa de fuerza podemos observar que se produce un incremento muy rápido de los niveles de fuerza. Esta mejora de la fuerza se produce por adaptaciones fisiológicas a muy corto plazo, son las denominadas “mejoras neuromusculares”.

Para resumirlo de forma muy breve, diremos que por cada impulso nervioso ahora nuestro sistema nervioso es capaz de activar a una mayor cantidad de fibras musculares, esta adaptación se denomina “coordinación intramuscular”, el reclutamiento de fibras es mayor y además se coordinan mejor para contraerse al mismo tiempo. El resultado es una contracción muscular más eficiente y consecuentemente una mejora en la capacidad de generar fuerza.

Este proceso de mejora en la coordinación intramuscular suele producirse en las primeras semanas de entrenamiento de la fuerza, una vez superadas estas adaptaciones, los niveles de fuerza a nivel neural se estabilizan y dejan paso a otras adaptaciones más a medio y largo plazo como es la hipertrofia muscular (aumento de tamaño del músculo).

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...