La fórmula del corazón

Cómo las matemáticas te ayudan a conocer tus pulsaciones para entrenar mejor
Juanma Montero -
La fórmula del corazón
La fórmula del corazón

 

La mejor manera de saber cuál es tu frecuencia cardiaca ideal de entrenamiento es sin duda alguna hacerte una prueba de esfuerzo en la que tendrás la certeza de a qué ritmo va más cómodo y eficiente tu corazón. Desde Sport Life siempre decimos que es mucho mejor destinar los 100 ó 120 euros que te puede costar a la prueba de esfuerzo que a comprar material deportivo de una gama superior.

Pero si pese a todo no haces la prueba, hay fórmulas que te pueden orientar (distan mucho de ser precisas) sobre cómo funciona tu corazón. De la revisión de fórmulas clásicas como las de 220 y 226 menos la edad para encontrar las pulsaciones máximas,  han ido surgiendo otras que tienen en cuenta la forma física del deportista y nos dan las pulsaciones recomendadas para entrenar, un dato de mayor utilidad que las máximas.

Para actividades de baja y media intensidad:

Frecuencia cardiaca (FC) recomendada= FC de reposo + (220 -3/4 edad-FCreposo) x factor

Para actividad de alta intensidad:

Frecuencia cardiaca (FC) recomendada= FC de reposo + (220 -edad-FCreposo) x factor

Elige la primera o la segunda fórmula según vayas a realizar actividades intensas (correr, ciclismo, etc) o menos intensas (caminar, paseo en bici…). Respecto al factor multiplicador, debes aplicarlo así: 0.55 nivel bajo / 0.6: nivel medio / 0.65 sujeto bien entrenado

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...