Estiramientos controlados y activos, ¡marca la diferencia!

Todo lo que un ejercicio activo te puede proporcionar frente a su "clásica" alternativa, repleta de errores
Domingo Sánchez -
Estiramientos controlados y activos, ¡marca la diferencia!
Estiramientos controlados y activos, ¡marca la diferencia!

Muchos ejercicios de movilidad se realizan de forma pasiva adoptando posiciones que no solo restan efectividad al ejercicio, sino que lo que es peor, resultarán lesivas. Es la diferencia existente entre hacerlo de forma pasiva o prestando atención al objetivo y controlando los rangos de movimientos. Este clásico ejercicio es un claro ejemplo:

Alternar entre sentarse atrás en los talones para elongar la columna y volver hacia delante con el objetivo de estirar la cadena anterior.

Publicidad

 

El error en esta posición es sentarse atrás de forma pasiva, con la columna dispuesta en flexión.

Publicidad

 

Es necesario activar al erector para colocar la cadera en anteversión y mantener la columna estable y extendida.

Publicidad

 

En la posición de “la cobra” la región lumbar de la columna se encuentra muy comprometida, existe un choque de las carillas articulares en las vértebras.

Publicidad

No es necesario estirar al máximo los músculos de la pared abdominal, puesto que se presentan ya fásicos. Bastará con que la cadera quede alineada entre hombros y rodillas.

Publicidad
Te recomendamos

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...

El Curso de organización de eventos deportivos contará además con el Caso práctico Ca...