El entrenamiento redondo para tus abdominales

¡Saca el fitnessball que la sesión empieza! Te proponemos una sesión de ejercicios completa para tus abdominales
Domingo Sánchez -
El entrenamiento redondo para tus abdominales
El entrenamiento redondo para tus abdominales

El fitnessball puede aportar variedad a nuestro entrenamiento de abdominales, con estos 3 ejercicios conseguirás un trabajo efectivo de toda la cintura. Realízalo en circuito manteniendo cada posición unos 20-30 segundos, repite todo 4 veces.

Un ball y tres ejercicios para tu core 

Eleva la cadera hasta alinear piernas y columna.

 

Activa abdominales, glúteo y erector espinal, mantén un instante y desciende sin llegar a descansar sobre el suelo.

 

Flexiona piernas rodando el balón en apoyo prono, gira las piernas para mayor protagonismo sobre los oblicuos.

¿Por qué un fitnessball?

Ya nos lo contaba nuestro experto en fitness, Raúl Notario en la entrada "Entrenamiento con fitball, cuestión de pelotas":

Algunas personas que trabajan en oficinas o frente a un ordenador, ya han comenzado a usarlas como asientos. Esto implica grandes beneficios para nuestra columna porque no solo estarás sentado, al hacerlo sobre la pelota también estarás ejercitando y reforzando todo el cinturón abdominal. Sentarnos sobre un fitball supone un interesante esfuerzo para los músculos erectores de la columna y para la región lumbar, que debe mantenerse activa en todo momento si queremos preservar la posición erecta. Al ser una superficie con cierto componente inestable también estamos trabajando nuestro control kinestésico y equilibrio. Todo ello se transmite de forma positiva cuando cambiamos a posición bípeda.

Además, introducir los fitball en tus rutinas conlleva todos estos beneficios:

• Ofrece una gran versatilidad. A pesar de ser una simple pelota gigante puede sustituir los bancos del gimnasio cuando están ocupados.

• Ahorramos tiempos y esperas innecesarias. Cuando todos los bancos estén ocupados, tranquilidad, puedes usar un fitball para sustituirlos y seguir tu entrenamiento sin perder un segundo.

• Capacidad de aumentar o reducir la intensidad del entrenamiento en función de su posición. Tú mismo puedes preparar circuitos de fuerza y potencia jugando con las distintas posibilidades e intensidades que nos ofrece el fitnessball. 

• Podemos trabajar tanto tren superior, como tren inferior. Aquí tienes un ejemplo de una rutina específica para glúteos y otra para cintura, para que te hagas una idea de cómo lo puedes aplicar a tus rutinas. 

• Con pequeñas variaciones podemos entrenar todo el cuerpo sin necesidad de máquinas ni aparatos. De hecho, en el número de marzo de Sport Life hemos preparado un completo artículo con ejercicios para trabajar cada grupo muscular con tu fitnessball. 

• Al ser una superficie inestable ayuda a mejorar nuestro equilibrio dinámico, control kinestésico y propiocepción. El sistema propioceptivo está compuesto por sensores de movimiento que se centran en descubrir los diferentes signos de alarma que provienen del músculo y las articulaciones cuando realizan una actividad cualquiera. Tras una lesión, estos receptores pueden verse dañados y por eso aumenta el riesgo de volver a lesionarse, este es el motivo por el que es necesario introducir ejercicios con este componente en nuestras rutinas.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...