Entrena tus gemelos, ¡merece la pena!

Sin unos gemelos fuertes es mucho más difícil saltar de alegría, ¿no te parece suficiente argumento?
Raúl Notario/ Fotos: Gonzalo Manera -
Entrena tus gemelos, ¡merece la pena!