Huye del agobio de la crisis: ¡Corre!

Los malos ratos de la crisis se pueden relajar corriendo
Sport Life -
Huye del agobio de la crisis: ¡Corre!
Huye del agobio de la crisis: ¡Corre!

Te lo vamos a decir muy claro desde el principio: correr es una excelente medida anti-crisis. En estos tiempos no podemos olvidar la importancia del cuidado de nuestra salud porque sólo a tope física y mentalmente podremos hacer frente a los problemas; es clave que mantengamos valores como la ilusión y el optimismo; tenemos que tener bien entrenada nuestra capacidad de sacrificio y de superación. Y correr te da todo esto…y con escasez de recursos. Ni falta de dinero ni de tiempo te debe impedir ponerte las zapatillas y renunciar a salir corriendo de la crisis.

Mejor en pequeñas raciones

Está demostrado en diferentes estudios que se deben emplear, al menos, 180 minutos a la semana, repartidos en 3 o más días en práctica deportiva, para que el organismo experimente una mejora fisiológica, o dicho de otra forma, cambios que aumentarán el bienestar y calidad de vida.
Una gran parte de los corredores de este país entrenan 2 veces a la semana, una de ellas suele ser entre semana y la otra el fin de semana, que suele ser el entrenamiento más fuerte y largo.
Os proponemos un camino distinto para que vuestra calidad de vida sea mayor y para que experimentéis mejoras en vuestro rendimiento deportivo, tan solo os vamos a pedir 30 minutos al día, 6 días a la semana.
El número de “raciones” y la cantidad serán fundamentales para que el cuerpo experimente todos los cambios y adaptaciones necesarias asimilando los efectos de cada entrenamiento.
Es complejo y amplio el proceso de adaptación del cuerpo y son muchos los sistemas involucrados: adaptación muscular, adaptación de los sistemas energéticos (A nivel ATP y glucolítico), adaptaciones en el umbral del lactato, a nivel corazón se irá modificando su tamaño, el volumen sistólico, los valores de frecuencia cardiaca, el riego sanguíneo, la tensión arterial, etc.
Todos estos conceptos y palabras técnicas son difíciles de comprender, pero resultan muy útiles para concienciarnos sobre la enorme complejidad de los efectos y adaptaciones que el organismo experimenta con el running y tener claro que, en lugar de “empacharnos” con 2 sesiones de entrenamiento a la semana largas y que pueden producirnos una mala digestión, es mucho mejor comer raciones más pequeñas y frecuentes.

No tengo tiempo suficiente

Es un impactante dato el que marcaba el tiempo que de promedio hemos pasado los españoles en 2011 delante del televisor, nada menos que 239 minutos, casi 4 horas.  Si los 25 minutos que vamos a emplear en salir a entrenar 6 veces a la semana se los restamos al tiempo que vemos la tele ahorraremos aproximadamente 35 euros. Me explico: el gasto medio eléctrico en un hogar español es de 0,25€ Kw/h, luego el gasto de 30 minutos sería de 0,112€, si multiplicamos esta cifra por (52 semanas que tiene el año por 6 días de entrenamiento semanal) el resultante es de 34,94€ de ahorro al año.
Escogemos otro ejemplo cotidiano, el café o en el peor de los casos el cigarrillo que a media mañana se suele tomar en el punto de trabajo y que en tiempo total ronda los 20-25 minutos.
Un pequeño cambio en los hábitos supondrá ganar el tiempo justo para poder entrenar, reducirá el consumo de productos que no son beneficiosos para nuestra salud y además supondrá un ahorro sustancial que, en el caso del cigarrillo, suponiendo que la cajetilla cueste 4 euros, será de 20 céntimos de euro y que por 240 días laborales al año aproximadamente será un ahorro anual de 48 €. En el caso del café tendremos que multiplicar los 240 días laborales por el precio del café que hemos estimado en 1,3 €, lo que supondrá un ahorro de 312 € al año.
En casos en que se tome café y cigarrillo el ahorro será de 360 €, importe probablemente superior al gasto que podrías tener al comprarte dos pares de zapatillas en un año y de las cuotas de inscripción a todas las carreras en las que quieres participar.

Invierte una vez

Mucha información, incluso a veces demasiada hace que se torne en desinformación y la elección del calzado para la práctica deportiva es algo como para estar totalmente seguro. No es que falten productos de mucha calidad, todo lo contrario, a día de hoy la oferta en calzado especializado para correr es extraordinaria.
Es una decisión importante en la que estamos depositando nuestra confianza en pos de nuestra salud y lo debemos tratar como tal. Nuestro lugar de compra deberá ser de total confianza y el servicio y asesoramiento deberán ser personalizados, por personas expertas y formadas que nos puedan facilitar y filtrar un amplio muestrario de calzado deportivo, en los 3-4 modelos más convenientes, y que serán elegidos por los principales factores (análisis de pisada, superficie de entrenamiento, peso del corredor, etc.).
La correcta elección del calzado reduce nuestras probabilidades de lesión, con lo que ello acarrea en gasto de fisioterapeutas, gasto en la compra de otras zapatillas o, en el peor de los casos, con el abandono de la actividad.

Sé equilibrado

El equilibrio es un principio básico del entrenamiento, e incluso me atrevería a decir que de la vida. Pero unos son demasiado ambiciosos y a otros les puede la pereza… el resultado es que en pocos casos encontramos un planteamiento verdaderamente equilibrado del entrenamiento.
Para una mejor asimilación y mayor disfrute del running, nuestro planteamiento debería ser global.
El trabajo, la familia, dormir poco, el estrés... todo esto ya nos resta energía durante el día y estamos en permanente exposición a dificultades. Pregúntate entonces por qué corres. Habrá todo tipo de respuestas, pero la mayoritaria será sin ninguna duda para disfrutar y estar en forma. Por eso no debemos convertir un plan de entrenamiento en una tensión u obligación más a cumplir de nuestra agenda, debe ser algo que nos aporta el equilibrio al resto de tareas diarias, algo que nos desconecta, la vía de escape, la fábrica de endorfinas y de adrenalina, el disfrute, uno de los mejores momentos de la semana, etc.
A veces es complicado subjetivamente saber si se está en equilibrio, por lo que todos deberíamos estar bien asesorados por un profesional del deporte que tenga una visión objetiva y con mayor perspectiva de lo que realmente pasa en los procesos de entrenamiento.

Si no es divertido, no funciona

Si salir a correr no te pone de buen humor, párate a pensar que algo estás haciendo mal. Una cosa es ser exigente en tu entrenamiento y otra que se haya convertido en una pura obligación. Además, te aconsejamos que disfrutes de la carrera a pie como algo social. ¿Sabías que sólo el 42% de los corredores sale solo? 
Para que un plan de entrenamiento sea divertido (y además funcione realmente) tiene que aplicar  el principio de variedad para luchar contra el aburrimiento y la rutina. El mejor modo para estancarse es correr todos los días por el mismo circuito, al mismo ritmo y escuchando las mismas canciones. Tanto si buscas perder peso como si lo que quieres es mejorar tu marca, hay que hacer mezclar las carreras a distintas intensidades.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...