¿Cuál es el ritmo ideal para entrenar maratón?

¿Uno o tres diferentes?
Sport Life -
¿Cuál es el ritmo ideal para entrenar maratón?
¿Cuál es el ritmo ideal para entrenar maratón?

Pues da la impresión de que no hay acuerdo aún sobre cuál es el ritmo más efectivo en los rodajes largos de los domingos de un corredor que prepare el maratón, pero ahí tenéis las tres tendencias principales:

 

1. Para algunos el mejor ritmo para entrenar el maratón es lento, sobre unos 35 a 40" más despacio por km que tu ritmo de competición de maratón, pero hay quien dice que correr lento te hace lento.

 

2. Otros, los más, afirman que el mejor ritmo es el del maratón. En tu rodaje largo haz la primera mitad a un ritmo algo más suave que el del maratón y la segunda mitad a tu ritmo de maratón

 

3. Los defensores del entrenamiento de ritmos piensan que una variedad de ritmos es lo mejor: puedes hacer 3 km suave + 4x 3000 m en tu umbral anaeróbico (aproximadamente el ritmo de maratón menos 15 a 30 segundos por Km), entre los 3000 haz 2 minutos de trote suave + 10 km a ritmo suave para acabar. 

 

¿Y nosotros qué pensamos? Lo que aconseja nuestro experto Rodrigo Gavela es en primer lugar no superar nunca 1h 50" y en progresión. El entrenamiento lo dividiríamos en tres tercios: el primero de ritmo muy suave a suave, el segundo de suave a medio y el tercero de medio a fuerte. Por ejemplo un corredor de 3h 30 en maratón que compiete a 5" Km tendría que hacer el primer tercio de 6 a 5"30", el segundo de 5"30" a 4"50" y el tercero de 4"40" a menos de 4"30".

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Al descubrir la imagen de este nuevo crossover puedes caer en la tentación de admirar...

¿Y si convertimos esas botellas de plástico que tanto contaminan en una prenda deport...

Aquí va nuestra propuesta: un fin de semana para dos personas para disfrutar de la pr...

Más ligera, más rápida y aún más brillante. Te avanzamos cómo es la última generación...

La colección de New Balance que cuenta con las más avanzadas tecnologías en el desarr...

Hablamos de ese no tan extendido equilibrio entre lo físico, lo mental y lo emocional...