Corredor, aprende a quemar más calorías

Las claves para que tus entrenos de running acaben con menos grasa
Soraya Casla Barrio -
Corredor, aprende a quemar más calorías
Corredor, aprende a quemar más calorías

Si este verano de merecido descanso te ha hecho coger unos kilitos, ¡no te preocupes! Te vamos a enseñar cómo volver a tu forma física habitual practicando tu deporte favorito, la carrera. Dejarse llevar por el running para volver a la forma presenta la ventaja de que correr es ya de por sí una de las formas más efectivas para quemar muchas calorías

El running incrementa de dos maneras nuestra “quema de calorías”. Por un lado, aumenta nuestro metabolismo basal, ya que incrementa nuestra masa muscular y además al terminar de correr se produce un periodo de recuperación durante el que nuestro metabolismo basal se ve aumentado. Aunque el efecto más inmediato del running son las calorías que quemamos durante la propia actividad, correr (sobre todo a alta intensidad) aumenta notablemente nuestro gasto calórico diario global. Correr quema sin duda muchas calorías y por eso se ha convertido en un “arma adelgazante” para muchos, pero para conseguir que este gasto calórico tenga impacto en la pérdida de peso debemos controlar nuestra ingesta calórica, siempre manteniendo una dieta equilibrada y realizando 5 comidas al día.

 

El gasto calórico del running


En el año 2000 se publicó en la revista Medicine & Cience in Sports and Exercise el compendio de actividades físicas que pueden realizarse junto con el gasto calórico en METs (metabolic equivalent of task, es decir, la equivalencia a tu gasto metabólico cuando haces ejercicio con respecto a tu metabolismo en reposo). En este estudio aparecían las actividades físicas en función a la intensidad que se realizaban, y de todas ellas, la que más calorías gasta es el running.

Este gasto está relacionado con la intensidad de la actividad, a mayor intensidad mayor gasto, por ello, correr a alta intensidad como cuando realizamos series cortas o series más largas y combinar diferentes intensidades en un mismo entrenamiento (como por ejemplo en el fartleck) nos ayudan a consumir más calorías durante el entrenamiento, a aumentar nuestra masa muscular y a aumentar el gasto calórico durante la recuperación.


Un aspecto fundamental que mucha gente no sabe es que correr moviliza prácticamente todo nuestro cuerpo utilizando grandes grupos musculares para poder desarrollar la actividad de forma efectiva. De hecho, para correr de forma adecuada, no solo se activa la musculatura de todas las piernas, las cuales cuentan con los grandes músculos del muslo y los glúteos, sino que necesitan activar el abdomen y la espalda para ir rectos y correr de forma adecuada, así como todos los músculos del tronco para generar mayor eficiencia en la carrera, en la flexión de la cadera, los músculos respiratorios y, además, los músculos de los brazos que actúan en el braceo. La activación de todos estos músculos es mayor cuanto más alta es la intensidad de la carrera que se esté realizando.

 

Si te hemos convencido y buscas un plan quemacalorías para corredores, ¡aquí tienes uno de 12 semanas!

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...