Cómo evitar el flato

Es el enemigo fantasma sobre todo de los corredores principiantes. Aquí tratamos de explicar el origen y poner soluciones al misterioso flato.
Juanma Montero -
Cómo evitar el flato
Cómo evitar el flato

Es uno de los misterios del running, de hecho hay diversas teorías para explicar el flato. El origen de este dolor que casi todos los corredores populares hemos experimentado alguna vez está en el músculo diafragma, que está situado entre el abdomen y el pecho. El diafragma se contrae hacia abajo cuando inspiramos y hacia arriba cuando echamos el aire.

Hay dos teorías que explican el flato:

  • Los ligamentos que unen el estómago al diafragma tiran hacia abajo con los movimientos y oscilaciones que se producen mientras corremos. Por eso el falto suele aparecer cuando corremos cuesta abajo, muy rápido, y aparece muy poco en ciclismo o en natación cuando nos movemos con más suavidad. Esto podría explicar también el hecho de que ocurra con más frecuencia si hemos comido o bebido mucho y poco antes de hacer ejercicio, ya que estos ligamentos habrían de soportar más peso y tiran con más fuerza del diafragma.
  • La segunda teoría se basa en el que el flujo sanguíneo en el diafragma disminuye para dirigirse a las piernas y al estómago por la necesidad que se crea por el esfuerzo intenso. Cuando comes o tomas alguna bebida aumentas ese flujo al estómago para digerir los alimentos y la disminución de riego en el diafragma sería el origen de ese dolor.

 ¿Y qué podemos hacer para reducir el flato?

 Estos son los consejos basados en nuestra experiencia de años como corredores:

  • Desayunar (o comer) al menos dos horas antes de hacer ejercicio (puede tomar una barrita o un yogur, pero no comer de forma copiosa).
  • Antes de la prueba y durante ella en los avituallamientos bebe siempre en pequeños sorbos. Mejor perder unos segundos que beber de forma atropellada, con la respiración disparada, y terminar con flato.
  • ·       Cuando corras cuesta abajo evita movimientos bruscos, intenta que tu zancada sea suave, evitando bajar dando “zapatazos” producto de la inercia.
  • Corre de forma realista. Salir muy por encima de tu ritmo te puede acabar provocando el flato.
  • Si lo sufres, tensas con fuerza la musculatura abdominal. Presiona con la mano la zona dónde localices el dolor y flexiona el tronco ligeramente hacia delante. Esto aliviará la tensión de la zona.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...