Técnica de mountain bike: Aprovecha tu parque

Si no tienes la montaña cerca también puedes mejorar tu técnica, con estos ejercicios que podrás realizar en tu parque más cercano. Ideales para los días que tienes que recuperarte de un esfuerzo duro. Tienen una gran transferencia a situaciones reales y te dan mucho más control sobre tu bicicleta.
Juanma Montero -
Técnica de mountain bike: Aprovecha tu parque
Técnica de mountain bike: Aprovecha tu parque

Busca una subida suave y empieza con una postura “de preparación”, sentado en el sillín, con los codos flexionados y el torso bajo. Lleva uno o dos dedos en la palanca del freno trasero para evitar caídas hacia atrás.

  • Lleva todo tu peso atrás de golpe, extendiendo los codos como resultado de tu desplazamiento del cuerpo hacia atrás, pero sin despegar el culo del sillín en ningún momento.
  • Sincroniza este movimiento del cuerpo atrás con un golpe de pedal y un tirón del manillar atrás y arriba. El desplazamiento del cuerpo atrás deja a la rueda delantera sin peso, por lo que con la pedalada y el tirón conseguirás despegarla del suelo, siempre y cuando la sincronización de estas acciones sea buena.
  • Mantén el centro de gravedad atrasado con los brazos extendidos: si los flexionas y te encoges, un reflejo para intentar no caer, tendrás que levantar mucho más la rueda para lograr el equilibrio, dificultándose mucho la maniobra.

TRUCO
Adelantarse es una reacción automatizada con la que intentamos evitar el vuelco hacia atrás. Tenemos que evitarlo pensando de modo consciente en nuestra imagen con los brazos extendidos.

Es clave la correcta sincronización: primero el cambio de peso atrás con extensión de codos, enlazando esta acción con una pedalada y tirón de manillar simultáneos.

Si te pasas de tirón y te vas hacia atrás, presiona fuerte el freno trasero y la rueda bajará automáticamente. Es importante que en tus primeros caballitos lleves los dedos en la maneta de freno, te costará pero si no asimilas esto desde el principio luego te resultará mucho más difícil aprenderlo.

Publicidad

Controlar este ejercicio te permitirá sobrepasar escalones con más facilidad, además estarás ganando en control y conociendo mejor tu bicicleta. Puedes usar la misma zona del caballito, pero cuesta abajo.

  • Avanza en pie, a poca velocidad, con las bielas horizontales, el peso centrado y uno o dos dedos sobre las palancas de freno.
  • Piensa en el gesto de "hacer el pino", es muy similar pero cambia mentalmente el suelo sobre el que apoyas las manos por el manillar, sobre el que llevamos has de hacer presión hacia abajo.
  • Tienes que sincronizar dos gestos para facilitar el movimiento, una frenada con el freno delantero más un pequeño salto en los pedales, buscando imitar el equilibrio invertido o pino.
  • Estás quitando el peso de los pedales y de la rueda trasera, esto hace que al bloquear la rueda delantera la bicicleta bascule sobre la rueda delantera y se eleve de atrás.

Publicidad

Es una técnica avanzada de enorme utilidad en la montaña, que te permitirá superar un pequeño obstáculo sin tocarlo.

  • En pie sobre los pedales, levanta la rueda delantera desplazando todo tu peso atrás, con un fuerte tirón del manillar. 
  • Todo seguido, da un salto sobre los pedales cuando has conseguido el levantamiento, para quitar peso de la rueda trasera.
  • El salto en los pedales se ha de sincronizar con un empujón adelante al manillar, desplazando la bicicleta por delante del cuerpo.

Piensa que la altura de rueda delantera que consigas en la fase inicial, con la rueda trasera apoyada en el suelo, es la que podrás trasladar a la rueda trasera, así que para hacer bunny hops altos tienes que levantar mucho la rueda delantera primero.
Para empezar puedes usar un pequeño resalte del suelo como elemento de impulsión que facilite ligeramente el levantamiento.

Publicidad

Prueba a desplazar el peso del cuerpo a un lado antes de elevar la rueda trasera y lograrás que ésta se mueva lateralmente cuando se levante, cambiando de trayectoria. Intenta tirar pequeños objetos de lado con esta técnica (latas de bebida, el bidón de la bici…)

Publicidad

Combina las técnicas de levantamiento de rueda delantera y trasera para pasar una marca del suelo sin tocarla. En pie, tira del manillar a la vez que echas el peso atrás para levantar la delantera justo antes de llegar a la línea. Cuando la sobrepases deja que la rueda caiga y aprovecha la inercia que llevas hacia delante para levantar la rueda trasera, frenando con el delantero en cuanto la rueda toque el suelo y quitando peso de los pedales dando un pequeño salto sobre los mismos.

Publicidad

Intenta seguir la trayectoria más recta posible, compensando con desplazamientos del cuerpo hacia el lado que te desequilibras, para que la bici pueda seguir colocada en su sitio. Puedes marcar una raya en el suelo para pasar sobre ella o usar un bordillo para practicar.

Publicidad

El clásico ejercicio de hacer eses entre marcas es sencillo pero muy efectivo para mejorar el control en curvas y asimilar el gesto de los cambios de peso en las curvas. Hazlo elevando y bajando el centro de gravedad, arriba en el punto de transición de giro a giro y abajo justo en el giro, aproximando el pecho al manillar. Prueba con diferentes separaciones de obstáculos para varíar tu velocidad, desde muy despacio con las marcas juntas a muy rápido con ellas separadas. La técnica es similar pero varía.

Publicidad

En los parques puedes encontrar escalones a menudo más altos y fáciles de abordar que los que te ofrece el medio natural. Aplica la técnica de subida de escalón que vimos en la página 26 pero ten en cuenta que para levantar la rueda trasera a más altura habrás de darle un pequeño toque al freno delantero justo cuando ésta haya superado el mismo, lo que ayudará a la elevación de la trasera. Muy importante: suelta enseguida el freno porque si no la bici no superará el obstáculo, simplemente se levantará de atrás y volverá a bajar y extiende los brazos adelante, dejando tu peso atrasado.

Publicidad

Aprovecha el escalón de subida para aprender a bajar de un salto, luego busca uno más alto, siempre podrás bajar escalones más altos que los que subes, aunque no debes empezar por escalones más altos que tu rodilla. Bájate de la bici y compruébalo.
Acércate al escalón, en pie sobre los pedales. Se pasa con más facilidad rápido que lento. Echa el peso atrás justo cuando la rueda delantera va a llegar al borde del escalón, tirando ligeramente del manillar atrás y arriba. Cuando la trasera empiece a caer del escalón, tira del manillar hacia ti y empuja con los pies hacia abajo, para aterrizar con la rueda trasera y suavizar el impacto.

Publicidad

Vamos a intentar mover la rueda delantera sin que la trasera lo haga. Avanzamos despacio hasta que la rueda trasera pase sobre el cruce de las dos líneas, frenamos justo ahí y damos un saltito sobre los pedales a la vez que tiramos del manillar hacia un lado. El objetivo es hacer, poco a poco, un círculo completo como si la bici fuera una aguja de reloj. Primero trataremos de completar un cuadrante, con dos o tres saltos.

Publicidad

Seguimos progresando ya que ahora enlazaremos la técnica de bunnyhop con la del desplazamiento lateral. Es una utilísima técnica con la que podremos evitar obstáculos dispuestos en paralelo a nuestra trayectoria, como peligrosos regueros. El desplazamiento lateral se induce antes del despegue, en el aire es imposible, por eso tiramos del manillar ya hacia un lado cuando todavía hay apoyo de la rueda trasera.

Publicidad
Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...