Entrevista a Teresa Perales

Entrevistamos a la nadadora Teresa Perales, una de las deportistas con más medallas en los Juegos Paralímpicos, cuenta con 22 metales, seis de ellos obtenidos en Londres 2012.
Sport Life -
Entrevista a Teresa Perales
Entrevista a Teresa Perales

Fisioterapeuta, profesora universitaria, escritora, diputada en las Cortes de Aragón, madre… Y con las seis preseas obtenidas en Londres, completa un brillante currículum deportivo con un total de 22 medallas en Juegos Paralímpicos.

Publicidad

Menuda repercusión la de los Juegos Paralímpicos de Londres, ¿qué crees que ha cambiado respecto a otras ediciones?

No lo sé muy bien… supongo que la atención de los medios de comunicación. Que la franja horaria coincida también ha ayudado mucho a que se siguieran más los Juegos, tanto olímpicos como paralímpicos. Y en lo que a mí respecta, creo que haber sido abanderada y que los medios empezaran a hablar de 22 medallas "como Michael Phelps" me ha dado una popularidad con la que no había soñado antes.

¿Piensas que habrá un antes y un después de estos Juegos para el deporte paralímpico español?

Eso espero. Confío en que no tengamos que esperar cuatro años para que la gente vuelva a interesarse por nosotros, para salir en los medios de comunicación. Algunos de los periodistas que estaban en Londres me han prometido que van a intentar que lo que consigamos, por ejemplo, en los próximos mundiales, no quede en el olvido. La sociedad lo requiere y personalmente pienso que en este momento más que nunca necesitamos cosas que nos proporcionen ilusión, nos den alegrías.

¿Al volver a España, te ha sorprendido la repercusión de vuestras medallas?

Ya en Londres notamos que algo había cambiado, pero al llegar hemos visto que la gente lo ha vivido con más sentimiento colectivo. Después de los Juegos anteriores se alegraban por mí, ahora nos dicen cosas como "nos habéis hecho muy felices", ha surgido una especie de "sentimiento patrio" que antes no había.

Antes de perder la movilidad de las piernas eras karateka, ¿por qué elegiste después la natación?

Un poco por casualidad. Apenas sabía nadar y la natación me resultaba aburrida y monótona. Me gustaban más los deportes en que pudieras moverte y respirar libremente. Pero en natación no tenía que usar nada, ni siquiera la silla, así que probé durante unas vacaciones. No se me dio mal y al volver a Zaragoza me apunté a un club y enseguida comenzaron a llegar los resultados.  Fue todo muy rápido.

¿Has probado otros deportes adaptados?

¡Y no adaptados! Con el esquí y el baloncesto en silla de ruedas descubrí que no se te tiene que dar todo bien… (se ríe). También monto a caballo. El submarinismo lo practico con equipo normal, no adaptado. Y también he participado en un rally convencional, La Baja España-Aragón… ¡quedamos segundos!

Has sido madre en el último periodo olímpico. ¿Ha afectado a tu rendimiento deportivo?

Bueno, en mi caso se juntan la maternidad y que voy cumpliendo años… En Londres tenía cuatro años más, he sido mamá y he nadado más pruebas. Yo creo que el embarazo no me ha perjudicado, lo que sí ha hecho ha sido enseñarme una lección muy importante, que hay que saber esperar. Empecé a nadar justo cuando se cumplía la cuarentena y me lesioné. Por no ir poco a poco, estuve 5 meses más de baja.

¿Los nadadores paralímpicos también habéis notado el cambio en la normativa de los bañadores?

¡Más! En mi caso, que no puedo mover las piernas, aquellos bañadores me ayudaban un poco porque mejoraban la flotabilidad. Quizá por eso no he batido ningún récord del Mundo en Londres, lo que sí hice en Juegos anteriores.

¿Te gustaría que tu hijo se dedicara al deporte?

Sí, sin duda alguna. Aunque preferiría que fuera un deporte diferente a la natación, quizá un deporte de equipo. Pero yo le apuntaré a todo, le animaré mucho y que haga lo que quiera.

¿Vas a nadar durante tus vacaciones o no te gusta tanto el agua?

Un poco de mono sí que tengo… pero no tanto. Seguro que iré a la piscina con mi hijo, pero no más.
 
Imagina un Madrid olímpico en 2020… ¿Aguantarías hasta entonces por la ilusión de "nadar en casa"?

He imaginado mucho un Madrid olímpico en 2016… porque nadar en casa tiene que ser brutal. Pero 2020 me parece demasiado lejano. Tendría 44 años. Ya veremos si acompañan la forma física y los resultados. No voy a "ir por ir", aunque al final los juegos vengan a Madrid.

En momentos como este… ¿Tienes la sensación de que te queda algún sueño por cumplir?

Seguro que sí… lo que pasa es que todavía no sé cuáles son.

¿Te consideras una persona afortunada?

Muchísimo, cada día… ¡tengo muchos motivos!

Publicidad
Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...