Entrevista a Carl Lewis

Entrevistamos a Carl Lewis, el atleta que cosechó 10 medallas olímpicas y 8 oros y un bronce en los Campeonatos del Mundo de Atelitsmo a lo largo de su carrera deportiva.
Juan Manuel Montero -
Entrevista a Carl Lewis
Entrevista a Carl Lewis

Se cumplen 20 años de Barcelona 92 donde cosechó la última de sus 10 medallas, 9 de oro y una plata, el "Hijo del Viento". En vísperas de los Juegos de Londres pudimos hablar con el mítico Carl Lewis en la presentación del material que llevarán en los Juegos los atletas de Nike.

Publicidad

Publicidad

¿Cuál fue la clave para tener tantos éxitos?

Creo que la clave fue no tener una clave, sino hacer las cosas simples y prácticas. Tener talento, por supuesto, que no se alcanza por sí solo. Hay que tener un buen entrenador y una enorme dedicación al trabajo. Sin esto no se consigue nada.

¿Recuerda alguna mala carrera?

No es fácil estar en una pista y competir al máximo nivel donde todos quieren quitarte lo tuyo. Lo tuyo en el buen sentido, como tu marca, tu tiempo, tu medalla, aquello por lo que trabajaste muy duro. Por eso hablo de desafíos constantes y permanentes, y nunca de frustraciones.

¿Eras un saltador de longitud que corría más que nadie o un corredor que saltaba como ninguno?

Yo era y seré un saltador toda vida. Yo nací para saltar longitud. Lo que pasó es que empecé a competir en relevos y a tener grandes resultados y una cosa llevó a la otra y acabé como velocista, pero esto siempre fue para mí algo extra.

¿Qué darías por tener la oportunidad de estar en la piel de Usain Bolt en el minuto antes de la salida de la final de los 100 metros en los Juegos?

Lo bueno de mi carrera deportiva es que no debo hacerla de nuevo, ja, ja, ja… Ahora vivo otro momento. Trabajo con chicos y siempre les digo que no quiero tener 17 años de nuevo, porque en esa época no tenía "money" y todos me daban órdenes.

¿Sientes que el atletismo ha perdido mucha repercusión respecto de tu época, de la de Sebastián Coe, Bubka, etc?

El poder continúa en las federaciones y no en los atletas. Si dieran mayor apoyo habría otros resultados. En Estados Unidos, por más que muchos crean lo contrario, el atletismo es un deporte de segunda línea. El fútbol americano y el basket lo acaparan todo y en Europa es lo mismo con el fútbol. El camino a seguir es una refundación.

¿Es Bolt hoy lo que era Carl Lewis en los ochenta?

Yo tuve mi era y él tiene ahora su momento que debe construir él mismo. Ser el humano más rápido era algo gigantesco, pero son la historia y el tiempo los que definen. En mi época, muchas personas decían que un determinado corredor era bueno y que marcaría un momento, y ahora nadie se acuerda de él. Hay que esperar unos diez años para que se sepa quién es el mejor de esta época.

Has cumplido 50 años, la edad en que anunciaste que el rey del sprint iba a correr un maratón…

¡Es verdad que lo dije! Cuando entrenábamos lo más que corríamos, y era un par de veces al año, eran 30 minutos. ¡Y lo odiaba! Yo hacía entrenamiento durísimos, muy intensos, pero nunca más de 500 metros seguidos. Me gustaría terminar un maratón… Y no he dicho correrlo, eso lo dejo para los que realmente lo entrenan. Yo le daré mi tarjeta de crédito a la organización para que no apaguen las luces hasta que llegue.

¿Qué haces para cuidar tu cuerpo?

No hago mucho ejercicio, principalmente pesas y estiramientos, pero sigo una dieta vegetariana. Sigo pensando que la parte más importante de la preparación física es la dieta. Mientras estuve en activo fui un vegetariano estricto. La gente piensa que los atletas necesitan comer mucha carne, pero se equivocan. Claro que necesitaba proteína, pero las obtenía de las lentejas o de las judías.

Publicidad
Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...