El Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas

Patinar de espaldas te ofrece mucha versatilidad en tu movimiento, ganas en equilibrio y confianza y, por qué no decirlo, simplemente ¡mola!
Teba Ginestral / Fotos: Bárbara Sánchez -
El Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas
El Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas

Ya patinas de espaldas y disfrutas con la sensación de controlar tu patinaje en esa posición, aunque de la forma más básica, haciendo limones o medio limón, pero lo que queremos es hacerlo más controlado, de manera más eficiente y rápida. ¿Por qué? Porque patinar de este modo nos da muy buenas sensaciones y apetece, lo hacemos simplemente porque es muy divertido. Cuando ya dominas los cruces en curva y en círculo, un día por fin te decides a perder tus miedos y dices, ¡yo también quiero hacerlo! Ponte tu casco y protecciones, ha llegado el momento de probar el patinaje de espaldas cruzado.

Aunque impone al principio coger velocidad en esta posición, patinar de espaldas no resulta difícil a nivel técnico, lo que se requiere es una asimilación por nuestra parte del cambio que supone ir marcha atrás. Hay que liberarse del bloqueo mental de ir de espaldas, ya que no es un movimiento natural cuando no llevamos patines.

En esencia, difiere bastante poco de hacerlo de frente. Se requiere una correcta basculación de pesos y una postura bien flexionada. Pero no te agobies, no es tan difícil, solo es cuestión de práctica.

¿Cómo hacerlo?

el Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas

el Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas
  • Mirada en dirección del desplazamiento.
  • Hombros girados hacia la dirección de la mirada.
  • Cuerpo ligeramente girado hacia delante.
  • Cadera en línea con el patín trasero.
  • Rodillas ligeramente flexionadas.
  • Apoyo sobre la lengüeta del patín.
  • Guías inclinadas hacia el exterior.

Algunos consejos

  • Si te resulta complicado comenzar con una tijera de espaldas (un patín delante del otro), comienza haciendo limones y, cuando lleves inercia suficiente, coloca la posición de tijera, flexiona bien las rodillas y libera el peso de los talones para poder realizar el cruce de los patines con facilidad.
  • Lo más complicado del criss-cross es lograr descruzar los patines; no te resultará difícil si apoyas bien la flexión de las rodillas sobre la lengüeta del patín e inclinas lo máximo posible las guías hacia el exterior al abrir las piernas en el impulso. El cruce es relativamente sencillo, aunque a veces da miedo tener las piernas cruzadas.
  • La fuerza del impulso debe salir de los patines y no de las piernas; son los pies los que ejercen la fuerza del movimiento. Si lo haces desde las piernas, no conseguirás que los patines abran, crucen o descrucen. Es como hacer un “limón” pero en tijera, un patín delante del otro.

el Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas

el Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas
  • Una vez te encuentres en movimiento, no olvides mirar en la dirección de tu marcha, por encima del hombro, girando la cabeza y los hombros adecuadamente hacia donde se dirige tu mirada. Si levantas los brazos en la dirección en la que vas, te ayudará a girar adecuadamente el cuerpo.
  • Es el momento de controlar el sentido de tu marcha, la guía trasera tiene que salir inicialmente recta, en caso contrario nos desviaremos con facilidad y empezaremos a realizar giros y curvas no deseadas.

Ejercicios recomendados previos a la ejecución del criss-cross

  • Empieza haciendo limones y cuando cojas algo de velocidad, coloca la posición de tijera y déjate llevar en esa posición hasta que pares. En este ejercicio puedes practicar bien la posición del cuerpo, las basculaciones y la dirección de la mirada, antes de comenzar a impulsarte, trabajando la estabilidad.
  • Utiliza como guía una línea pintada en el suelo, para conseguir patinar en línea recta y evitar los giros.

No te equivoques

el Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas

el Backwards Criss-Cross o cómo patinar cruzado de espaldas
  • Mirada hacia el suelo o hacia otro lugar distinto a la dirección de la marcha.
  • Hombros no girados suficientemente hacia la dirección de la marcha.
  • Cuerpo hacia el lado contrario a la marcha.
  • Guías poco inclinadas hacia el exterior.
  • No dejar el peso en la lengüeta del patín trasero implicará flexionar haciendo una "sentadilla", con lo que la caída de espaldas es más que probable.
  • Dejar todo el peso en la pierna delantera o flexionar demasiado el cuerpo hacia delante provocará nuestra caída "de boca" al suelo y una mayor dificultad de impulso.
Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...