¡Dale al blanco! Iníciate en el tiro con arco

Iria Grandal, deportista olímpica en tiro con arco en Londres 2012, te cuenta todas las claves para que puedas empezar a practicar tiro con arco
Iria Grandal/ Fotos, César Lloreda -
¡Dale al blanco! Iníciate en el tiro con arco
¡Dale al blanco! Iníciate en el tiro con arco

¿Cuántas veces has visto a Robin Hood partir una flecha por la mitad tirando otra? ¿Te preguntas si esto es posible? Pues sí, es posible, y a muchos arqueros les pasa a lo largo de su trayectoria. ¿Quieres enterarte de lo que es el tiro con arco? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué deberías probar el tiro con arco?


Nos ayuda a tener más conciencia sobre nuestro cuerpo y nuestros músculos, ya que es muy preciso. Seguro que lo notas cuando practiques otros deportes. Además, también nos hará mejorar la concentración y el control de las emociones. Otro punto a favor es que se trata de un deporte que puede ser practicado a cualquier edad, es frecuente ver a familias de padres e hijos compartiéndolo como hobby.
Existen varias modalidades: desde la más básica como puede ser el arco longbow (parecido al famoso arco recto de los ingleses), hasta el más preciso que es el arco compuesto. Pero nosotros hablaremos de la modalidad olímpica, el arco recurvo.

¡Mucho ojo!


Para empezar, lo más importante es saber si eres diestro o zurdo, pero de ojo. Nada tiene que ver que seas diestro de mano, porque puede ser que tu ojo dominante sea el izquierdo. Con este sencillo truco lo averiguarás en un momento:

Coloca tus manos alejadas del cuerpo, formando un círculo cerrado, y mirando un objeto a través de él con ambos ojos abiertos. Consigue que el objeto quede ‘encerrado’ entre tus manos. Sin mover las manos, guiña el ojo izquierdo, ¿sigues viendo el objeto? Entonces eres diestro. Si por el contrario, para continuar viendo el objeto que habíamos ‘encerrado’ entre las manos tienes que guiñar el ojo derecho, tu ojo dominante es el izquierdo.

Si guiñamos el ojo dominante, el objeto que encerremos entre nuestras manos se moverá lateralmente hasta quedar fuera del círculo que tenemos formado. En la imagen de arriba tienes un ejemplo.

¿Qué material necesito?

  1. Arco y palas: los arcos de iniciación suelen ser de madera o plástico. Cuando se avanza, los arcos pasan a ser de carbono o aluminio y las palas de foam o madera.
  2. Cuerda: en los arcos de iniciación se suele utilizar como material el Dacrón, que es un tipo de poliéster.
  3. Protector de brazo o bracera: imprescindible. Uno de los gestos que se utilizan para tirar es el giro de antebrazo, algo que hay que practicar, pues para los principiantes es un gesto totalmente nuevo. Como no solemos saber hacerlo, la cuerda puede chocarnos en el brazo. Por eso es fundamental ponernos un protector si no queremos terminar con un buen moratón.
  4. Dactilera: nos la pondremos en los dedos de la mano con la que agarramos la cuerda. El cuero hará que los dedos no sufran demasiado al soltarla.

 

  1. Carcaj: sirve para guardar las flechas mientras tiras.
  2. Flechas: las flechas de iniciación ya nos traen las plumas y las puntas colocadas.
  3. Visor: es prescindible, ya que la idea principal al iniciarse es centrarse en mantener una técnica correcta y no en apuntar para darle al centro porque así cogemos ‘malos vicios’ que después serán más difíciles de cambiar.

Por norma general, en los clubes hay cursos de iniciación donde te prestan el material necesario para aprender a tirar, sin embargo, para que te hagas una idea, un kit completo de iniciación cuesta alrededor de 90€.

Cuestión de técnica

Es importante ser paciente y constante, no intentes pasar al siguiente paso sin haber perfeccionado el anterior porque la técnica es muy importante en el tiro con arco.

1. Empezamos con los pies en paralelo a la línea de tiro y el cuerpo perpendicular  a la diana . Es importante acordarse que el cuerpo no tiene que estar de frente a la diana, solo será la cabeza la que mira a la diana.
2. Se utilizan solo 3 dedos para agarrar la cuerda (índice, corazón y anular), el índice irá por encima de la flecha y los otros dos, por debajo.

3. Subimos el brazo que aguanta el arco y luego vamos tensando la cuerda hacia atrás. Es importante no bajar ni subir mucho el codo del brazo que aguanta la cuerda. Además, el brazo del arco tiene que estar estirado en todo momento.
4. Sin miedo, seguimos tensando hasta colocar la mano debajo de la mandíbula (la cuerda incluso nos tocará la cara. ¡Tranquilo, no hace daño!) Si tenemos visor apuntamos a nuestro objetivo con él, si no, podemos guiarnos con la punta de la flecha, y después soltamos la cuerda relajando los dedos.


¿Dónde puedo iniciarme?


Para iniciarte tienes que acudir a un club, porque es necesario disponer de licencia y unas instalaciones reguladas y óptimas. Allí habrá algún monitor que te explique qué hacer y qué material usar en cada momento. En este enlace te puedes informar de los clubes que hay cerca de tu casa: www.federarco.es/federaciones-autonomicas

 

Iria Grandal, autora de este artículo, ha sido olímpica en los Juegos Olímpicos de 2012, subcampeona de Europa absoluta, 4ª de Europa Júnior y subcampeona del Mundo cadete.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

En noviembre queremos que cuides de ti...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...