¿Usas bien tu crema de recuperación muscular?

¿Te pasas usando tu crema de recuperación muscular? ¿Realmente sabes cómo deberías usarla? Hemos preguntado a dos fisioterapeutas para que vayas sobre seguro
Lidia Castillo/ Fuente: Lorena de Bueno y Laura Lozano, fisioterapeutas en Centro la Rueda -
¿Usas bien tu crema de recuperación muscular?
Las cremas de recuperación muscular son una gran ayuda pero deben saberse usar en el momento y forma adecuadas.

Es muy común el perfil del deportista amante del crosstraining que tiene en su casa una despensa llena de cremas para la recuperación muscular, incluso de aquellas que incluye analgésico, y que acaba camuflando lesiones por no realizar una aplicación responsable. Para aprovechar las ventajas de estas cremas para la recuperación deportiva y no caer en una mala praxis hemos preguntado a un equipo de fisioterapeutas, ¡y estas son sus recomendaciones!

Este artículo es un regalo digital del nº9 de Train Hard para los lectores web, si quieres leer ya todas las novedades de Train Hard acude al quiosco o hazte con la versión digital por solo 1,99 € pinchando aquí. 

1. Nunca deben ser un sustituto de la preparación deportiva

Debemos priorizar en la realización de un buen calentamiento, así como la realización de estiramientos dinámicos para la preparación de las articulaciones y la musculatura. Este tipo de cremas no es un sustitutivo de la preparación deportiva pero sí que pueden llegar a mitigar las posibles sobrecargas post entrenamiento, ¡no te saltes pasos en tus entrenos!

2. ¡No abuses!

Combina las cremas con otros métodos que consiguen objetivos similares, ten en cuenta que estas cremas actúan de forma muy útil facilitando el flujo sanguíneo de la musculatura al mismo tiempo que disminuye la sensación de sobrecarga y las agujetas, pero esto también se puede conseguir con pases de agua fría en la ducha. En la variedad está la clave, a veces es mejor que dejes descansar la crema y te vayas al método “artesanal”.

3. No da igual masajear de cualquier forma

Sigue el método más efectivo: se aconseja aplicar en sentido ascendente para favorecer el retorno venoso. Y recuerda, si tras la aplicación persisten las molestias, ¡no seas cabezón! Ve al fisioterapeuta porque podrías estar cayendo en la novatada de tapar una lesión que no vas a solucionar untándote crema. 

Si te gusta descargar masajeando, aquí te enseñamos a descargar con una pelota Lacrosse.

4. ¿Cuándo debo usar cremas efecto frío y cuando cremas efecto calor?

Cuando se trata de evitar el edema o la inflamación, cuentas con entre 24 y 48 horas donde la aplicación de efecto frío evitará molestias mayores. Después de este tiempo, si sigues con molestias, será cuando debas aplicar cremas de efecto calor para estimular la circulación y potenciar la recuperación muscular, eso sí, ¡ten cuidado con convertir el uso de cremas de efecto calor en una rutina nocturna! Si se prolonga las molestias, ve al fisioterapeuta.

5. ¿Puedo aplicarla también antes de entrenar?

No, estas cremas tienen sentido si la aplicas justo después de entrenar, tras haber realizado los estiramientos pertinentes de toda la musculatura trabajada y una vez nos hemos duchado.

6. ¿No es un poco fuerte usar las que aportan analgésico?

Como en todo, si lo haces de una forma puntual y no de forma rutinaria, y sobre todo si tu médico te ha aconsejado el uso, podría venirte bien para, por ejemplo, poder dormir limitando las molestias y así descansar mejor.

7. Nunca, nunca pero nunca uses estas cremas en estas situaciones:

En caso de padecer alguna lesión, ya que la crema produciría analgesia de la zona y podríamos someter al músculo a un sobreesfuerzo lesionándonos en mayor medida. Hay que recordar que los dolores son señales de aviso de posibles lesiones y es mejor disminuir el entrenamiento y consultar con especialistas. ¡Los mecanoreceptores del dolor tienen una razón de ser, no los ignores!

8. Si las cremas recuperadoras forman parte de tu rutina, ¡algo andas haciendo mal!

No es normal que necesites hacer uso de elementos recuperadores paliativos con tanta frecuencia, si las molestias se han adueñado de tu musculatura, plantéate que quizás no estés entrenando bien o te estés pasando con el tiempo que dedicas o la intensidad.

9. Calienta, estira y vigila los posibles daños.

Realiza un buen calentamiento con sus correspondientes estiramientos dinámicos pre entreno. Después del entrenamiento vuelve a realizar estiramientos de toda la musculatura trabajada para disminuir la sobrecarga y en caso de posible lesión, ¡para y ve al fisioterapeuta!

10. Y finalmente, responde a esta pregunta, ¿realmente descansas lo suficiente?

A todos nos pasa, despreciamos el descanso y no nos damos cuenta de que la única forma de recuperar realmente de forma saludable y poder seguir entrenando es destinarle a este el lugar dorado que se merece en nuestras rutinas semanales, intenta descansar al menos 1 o 2 días a la semana, o incluso alguno más si notas que tu cuerpo te está pidiendo reposo, ¡ten cabeza!

Agradecemos esta prescripción a las fisioterapeutas Lorena de Bueno y Laura Lozano, del Centro la Rueda en Albacete, C/ Cid nº 20. Teléfono: 694474639

Te recomendamos

No te pierdas la nueva bici eléctrica de vanguardia de KYMCO, podrás probarlas grat...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...

Las sentadillas son un ejercicio clave para el trabajo muscular de piernas y glúteos....