La historia de una corredora con cáncer de mama

Begoña Mallavibarrena es un ejemplo de superación, comenzó a correr después de que le diagnosticaran un cancer de mama. Acuérdate de ella cuando no te aperezca salir a entrenar y se te acabarán las excusas.
Yolanda Vázquez Mazariego -
La historia de una corredora con cáncer de mama
La historia de una corredora con cáncer de mama

Una lectora nos envió un email en el que me contaba cómo había empezado a correr después de que a los 34 años la diagnosticaran un carcinoma de mama. Me puse en contacto con ella y le propusimos algo ‘especial’: la Carrera de la Mujer es benéfica y se dona 1 euro por cada participante a la Asociación Española Contra el Cáncer, ¿Por qué no se animaba a correr con nosotros tres carreras de la mujer? Sería un reto para ella y un ejemplo para otras mujeres en su situación. Ella lo aceptó rápidamente, un poco asustada al principio hasta que la tranquilizamos, no tenía que ganar, sólo correr a su ritmo como una más.

 

Después de estos meses, tenemos una corredora más y un ejemplo para muchos hombres y mujeres que están pasando por su situación. Esta es la historia de Begoña Mallavibarrena, una luchadora que pasito a pasito ha ido encontrando que la Runner-terapia no tiene efectos secundarios y es una gran ayuda para superar los malos momentos.

 

¿Cómo se te ocurrió lo de correr? Yo siempre había hecho deporte: principalmente escalada y alpinismo pero también natación sincronizada, un poco de todo. Cuando en abril de 2006 me diagnosticaron cáncer de mama me dijeron que tenía que no volvería a escalar después de haberme extirpado los ganglios, mi brazo no debía llevar peso. Luego llego la quimioterapia y estaba muy cansada pero con la radioterapia me empecé a animar. Mi marido Miguel es corredor y había visto en la revista el artículo sobre el ejercicio y el cáncer de mama y lo hablamos y se vino conmigo.

 

 

¿Cómo ibas al principio? Al principio tenía miedo porque tenía muy bajas las defensas bajas. Empecé muy despacio con Miguel que llevaba al niño en el carrito o con mi madre que iba andando deprisa. Los primeros 10 minutos eran los peores. Ahora salgo un día sí y otro no, unos 40 minutos y un día a la semana 1 hora alternos.

 

¿Qué sensaciones tienes al correr? Cuando vengo de correr estoy más animada y no me noto tan cansada y me siento más animada y menos depresión. Correr me hace sentirme bien y es que me han inducido la menopausia de 2 a 5 años y eso me tiene loca, con los sofocos y ansiedad, insomnio, cansancio, irritable. Cuando voy a correr al principio no me apetece y luego me siento mucho mejor, hasta el dolor del brazo se me ha ido quitando.
 

Cuéntanos tu experiencia en las 3 carreras de la mujer. Me lo he pasado muy bien en todas, he corrido siempre con mi marido y mi hijo Miguel en su carrito y las he disfrutado, pero la que mejor recuerdo tengo ha sido esta última en Zaragoza, iba muy bien y la hice en 32 minutos. En Madrid era la primera y estaba agobiada con tanta gente. En Gijón llovió mucho y me lo pase bien en el viaje pero fue más difícil correr con lluvia. También he corrido otras carreras este año:  la del BBVA que son 5km, y otra en Vallecas de 5 km que te regalan un árbol. Ahora quiero ir a la San Silvestre Vallecana para ver si puedo con los 10 km.

 

¿Cómo se asume un diagnóstico de cáncer de mama? Tu pareces llevarlo muy bien. A mi madre la quitaron un cáncer de mama hace 12 años y está muy bien, por eso cuando me lo dijeron no me asusté tanto, primero me dijeron que era bueno y luego cuando lo analizaron ya me asusté pero tenía más apoyo y sabía lo que era esto.

Yo me miro en mi madre y cuando veo alguna chica sin pelo o con pañuelo las pregunto y hablo con ellas, no lo oculto y creo que es más fácil que nos apoyemos entre nosotras que sabemos lo que es pasar por esto.

 

Atrévete a darnos unos consejos para animar a otras mujeres con cáncer de mama a correr. Para mi la mejoría más notable es que el dolor del brazo se pasa cuando corres, y eso que te dicen que siempre va a estar ahí molestado. Luego tienes más autoestima, te sientes mejor y el deporte te hace pensar de otra manera, no te deprimes tanto y lo ves todo más positivo.

 

Muchas mujeres se hubieran quedado en casa después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama, pero Begoña Mallavibarrena es una deportista nata, lo de quedarse quieta no va con ella, si quieres hablar con ella este es su correo electrónico y estará encantada de contestar a tus dudas y animarte a correr: bemape70@yahoo.es.

 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...