Tus ojos también entrenan

¿Por qué entrenamos las piernas pero no nuestra vista?
Sport Life - SIODEC -
Tus ojos también entrenan
Tus ojos también entrenan

Entrenas tus piernas, entrenas tus brazos, entrenas tu corazón… ¿y por qué no entrenas tus ojos? El 80 % de la información que recibimos nos llega a través de los ojos, por lo que su estado influye notablemente sobre nuestra capacidad de reacción.

Según la SIODEC (Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo y del Comportamiento), las deficiencias de visión son muy frecuentes y pueden ser corregidas en un 45 % de los casos mediante terapia visual, que además de la visión mejora los tiempos de reacción y la inmediatez de las respuestas. 

La terapia visual consiste en una serie de ejercicios, personalizados, orientados a desarrollar al máximo las capacidades visuales del deportista y generar nuevas conexiones neuronales, una “nueva manera de ver”.

Estos son algunos ejemplos de ejercicios de terapia visual, que para ser realmente efectivos deben estar controlados por un optometrista especializado.

Frente a un panel con colores, combina e integra movimientos oculares con movimientos de las extremidades superiores, sujetando un balón medicinal ligero o un balón de fútbol o de baloncesto, siguiendo el orden:

1. En la misma dirección. Cada vez que miramos un punto, movemos los brazos en la misma dirección. Podemos seguir patrones imaginarios de letras: Z (siguiendo los puntos que trazan una Z), X, M, U, o bien todos los puntos en secuencia. 2 minutos.

2. Dirección contraria. Realizamos el procedimiento 1, pero movemos los brazos con el balón en dirección contraria al punto que estamos mirando. 2 minutos.

3. Movimiento del cuerpo, con el balón pegado al pecho. Cada vez que miramos a un punto, el cuerpo se desplaza ligeramente en sentido contrario al de los ojos. Por ejemplo, si miramos al punto superior del centro, flexionamos las piernas para que el tronco baje; si miramos a un punto lateral, desplazaremos el tronco al lado contrario.

Para aumentar la velocidad de respuesta podemos añadir, en los tres procedimientos, un metrónomo que marque el ritmo de cada movimiento. Podemos comenzar poniendo la velocidad del mismo a 60 cpm (ciclos por minuto) e ir aumentando.

www.siodec.org

 

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Tres años consecutivos ayudando a mujeres deportistas a alcanzar sus metas...

Así es All Terrain, la nueva colección de New Balance para correr por el campo....

Joma lanza la edición más especial de sus zapatillas Storm Viper II para el maratón d...

Apúntate el 21 de noviembre en el calendario porque WellneX llega a Madrid, ¿vienes c...

¿Y si la mejor opción fuera un híbrido enchufable auto-recargable?...

La duda es más que razonable, pocos saben qué vehículo adquirir para tener menos rest...