Patinar por la ciudad

Te enseñamos a moverte con seguridad por la ciudad sobre tus patines. ¡No habrá escalera que se te resista!
Teba Ginestal -
Patinar por la ciudad
Patinar por la ciudad

El patinaje cada vez está más de moda. Resulta atractivo a personas de todas las edades y además se puede utilizar como medio de transporte. También es una buena alternativa de entrenamiento para deportistas de otras disciplinas como corredores o ciclistas, ya que te mantiene en buena forma y las articulaciones sufren menos. Por desgracia, no hay muchas pistas libres ni carriles bici suficientes para rodar con comodidad, por lo que cada vez es más habitual ver patinadores por las calles, realizando lo que se denomina comúnmente "patinaje urbano o freeskate" a todos los niveles. Lo que para los más "cañeros" es una ventaja: encontrarse con escaleras, mobiliario urbano de distintas alturas y demás obstáculos, para otros es problema. Bajar un bordillo para cruzar una calle puede ser todo un reto si no tienes experiencia. En este artículo vamos a explicarte cómo patinar por la ciudad de forma segura y divertida y sin necesidad de quitarte los patines para pasar los obstáculos.

  • CLAVES IMPORTANTES: En casi todos los obstáculos vamos a utilizar las mismas claves:

 

Patinaje urbano tijeras

→ Tijeras: es importante marcar una buena tijera para mantener el equilibrio cuando estamos pasando sobre un obstáculo. Contrariamente a lo que se piensa, abrir las piernas hacia los lados nos puede dar mayor sensación de seguridad, pero en el momento de rodar sobre un obstáculo que nos desequilibre, en esta postura es fácil que se nos levante uno de los patines hacia delante, lo que conlleva que el cuerpo se nos incline hacia atrás y posiblemente ocasione una caída de espaldas. En este caso, el abrir las piernas una hacia delante y otra detrás, en “tijera”, nos va a aportar mayor equilibrio aunque en un principio nos de mayor inseguridad. Importante: la apertura hacia los lados no debe superar aproximadamente el espacio que miden nuestras caderas.

→ Flexión de rodillas: una buena flexión de rodillas nos va a posibilitar abrir más la tijera y, consecuentemente, mantener mejor mi equilibrio.

→ Brazos localizados delante: mantener los brazos delante y un poco abiertos nos ayuda a equilibrar el cuerpo y, en caso de caída, proteger otras partes más vulnerables (cara, tórax…).

PESO: la mayor parte del peso debe ir sobre la pierna trasera y, en el caso de la delantera, en el talón, con el fin de liberar la punta. Esto nos da mayor control y equilibrio y, en el caso de tener que frenar urgentemente, ya tenemos la posición de frenado de taco.

Patinaje urbano velocidad

→ Velocidad: tendemos a reducir la velocidad cuando nos sentimos inseguros, pero en el caso de los obstáculos, coger un poco de inercia nos facilitará el mantener el equilibrio y pasarlo de forma más segura. A mayor velocidad, menos se sienten los obstáculos, aunque no se debe coger tampoco demasiada, que no nos descontrolemos después.

 

Publicidad

→ Uso de casco y protecciones: cualquier obstáculo se puede sobrepasar mejor si nos sentimos seguros y eso se consigue cuando vamos protegidos.

Patinaje urbano pasar obstáculos Patinaje urbano taco delante

→ Pasar obstáculos en diagonal: siempre que nos encontremos con un obstáculo con hendiduras donde se nos puedan quedar encajadas las ruedas, es preferible pasarlo en diagonal, cruzado al sentido de la hendidura, para pasarlo sin dificultad y evitar que se nos introduzcan las ruedas y se enganchen (rejillas, pavimentos con adoquines y/o con hendiduras).

→ Taco delante: se recomienda adelantar en la tijera la pierna que lleva el taco, en todos los obstáculos y, sobre todo, en los que se pasan de frente, por dos razones fundamentales: ya estás preparado para frenar con el taco en caso de urgencia, y así no se te engancha el taco en el obstáculo que has dejado atrás (como escalones, escaleras y cambios de superficie).

 

 

→ Adelantar el pie del obstáculo: cuando pasemos un obstáculo que no sea de frente, es preferible adelantar la tijera del pie más cercano al obstáculo (salvo que modifiquemos la ruta para entrar de frente y así disponer del taco adelantado como precaución).

→ No mojar el taco: si patinamos sobre suelo húmedo, evitaremos utilizar el taco en los charcos, ya que un taco húmedo puede resultar menos efectivo en la frenada.

→ Suelo húmedo o resbaladizo: en este tipo de suelos, el impulso al patín debe ser más cuidadoso, porque corremos el riesgo de que resbalen las ruedas. Mayor flexión de rodillas e impulsos más cortos.

 

Patinaje urbano salto paso primero Patinaje urbano salto paso segundo Patinaje urbano salto paso tercero

→ Saltos: hay obstáculos con diferentes salientes o elevaciones, que preferimos saltarlos. En este caso, se aplicarían las claves mencionadas anteriormente, con mucha más flexión para dar impulso y para amortiguar la caída, siempre en tijera al iniciar el salto (se suben primero los talones) y al caer (se cae primero con las puntas).

Pasar obstáculos en parado: si no me decido a hacerlo en marcha, siempre me puedo poner con el obstáculo a un lado, y con pasos laterales superarlo.





 

Publicidad

1. Pasos de cebra: la pintura blanca que se utiliza para marcar los pasos de cebra y las líneas de las carreteras es muy resbaladiza. En estos casos se recomienda pasarlo con inercia, sin patinar, en tijera. Si tenemos que patinar, pasos cortos y mucha flexión.

2. Charcos de arena suelta: hay que procurar no patinar, pasarlo en tijera, para evitar derrapes; importante, no frenar con el taco mientras se pasa este obstáculo (si estás frenando antes de pasarlo, se deja de frenar y una vez pasado, se vuelve a levantar el taco).

Patinaje urbano charcos arena suelta

3. Bordillos, escalones: para subirlos en marcha, mejor de lado que de frente, como lo haríamos sin patines. Para bajarlos en marcha, con un poco de inercia, en tijera, con el taco adelantado. Para subirlos/bajarlos en parado, lo mismo que con las escaleras.

Patinaje urbano bordillos escalones

4.  Escaleras

a.    para subirlas, hay dos opciones: de lado (abriendo bien el pie de entrada al escalón para dejar espacio al otro pie) o de frente (puntas abiertas y talones casi juntos, en pingüino, echando el cuerpo ligeramente hacia delante). Mucha flexión de rodillas en ambos casos.

Patinaje subir escalones de frent

b. Para bajarlas, también hay dos opciones: de lado (como al subirlas) o de espaldas (poniendo los patines en diagonal al escalón; este segundo caso se recomienda sobre todo si hay alguna barandilla a la que agarrarse).

Patinaje urbano bajar escaleras

5. Rebaje de aceras: podemos encontrarlas con suelo liso, pero lo más habitual es que el pavimento contenga “botones rojos”. Si conseguimos algo de inercia, se pasan en tijera sin problemas. En el caso de quedarnos sin velocidad en mitad del recorrido, hay dos opciones: pasos en “pingüino”, andando, o pasos laterales (como en el caso de las escaleras).

6. Alcantarillas: se pueden pasar haciendo un “limón” (abriendo las piernas por el exterior de la alcantarilla, por ambos lados), o en tijera con inercia como la mayoría de los obstáculos.

7. Suelos adoquinados: dependiendo del tamaño de los adoquines y de la separación que haya entre ellos, hay que ir con más o menos cuidado, intentando evitar que se nos introduzcan las ruedas en las ranuras, por lo tanto, hay que intentar patinar en diagonal, cruzando sobre las líneas, nunca en el sentido que marcan. A mayor inestabilidad del terreno, mayor flexión de rodillas, intentando volcar el cuerpo ligeramente hacia delante.

8. Rejillas: siempre en diagonal, en perpendicular al sentido de las rejillas, en tijera. En caso de no llevar velocidad, con pasos laterales, en parado (intentando no pisar la rejilla, sobrepasarla).

Patinaje urbano rejillas

9. Medianas elevadas: para subir: de lado, con pasos laterales o de frente en pingüino. Para bajar: en tijera (si es superficie lisa o fácilmente traspasable) o de lado, en parado.

10. Pequeñas rampas: en tijera, frenando al sobrepasarla.

11. Cuestas: existen varias opciones.

a. Pasos laterales en perpendicular a la cuesta, si nos da miedo bajarla patinando y somos principantes.

b. Bajar frenando desde el principio y dejarse llevar en tijera cuando quede poca cuesta o nos sintamos seguros, como se ve en la imagen de abajo. Si hay barandilla, agarrarse ligeramente o apoyarse, siempre en el lado de la pierna del taco adelantada.

Patinaje urbano cuestas

c. Realizar giros continuos con piernas abiertas para reducir velocidad, si no queremos frenar.

Patinaje urbano giros continuos piernas abiertas

d. Sugerencias en caso de emergencia: agarrarse a la barandilla; salirse del carril al césped o tierra (frenada de emergencia; cuidado con el tirón que se siente, mucha flexión y cuerpo hacia delante), evitar tomar la pendiente de frente (aumenta la velocidad y se puede perder el control).

Publicidad
Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...