Patines inline: limones

Te dejamos los pasos para que domines la técnica de patinaje de espalda, los llamados limones o backwards swizzles.
Teba Ginestal -
Patines inline: limones
Patines inline: limones

¿Ya dominas la técnica del patinaje hacia delante? Pues ponte el casco y las protecciones, que vamos a aprender a avanzar hacia atrás con una técnica que mejora el equilibrio y el control de los pesos.

Los "limones" son el paso previo a moverse de espaldas con facilidad, realizar giros y algunos tipos de frenada.

POSICIÓN BÁSICA

Publicidad

- Mirada al frente y por encima del hombro

- Brazos a los lados del cuerpo, ligeramente abiertos y adelantados

- Tronco ligeramente hacia el frente, bajando el glúteo

- Hombros y caderas alineados

- Peso centrado entre ambas piernas

- Rodillas flexionadas para que trabajen los músculos más potentes (glúteos y cuádriceps) y no los abductores

- Guías ligeramente inclinadas al exterior al abrir (rectas el resto del movimiento)

- Peso en la punta de los pies, liberando los talones pero sin levantar

EMPIEZA A PRACTICAR

Publicidad

Comienza colocando las puntas hacia el interior, con talones a 90º y rodillas intentando juntarse, flexionadas.

Ejerce fuerza hacia el exterior, abriendo patines y rodillas. Ambas piernas se mantienen en paralelo, a la misma altura y con el peso repartido al 50%.

Publicidad

Para cerrar, ejerce fuerza hacia el interior, juntando talones y manteniendo las rodillas apuntando hacia fuera.

Una vez controlado el movimiento, realiza varios limones seguidos, pero esta vez no juntes los talones al final: antes de encontrarse, coloca de nuevo los pies en paralelo, para juntar de nuevo las puntas e Iniciar un nuevo limón.

NO TE EQUIVOQUES

Estos son los errores más habituales en los limones hacia atrás:

- Elevar los talones dejando demasiado peso en las puntas.

- Inclinar demasiado el cuerpo hacia delante, bajando la cabeza y levantado el glúteo.

- Piernas sin flexión de rodillas. Dejar más peso en una pierna que en otra.

- Inclinar guías hacia el interior al abrir, partiendo de rodillas juntas y pies separados.

- No mirar nunca en la dirección a la que te diriges, o mirar por debajo del brazo.

- Dejar alguno de los hombros muy atrás con el brazo sobrepasando la cadera.

¿NO TE SALE? PRUEBA ESTO

Publicidad

- Comienza en estático en una superficie que dificulte el desplazamiento (césped o tierra), marcando las posiciones de todo el movimiento.

- Realiza un limón hacia delante y otro hacia atrás en el sitio, primero sin cono y después sobre un cono.

- Empieza a moverte de espaldas sobre una línea de referencia, dando pequeños pasos con las puntas hacia dentro: primero con un pie y después el otro, juntando ligeramente las rodillas.

Publicidad
Te recomendamos

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...

Porque hay un desayuno óptimo para cada tipo de deportista, aquí te dejamos 4 propues...

Lo que no le puede faltar nutricionalmente al buen corredor antes, durante y después ...

¡Estrenamos reto con Noemí de Miguel y Herbalife! El objetivo de la periodista es cla...

El objetivo del desayuno para el corredor es aportar nutrientes esenciales sin entorp...