¡Despierta tus músculos!

Para reiniciar la actividad diaria necesitas dosis extra de energía. Estos ejercicios van a cargarte las pilas nada más levantarte.
Sport Life -
¡Despierta tus músculos!
¡Despierta tus músculos!

Tus pulsaciones están bajas nada más levantarte después de 7-8 horas durmiendo, así que necesitas despertar a tu cuerpo. Moverte incrementa tu ritmo cardiaco y el flujo sanguíneo que transporta oxígeno, glucosa y otro nutrientes a tus músculos para que se sientan "vivos".Repite 8 veces cada ejercicio, descansando entre 30 y 60 segundos entre ellos.

 

Despertar mancuernas Despertar mantener posición mancuernas

→Con mancuernas

1. Con una mancuerna de 4 ó 5 kilos en una mano, levanta la pierna de ese mismo lado hacia atrás al mismo tiempo que flexionas el tronco haci adelante hasta que el tronco y la pierna estén paralelos al suelo. Mantén el equilibrio sobre una pierna unos segundos, incorpórate y haz un curl de bíceps. A continuación trabaja el hombro: eleva la mancuerna por encima de la cabeza. Repite con el otro lado. Trabajas abdomen, glúteos, piernas, caderas, hombros y tríceps.

2. Con una mancuerna en cada mano, el mismo ejercicio anterior, pero ahora, cuando estés con la pierna y el tronco paralelos al suelo, mantén la posición al mismo tiempo que llevas los codos hacia atrás hasta que sobrepasen el torso. Trabajas abdomen, glúteos, caderas y parte superior espalda.

Despertar zancada balón medicinal

Despertar sentadilla balón medicinal

→Con balón medicinal

1. Con el balón medicinal entre las dos manos, estira los brazos por encima de la cabeza y haz un lunge o zancada (con cuidado de no sobrepasar con la rodilla la punta del pie que adelantas) flexionando la rodilla 90º, al mismo tiempo que giras el tronco hacia un lado, llevando el balón hacia el exterior de la cadera de la pierna adelantada. Repite con la otra pierna. Trabajas glúteos, piernas y brazos

2. De pie, con las piernas separadas a la anchura de los hombros, estira los brazos por encima de la cabeza y haz una sentadilla llevando al mismo tiempo el balón a tocar el exterior de un tobillo. Mantén la espalda recta y las rodillas en paralelo a la punta de los pies dejando el peso en los talones. Al levantarte, lleva el balón a la altura del pecho y una vez más, levanta los brazos. Repite hacia el otro lado. Trabajas bíceps, tríceps, glúteos, gemelos, lumbares, oblícuos y hombros

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...