Crónica de Carlos Soria desde el Himalaya

SportLife -
Crónica de Carlos Soria desde el Himalaya
Crónica de Carlos Soria desde el Himalaya

Lo primero que quiero hacer es dar las gracias desde aquí a todas las personas que nos han enviado sus mensajes de apoyo después de que nos tuviéramos que bajar del campo 3 por la pequeña avalancha que nos cayó hace dos noches. Estoy muy agradecido y un poco abrumado por todo el cariño recibido. Sé que mucha gente nos está siguiendo, así que quiero insistir en que estamos bien, descansando en el campo base, y con ganas de volver a intentar subir a la cumbre cuando el tiempo lo permita.

Soy consciente de que, seguramente, si no nos hubiera pasado lo que pasó, a estas horas estaríamos descendiendo después de haber pisado la cima. Pero estas cosas pasan en la montaña, y no hay que darles más vueltas. No me arrepiento de haber tomado la decisión de descender del campo 3 cuando estábamos a dos jornadas de la cumbre. Sigo pensando que hicimos lo correcto, y más cuando había tantísima nieve en la montaña. Pero sobre todo, porque intentar subir el Annapurna sin haber descansado durante toda la noche hubiera sido una insensatez. 

La parte positiva es que hemos podido comprobar que tanto mi compañero Tente Lagunilla como yo estamos en unas condiciones perfectas para volver a subir. Me sentí muy bien, fuimos capaces de subir con rapidez, y estábamos listos para continuar ascendiendo. Muktu y los sherpas Pasang, Nhorbu y Shange hicieron un trabajo excelente. Hoy he hablado un buen rato con ellos, porque he querido transmitirles lo orgulloso y tranquilo que me siento a su lado subiendo esta montaña tan difícil. Muktu estaba un poco triste por haber tenido que bajar, pero ya le he dicho que la montaña va a seguir ahí sin moverse.

Sé que ha sido una decepción para mucha gente -también para nosotros- que no pudiéramos llegar hasta arriba del todo, pero hay que ver las cosas con optimismo. Hemos visto el Annapurna en todo su poder, y ya sabemos cómo tiene las fauces. Así que la próxima vez que intentemos su cumbre, que espero que sea dentro de menos de una semana, podamos volver con la sonrisa de haber coronado este monte tan especial.

 

Un abrazo,

 

Carlos Soria (Campo base del Annapurna; 20 de abril del 2012)

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...