Cómo llegar mentalmente preparado a las competiciones

El factor psicológico es crucial para conseguir un buen resultado deportivo. En este artículo te enseñamos cómo llegar mentalmente preparado a tus competiciones
Patricia Ramírez -
Cómo llegar mentalmente preparado a las competiciones
Cómo llegar mentalmente preparado a las competiciones

 

Llegó la hora de competir. Es el momento. Nada puede salir mal porque te llevas preparando todo el año para la ocasión. Competir dispara la adrenalina, te sientes expectante, como si fueras el único protagonista de esta carrera. Tu imaginación vuela, te sientes con garra, con ganas de que den el pistoletazo de salida, te ves fuerte, atravesando la meta. Es tu momento.

Llegar aquí no ha sido fácil. Cada competición tiene su preparación, y un aspecto relevante es la mentalidad. No sé si te has hecho alguna vez esta pregunta ¿qué porcentaje del éxito de esta carrera depende de mi cabeza, de mi preparación psicológica? Seguro que como mínimo contestas que en un 40-50 por ciento. Porque si no te sientes seguro, confiado, motivado, concentrado, enfocado al éxito, tranquilo…  de nada servirá estar delgado, hidratado, fuerte y ser un estratega.

El objetivo psicológico vendrá determinado por la relación que tú mantengas con la competición. Pero tanto si no te ganas la vida con esto, como si eres un profesional…  Trata de disfrutar.

→ El objetivo principal es mantener la pasión

Esto te permitirá estar siempre motivado. ¿Por qué elegiste este deporte, por qué te quieres poner a prueba? No pierdas de vista el origen de todo. A pesar de que muchas personas empiezan a hacer deporte porque es una conducta saludable o por perder peso, la mayoría lo sigue practicando porque lo disfrutan.

Si pierdes la pasión, lo pierdes todo. Te costará ir a entrenar, te dará pereza, buscarás excusas y la competición será un suplicio. Para mantener la pasión sigue este sencillo consejo:

→ Presta atención a lo que te atrae y recuérdatelo cada vez que sales a entrenar

¿Son los compañeros, son las sensaciones, la ducha después de correr, la relajación muscular cuando terminas la sesión, el paisaje, la risa que compartes en grupo, etc.? Busca con todos los sentidos esas señales, verbalízalas, tenlas presentes y DISFRÚTALAS.

Estas señales también están en la competición. No se trata sólo de superarte, sino de disfrutar el origen de lo que te trajo aquí.

  • Busca tu objetivo. El objetivo no solo está relacionada con la marca que deseas, también lo puedes enfocar a conocer gente que comparte una afición como tú, conocer la ciudad en la que vas a correr (puedes viajar ese fin de semana para hacer turismo), incluso disfrutar de tu competición.

El objetivo es algo que tienes que escribir desde que decides que vas a tener un dorsal. Anótalo por escrito. Una vez escrito ya tienes el final, el lugar al que deseas llegar. Ahora solo tienes que programar al GPS de tu cerebro para que busque el camino adecuado para alcanzarlo. 

Publicidad

 

Disfruta del camino, no solo de llegar a meta. Prepara tu viaje, los lugares que visitarás, amigos cercanos que llevas tiempo sin ver, mira en internet el recorrido, o el pabellón dónde competirás. Haz por entusiasmarte con todo lo que rodea a la competición. Si en algún momento con consigues la marca o la puntuación que deseabas, en tu historia personal quedará haber preparado la prueba con ilusión y cariño.

  • Entrena tu tranquilidad. Ponerte un dorsal siempre dispara la competitividad, aunque tu objetivo solo sea ponerte a prueba, conocer la competición y disfrutar. Si quieres estar tranquilo la noche anterior, te sugiero ir practicando durante el año alguna técnica de relajación como la basada en Jacobson y Oncoming Way que encuentras en archivo multimedia en la web www.patriciaramirezloeffler.com Existen distintas técnicas de relajación, la muscular de Jacobson, la autógena de Schultz, etc. Cualquiera de ellas es buena, y si la practicas antes de ir a dormir, además te favorecerá la calidad del sueño. Te levantarás con la sensación de haber descansado y haber tenido un sueño reparador.

Publicidad

 

→ Organízate: Si estás pensando en competir…  competir se convierte en un objetivo en tu vida. Los objetivos que se planifican de forma organizada, sin dejarlos a la improvisación, aumentan la probabilidad de tener éxito. Sigue estos pasos para organizarte. Tu cerebro tiene claro qué es lo que quieres, pero si le facilitas por escrito las vías para alcanzarlo, mejor.

  • Anota en tu calendario el día del evento.
  • Y ahora divide el tiempo que te queda, anotando por escrito qué vas a hacer en cada momento: días en los que entrenas, pruebas médicas, visita al fisio y otros especialistas. Es importante que cada día que abras tu agenda, tengas calendarizado todo. Ahora entrenar es una de tus prioridades. Si no lo pones por escrito, la compra, la visita a un amigo, ir a por un regalo, etc., serán los favoritos. Convierte lo que está escrito en una tarea inaplazable e inamovible…  salvo urgencias. Se trata de coger un hábito. Los hábitos no son aquellos que continuamente se aplazan.
  • No dudes, no escuches al diablito que te dice que hoy estás cansado, que no tienes ganas, que hace frío, que no puedes, que no…  Simplemente actúa. Sigue el plan establecido, para eso lo has planificado y puesto por escrito, ¿no?
  • No te machaques con el error. Tú no eres tú peor enemigo, al revés. Eres el que convives contigo las 24 horas, trátate bien. El plan establecido tiene que tener un margen de flexibilidad. Igual un día no te encuentras bien, estás enfermo, o tienes algo verdaderamente urgente…  NO PASA NADA. Recuerda esto: MÁS ZANAHORIA Y MENOS PALO.

→ Si competir es tu medio de vida…   prepárate para competir

  • Controlar el nivel de activación, que no falle ni por exceso ni por defecto. La ansiedad precompetitiva y el saber que te lo juegas todo a una, elevan los niveles de ansiedad y puede generar bloqueos, tanto a nivel mental como físicos. Mientras que el exceso de relajación impide que des todo lo que llevas dentro y compitas con garra. Existen técnicas de visualización, que te permiten alcanzar los niveles de activación óptimos en los que eres capaz de entregarte y competir al máximo nivel.
  • Saber competir es tener bajo control todo lo controlable. Trabaja tu locus de control interno para que te permita sentirte confiado y seguro. El locus de control es "la atribución que hacemos del éxito y el fracaso". Si has trabajado duro, has conseguido la marca y tu entrenamiento te ha llevado dónde tú deseabas, tienes que saber que es porque tú te lo has ganado y que no ha sido cuestión de suerte. Piensa de forma relajada y dónde reside tu talento, escríbelo, cuélgalo en un lugar visible. Reconocer tus virtudes no es incompatible con ser humilde, sólo es cuestión de saber qué depende de ti, qué recursos tienes que aprovechar cuando salgas a competir. Conocer tu talento y tus virtudes te permite explotarlas y sentirte seguro. Nadie te regala nada, tú eres quien se esfuerza para alcanzar el premio.
  • Puedes hacer un ejercicio que potencia poner la atención en lo que suma, en lol diario de éxitos". Anota, después de cada entrenamiento, aquello que te gustaría volver que haces bien y aquello de lo que te sientes orgulloso cuando preparas una competición: "Ea repetir en otras sesiones o en la competición, por ejemplo "hoy me he concentrado en la sensación de mis piernas, las sentía fuertes, potentes, la zancada era amplia y corría como una gacela", tuve un pensamiento que tiró de mí en momentos en los que no podía más, no paré de decirme…  ¡VA, VA, VA, VAMOS, SIGUE, CON GARRA, EH!
  • No olvides nunca aquello por lo que luchas, visualiza el resultado final, dónde quieres estar, de qué te quieres sentir orgulloso, cuál será tu premio. No tienes límite si tú no te lo propones.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...