Los beneficios del "Roller Foam"

¿Conoces el roller foam? Se trata de una de las herramientas más eficaces para el fortalecimiento, la recuperación y la prevención de lesiones para un deportista
Agustín Rubio/Fotos: César Lloreda -
Los beneficios del "Roller Foam"
Los beneficios del "Roller Foam"

- Suelta nuestra musculatura

- Previene lesiones

- Reduce las molestias musculares

- Acelera el aclaramiento del ácido láctico

- Aumenta la flexibilidad

- Reduce la celulitis

- Mejora la circulación

 

En función de los ejercicios que hagamos con el rodillo podremos dividir sus efectos en tres grupos:

Prevención de lesiones

En este caso hablaremos de la autoliberación miofascial, una técnica muy utilizada en diferentes terapias consistente en aplicar una pequeña carga y presión directamente sobre la parte más superficial de nuestra musculatura. A través de diferentes movimientos y utilizaciones del rodillo podremos aplicar esta técnica a lo largo de toda nuestra musculatura por nuestros propios medios.

No obstante, es importante que destaquemos que esto no es algo sustitutivo de la fisioterapia.
También incrementa nuestra amplitud de movimientos, haciéndolos más fluidos y limpios y por tanto provocando que generen menos carga y consigan que esta se distribuya de forma más homogénea por todo el sistema músculo–esquelético.


Recuperación

El uso del rodillo provocará también un aumento del flujo de sangre por las zonas musculares que trabajemos, consiguiendo una recuperación muscular mejor y más rápida. También conseguiremos liberar de tensión nuestra musculatura y aumentaremos su movilidad de manera que también liberaremos de tensión las articulaciones y todo ello facilitará una recuperación más eficaz.


Fortalecimiento

Aparte de la gran variedad de ejercicios que os podríamos indicar para la prevención de lesiones y la recuperación, también existe la posibilidad de trabajar la fuerza con el rodillo. Sobre todo podemos realizar ejercicios posturales y de core. Este tipo de trabajo también nos reportará beneficios a nivel de propiocepción y estabilidad.


Típicos errores a evitar:

- Rodar directamente sobre el rodillo cuando sentimos dolor. Si tienes una zona muscular sobrecargada o dolorida, será mejor que ruedes primero suavemente y casi sin hacer presión para adaptar la musculatura poco a poco y hacerla subir de temperatura ligeramente.

- Rodar demasiado deprisa sobre el rodillo. De esa forma no conseguirás eliminar las adherencias musculares.

- Realizar cada ejercicio en un tiempo excesivo. Con 20/30 segundos por ejercicio es suficiente. Realizarlo durante más tiempo no te aportará mayores beneficios.

- Hacer los ejercicios en una mala postura. Al menos al principio, hasta que aprendas a realizar los ejercicios en las posturas adecuadas, busca el asesoramiento y la supervisión de un especialista.

- Rodar sobre la zona lumbar. Puede provocarte problemas sobre todo a nivel muscular.

- Sustituir los estiramientos con los ejercicios con rodillo. No es muy común pero sí existe una pequeña corriente de gente que ha reemplazado los estiramientos por los ejercicios con rodillo.

- Querer recuperar una lesión muscular con el rodillo. Los ejercicios con el “roller foam” tienen una gran utilidad en la prevención de lesiones. Sin embargo, en los casos en los que se tiene una lesión, su importancia quedará en un segundo plano y será un estupendo complemento. En ese caso, la prioridad será seguir el tratamiento que nos marque el terapeuta que corresponda.

¿Cuándo debemos utilizarlo?

 

- Antes de entrenar: se puede utilizar con el fin de generar un aumento de la circulación sanguínea y de la temperatura muscular para prevenir lesiones y mejorar las sensaciones iniciales de carrera en aquellos casos en los que se tienen pequeñas molestias musculares durante los primeros minutos de entrenamiento. Deberá hacerse de forma suave y no más de 10/15 segundos por ejercicio.

- Después de entrenar: este es el momento idóneo para desarrollar una buena rutina de entrenamiento y descarga con el “roller foam”. Justo cuando la musculatura está tensa y fatigada después de que la hayamos expuesto a un esfuerzo físico. También será necesario hacer estiramientos y es muy recomendable aplicar agua fría en la musculatura al finalizar la ducha postentrenamiento. La sensación de las piernas será muy agradable.

- Para trabajar la fuerza: puede ser en cualquier momento y también en cualquier lugar ya que para entrenar con el rodillo no es necesario tener más medios ni disponer de un espacio muy amplio. Eso sí, será conveniente que realices un poco de calentamiento previo sobre todo a nivel de movilidad articular.





Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

En noviembre queremos que cuides de ti...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...