Bádminton: las raquetas más rápidas

El bádminton es un deporte de raqueta que se caracteriza por una gran intensidad y velocidad de juego, donde la técnica, una psicomotrocidad ágil y la estrategia a la hora de evaluar al contrario tienen una gran importancia. 
Lidia Castillo -
Bádminton: las raquetas más rápidas
Bádminton: las raquetas más rápidas

El bádminton se juega de forma individual o por parejas (dobles) en partidos que se dividen en 3 sets de 21 puntos. Conseguimos un punto cuando el volante, el proyectil que se utiliza en lugar de la pelota, cae al suelo o golpea al oponente, tanto si se está en posición del servicio como si no.  Es un juego de movimientos cortos pero muy rápidos, donde prima la capacidad de reacción en espacios de tiempo mínimos.

→ El volante

El volante es la "pelota" de este juego de raqueta. Es muy ligero (4,74-5,5g.), tiene una forma cónica semiabierta y está compuesto por una base de corcho semiesférica donde se insertan 16 plumas de ganso del ala izquierda (para que la trayectoria sea siempre la misma). Las volantes de pluma son los que se utilizan en competición, sin embargo en los entrenamientos se utilizan los volantes sintéticos: los de plumas se estropean con facilidad y son mucho más caros. 

Durante las competiciones se suele realizar una prueba de velocidad y trayectoria del volante. Si uno de los oponentes considera que no le beneficia el ritmo que imprime puede preguntarle al contrincante si permite una ligera ruptura de las puntas de las plumas para modificar su trayectoria y velocidad.  

→ El juego en Red

Es una zona de gran importancia ya que es donde más puntos se ganan o se pierden y como su nombre indica se desarrolla cerca de la red. Se trata de un juego muy rápido que se basa en dos tipos de golpes, la dejada y el globo:

Saque

Saque o servicio

El saque o servicio supone el inicio del juego y tanto receptor como servidor deberán estar ubicados en las zonas de saque en un posición diagonal el uno respecto al otro.  Hay varios tipos de servicio según la distancia en la que se ubica el servidor, en la línea larga de saque (en la línea de fondo) o en la línea corta (cerca de la red) y según la fuerza que se imprima en el volante para que tenga una trayectoria larga o corta (alto, corto, de drive o flick).  Con una pierna adelanta y la otra estirada hacia atrás, el brazo de la raqueta estirado hacia atrás, mientras que el que sostiene el volante debe estar flexionado y levantado por encima de la cintura. Dejar caer el volante y golpear siempre debajo de la cintura.

Dejada

La dejada es un movimiento ofensivo que se desarrolla lo más cerca posible de la red para que el volante describa una trayectoria pegada a ésta y descolocar así al contrario y que no pueda iniciar un ataque. La posición se consigue estirando la pierna izquierda y flexionando la derecha, el brazo de la raqueta estirado y en el último momento el codo debe quedar un poco por debajo del hombro, ligeramente flexionado y delante del cuerpo.

La raqueta paralela al suelo pero con la cara ligeramente inclinada hacia él. El brazo contrario se sitúa estirado hacia atrás.

Globo

El globo es un golpe defensivo que se desarrolla cerca de la red y va dirigido al fondo de la pista. La pierna y el hombro derecho se adelantan hacia la red. Llevamos la raqueta hacia abajo para en un movimiento rápido realizar un golpe semicircular de abajo hacia arriba y con una flexión del brazo golpear el volante.

 

Publicidad

Se desarrolla alejado de la línea de red. El más básico de todos es el despeje y es el que más veces se utiliza. El objetivo es conseguir desplazar al contrario hasta el final de la pista para tener el tiempo suficiente de reubicarte en el lugar del terreno de juego que más capacidad de reacción te permita (el centro). Llevamos la raqueta hacia atrás al mismo tiempo que el codo de ese brazo va hacia arriba y adelante. Desde ahí la raqueta debe posicionarse encima de la cabeza con el brazo estirado y ligeramente flexionado por el codo, el golpe se debe producir por encima de la cabeza.

Remate

El remate es el movimiento ofensivo por excelencia. Se da desde cualquier punto y debe ejecutarse con la raqueta levantada por encima de la cabeza. El codo del brazo ejecutor se eleva y se dirige hacia arriba y delante al mismo tiempo mientras la raqueta avanza por encima de la cabeza hacia el volante, con una ligera torsión de tronco y giro de hombros y caderas para adelantar el cuerpo y golpear el volante siempre en el punto más alto.

Revés

→ Revés

Es uno de los movimientos más difíciles, ya que se trata de un gesto técnico de último recurso para evitar perder el volante. En iniciación el revés que se trabaja es el bajo y consiste en intentar la recepción del volante con la mano contraria a la de la trayectoria, es decir, adelantando el brazo y la pierna de la recepción que serán los opuestos a los de la trayectoria del volante por lo que la dirección de la raqueta se ve forzada hacia su lado opuesto.

Desplazamientos

→ Desplazamientos

Para jugar bien al bádminton tan importante como saber golpear es saber moverse. No se trata de correr, sino de desarrollar una serie de desplazamientos cortos, en dos o tres pasos, que nos permitan volver de la forma más rápida al centro. El movimiento se parece mucho al "baile" de la esgrima. No perder el centro del campo es fundamental porque desde ahí el jugador se puede desplazar rápidamente al punto en el que el oponente haya lanzado el volante. La imagen muestra la facilidad con la que se puede cubrir todas las posiciones si sabes desplazarte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

→ Y… ¿Sabes qué?

Los novatos tienden a pensar que la diferencia de trayectoria, fuerza y velocidad la imprimen golpes que involucran al brazo entero, sin embargo las distintas intensidades y trayectorias se consiguen con ligeros movimientos de muñeca y con cambios en el agarre de la raqueta con el pulgar más o menos centrado. Y es que el bádminton tiene una técnica muy sutil.

→ El oponente

Muchas veces la victoria depende de la capacidad de análisis sobre el oponente y la posibilidad de adaptarse a su juego para poder hacerle. El reconocimiento se realiza en los primeros minutos del partido y se trata de captar adecuadamente el modo de juego del otro para poder anticiparse a sus reacciones.

Publicidad
Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...