Bádminton con la bicampeona del Mundo Carolina Marín

Aprende de la raqueta más rápida, la campeona del mundo de bádminton te enseña a "darle" al volante con gracia
Vicente Capitán -
Bádminton con la bicampeona del Mundo Carolina Marín
Bádminton con la bicampeona del Mundo Carolina Marín

El bádminton español ha ocupado la portada de los grandes medios de comunicación gracias al buen hacer de Carolina Marín, que ha vuelto a romper esquemas de un deporte tradicionalmente dominado por Asia, al proclamarse por segunda vez campeona del Mundo. Carolina y su entrenador, Fernando Rivas, que lleva puliendo a la deportista desde los 14 años, han encumbrado al bádminton español, que hasta ahora tenía presencias contadas en los Juegos Olímpicos, sobre todo con Pablo Abián (Pekín 2008 y Londres 2012).

Aquí os queremos introducir en la técnica de este deporte, una especialidad "sencilla para practicar a cualquier edad y a cualquier nivel, pero muy compleja para desarrollarla a alto nivel", según nos dicen Carolina y Fernando. Trabajo y más trabajo son las únicas claves. Hemos aprovechado la gentileza de Carolina Marín y el asesoramiento de Fernando Rivas para enseñaros la técnica y las posiciones básicas en el juego del bádminton, como decíamos antes, un deporte que lo puede practicar cualquiera de forma recreativa.

Publicidad

Para jugar al bádminton tan sólo es necesario un par de raquetas y un volante (que es el nombre de la pelota). La pelotas oficiales, para los deportistas de competición, federados, etc, tienen en la punta esa “bola” de corcho a la que se unen 16 plumas de ganso, en concreto del ala izquierda del ave. Esto supone que cuando el volante viene hacia nosotros por parte del contrario, el mismo gira en sentido de las agujas del reloj y al golpearla y hacer que se aleje, el giro del mismo es al contrario. Los volantes para principiantes tienen la bola de corcho o plástico y las plumas son simuladas con un trozo de plástico que hace la forma. La longitud de las plumas puede variar de 62 a 70 mm, pero en cada volante han de tener todas las plumas la misma longitud, no pueden ser unas más largas que otras. Su peso está comprendido entre los 4,74 a 5,50 gramos

Para empezar, por 10-20 euros podemos comprar unas raquetas aceptables con unos volantes sintéticos. Para el que quiera emular a la élite, una raqueta como la que lleva nuestra campeona del Mundo, Carolina Marín, de la marca Yonex, podemos comprarla por algo menos de 200 euros. Los volantes con los que entrena y compite ella pueden costar entre 2 y 3 euros. Las raquetas de la élite son ligerísimas (90-110 gramos), de grafito preferentemente y la empuñadura puede ser sintética (lo más normal) o de tejido tipo toalla. Para mejorar el agarre los competidores se suelen echar magnesia en mano y empuñadura. Todas tienen la misma longitud, pudiendo variar la dimensión de la cabeza (con lo que golpeamos) y por tanto la anchura final de la misma. Las dimensiones de la cabeza (la superficie de red) varían por el gusto, el tipo de juego del deportista etc. Por ejemplo, Carolina usa una de cabeza más pequeña de lo normal, porque facilita el juego de ataque y ella es un jugadora atacante sobre todo.

Las medidas estándar de la una raqueta son 68 cm de largo y 23 cm de ancho máximo. La cabeza, suele tener las dimensiones de 28 cm de largo por 22 cm de ancho pero se puede extender hasta los 33 cm de largo y el ancho puede alargarse hasta los 25,5 cm., eso sí la longitud final de la raqueta será la misma, es decir los 68 cm de extremo a extremo.

El calzado es importante, ya que debe tener un buen piso de goma que nos sujete en la pista (se compite en interior porque lógicamente el viento hace incompatible jugar al aire libre). La goma exterior de la zapatilla cuenta con un buen agarre, aparece en la zona delantera del pie, y en el talón. Son zapatillas que no tienen mucha amortiguación, ya que hay que salir rápido en cada movimiento y no son muy altas (tipo bota), ya que el tobillo tiene que estar ágil con libertad de movimientos. Además, han de ser muy flexibles. Pero para jugar, cualquier zapatilla estándar de running o fitness podría valer.

Una pista de bádminton tiene una longitud de 13,40 metros (6,20 cada lado) y la anchura es de 6,10 (para el juego individual), 0,42 metros por cada lado en el caso del juego de dobles. Y evidentemente paga jugar o pasar el rato con unas raquetas de bádminton, se hace necesaria la red. La misma tiene una anchura de 76 cm y una longitud de poste a poste de al menos 6.1 metros de largo. La parte superior de la misma tiene una banda blanca de un grosor de 75 mm. Y su altura, lo más importante para hacernos una idea de la dificultad del juego, es de 1,524 metros desde la parte superior a la pista, eso a la altura del centro de la misma y de 1,55 metros a la altura de la línea de dobles.

Por último, os indicamos que en este deporte se juega al mejor de tres juegos, siendo cada uno de 21 puntos, debiendo de ganarse siempre por al menos dos puntos de diferencia, de modo que si igualamos a 20, hay seguir hasta ver quién aventaja en dos puntos al rival. Eso hasta el punto 29. Si entonces prosigue el empate, el primero que alcanza los 30 se hace con el juego. Cuando se llega en cada juego al punto 11, se hace un descanso de 60 segundos en los que se puede hablar con el entrenador. Se cambia de lado de pista al término de cada juego y si hay un tercero, en este se cambia de campo al llegar al punto número 11. Saca siempre el que ha ganado el punto anterior.

Publicidad

Agarre básico

Hay muchas formas de agarrar la empuñadura (el grip). Todas las empuñaduras tienen ocho aristas y el deportista debe dejar la empuñadura libre en la mano, cogida sobre los dedos pero sin apretar para poderla girar rápidamente y agarrar con fuerza en el momento del golpeo, y adaptar el golpe a lo que se quiere.

Publicidad

En el agarre de derechas una arista lateral debe coincidir con la “V” que forman el dedo pulgar y el índice. El agarre es con los dedos, de forma muy sutil y no sobre la palma de la mano. Esta ha de estar relajada para que, como hemos dicho, la raqueta "baile" con pequeños giros de la empuñadura hasta el golpeo definitivo, donde sí que hay que sujetar con fuerza

Publicidad

En el agarre de revés es todo igual, excepto que el dedo pulgar está más apoyado al la empuñadura.

Publicidad

Saque

Hay una premisa básica, el golpeo del volante ha de ser siempre por debajo de la cintura, y para ello hay un juez de campo que vigila esta ejecución. Por tanto, para los novatos en este deporte, es un saque desde abajo y no desde arriba como se ejecuta, por ejemplo, en el tenis. Ahora bien, el saque puede ser de derechas o de revés. Vamos a ver ahora las diferencias.

Por otro lado, el saque ha de hacerse sin tocar la red y siempre sobrepasando la línea corta de servicio (está pintada a 1,98 m de la red) y al cuadro contrario del lado que sacamos (como en tenis). El cuadro tiene una longitud de 3,88 metros en el caso del saque individual y hasta el fondo (0,72 m más) en los partidos de dobles.

La anchura del cuadro es la misma que la anchura del campo (diferenciando la primera línea para individuales y la más exterior para dobles). El deportista que saca ha de hacerlo desde su cuadro de saque (el contrario al que debe mandar el volante) y no detrás de la línea de fondo como se hace en el tenis.

Publicidad

Saque de derechas

En el mismo la raqueta se sujeta de forma similar a un golpeo normal de derechas y se utiliza cuando estamos ante un rival que, sobre el papel no es buen atacante… o simplemente, aunque sea un buen atacante, para echarle para atrás en el primer golpeo suyo.

Publicidad

Saque del revés

Se utiliza el agarre de revés y lo que se pretende es limitar la recepción del adversario, que no pueda atacarnos nada más recibir, de este modo llevamos la iniciativa en el siguiente golpe. Este es el saque habitual de Carolina, aunque como nos dice Fernando, según las circunstancias del juego, se varía a un saque de derechas para buscar debilidades del rival, provocar sus errores, etc.

Publicidad

Remate o smash

El remate puede ser sin saltar, con salto sobre una pierna o con salto sobre las dos, depende la intensidad que se le quiera dar, la posición en la pista, etc. Lo más normal es no saltar si estás lejos de la red… Está claro que con el salto se le da más potencia al remate, por lo que el cansancio del deportista es primordial para ejecutar el salto o no… el set de disputa, etc. No se remata igual al principio de un partido que al final.

Publicidad

En el mismo se arma la mano contraria, que suele señalar al volante, o la trayectoria del mismo cuando se recibe y se golpea por arriba… es el golpe de ataque por excelencia. Se han llegado a registrar golpes que han rozado los 400 km/h, sí, sí, hemos escrito bien. El registro más rápido mediante radar en un partido ha sido de 393 km/h. Evidentemente, es en el momento de golpear y salir, luego le golpe pierde velocidad.

Publicidad

Bloqueo en red

Este golpe lo que trata es de provocar es errores en el rival, buscamos su dificultad a la hora de levantar el volante, y si lo hace ya estaremos esperando para atacar. Para compararlo con el tenis sería como cortar la pelota, pero de forma muy ligera, muy sutil. Es un movimiento seco y certero en forma de “U” muy pequeña. Podríamos decir, por aquello de equipararlo con el tenis, que es como una dejada, pero hecha cerca de la red.

El bloqueo puede ser, una vez más, de derechas o de revés. El movimientos para acelerar el giro del volante y dificultar así el golpeo de nuestro adversario, ha de ser de derecha a izquierda (si eres diestro es un golpeo de fuera adentro) y en el caso de los zurdos como Carolina, sería al revés de dentro afuera, bueno siempre que estemos hablando de golpeo de derechas. Evidentemente, si es de revés, todo esto es al contrario para diestros y zurdos.

Publicidad

Defensa
 

Como indicar su nombre es el golpe que nos sirve para defendernos ante el ataque, remate, o iniciativa del rival. Se suele recibir abriendo las piernas y flexionando y bajando el centro de gravedad. Aquí lo ideal es no golpear apenas, si no aprovechar la fuerza del golpe de nuestro adversario. De este modo, nuestra defensa caerá más cerca de la red y creará más dificultad en la respuesta.

Publicidad

Otra opción para dificultar le nuevo golpe del rival es cruzar el golpe de dirección. Si el rival se ha acercado mucho en su ataque a la red, lo mejor es hacer una defensa alta, es decir arriba ya hacia atrás, lo más parecido a un globo tenístico. La defensa, como el resto de golpeos, puede ser de derechas o de revés como se ve en las fotografías.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...