Proteínas, ¿sí o no? Desvelando el mito

Hay una creencia generalizada en las salas de fitness acerca de las proteínas. Al parecer, muchas personas piensan que si no toman proteínas jamás aumentarán su masa muscular. Otros también afirman que están estancados y que las proteínas hacen que aumenten el tamaño de sus músculos. Aquí va la verdad: por mucho que te tomes 1, 2 o varios productos encaminados a la ganancia muscular, la proteína por sí sola no va a lograr que aumentes tu masa muscular. La hipertrofia esta tremendamente ligada a la calidad y cantidad de entrenamiento, al descanso y a tú alimentación.
Raúl Notario -
Proteínas, ¿sí o no?  Desvelando el mito
Proteínas, ¿sí o no? Desvelando el mito
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

Hay una creencia generalizada en las salas de fitness acerca de las proteínas. Al parecer, muchas personas piensan que si no toman proteínas jamás aumentarán su masa muscular. Otros también afirman que están estancados y que las proteínas hacen que aumenten el tamaño de sus músculos. Aquí va la verdad: por mucho que te tomes 1, 2 o varios productos encaminados a la ganancia muscular, la proteína por sí sola no va a lograr que aumentes tu masa muscular. La hipertrofia esta tremendamente ligada a la calidad y cantidad de entrenamiento, al descanso y a tú alimentación.

Las proteínas se encargan de formar y renovar las células de nuestro cuerpo, es decir, tienen una importante función estructural. Distribuyen el agua contenida, forman enzimas, hormonas y anticuerpos e incluso proporcionan energía, aunque esto último en menor medida.

La recomendación diaria de proteínas es de 0,8 g/kg peso corporal y día para un adulto sedentario. Recomendación que la mayoría de nosotros superamos en un 12 o 15 % aproximadamente.

Para personas que entrenan habitualmente, la ingesta de proteínas aumenta. Si lo tuyo son los deportes de resistencia, necesitarás de 1,2 a 1,4 g/kg peso corporal y día, y si te dedicas a los deportes o actividades relacionadas con la fuerza deberás tomar de 1,5 a 1,8 g/kg peso corporal y día.

¿Parece mucho? ¿Necesitaré un aporte adicional? Lo cierto es que NO, con la ingesta cotidiana de alimentos proteicos (carne, pescado, huevos, leche y derivados, legumbres, frutos secos, cereales y derivados) se cumplen las necesidades de la mayoría de los deportistas, e incluso en una gran mayoría, se superan.



Si no tienes tiempo para llevar la dieta que te gustaría y te preocupa no alcanzar tus objetivos, entonces sí, puedes plantearte tomar algún producto que complete los niveles de proteínas necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, en función de la actividad que realices.

Si lo que quieres es asegurar tu ganancia muscular a pesar de que tu dieta es equilibrada y cuidada deberías saber que, en primer lugar el poder de la mente es maravilloso y tal vez el “fruto” de algún producto este más en tu cabeza y en tus ganas de entrenar pensando en los maravillosos resultados que conseguirás gracias a él, que en sus verdaderos efectos. Además el exceso de proteínas en el organismo puede causar  problemas de riñón, debido al importante esfuerzo que este debe realizar para excretar los aminoácidos no usados, deshidratación, incremento del ácido úrico en sangre, descalcificación de los huesos al eliminar calcio a través del riñón y aumento del tejido graso (nuestro organismo “convierte” en grasa las proteínas que no utilizamos, al igual que ocurre con los glúcidos que no usamos).

Otro de los errores comunes de las personas que toman proteína suele ser el de exceso de entrenamiento. Quieren resultados y los quieren ya, y por eso se machacan en  exceso, en sus sesiones de entrenamiento. Las proteínas, los aminoácidos, vitaminas, etc., os pueden ayudar a recuperaros antes, pero no hay nada como un buen descanso para lograr regenerar el tejido dañado en los entrenamientos y recuperar los niveles de fuerza necesarios para afrontar con garantías y calidad nuestra siguiente sesión.

Si no descansamos bien, puede que en nuestro próximo entrenamiento o competición, se vea incrementado el riesgo de lesión. Asegurarnos de tener un buen descanso puede repercutir en una reducción del riesgo de lesión y riesgo de sobreentrenamiento.

proteinas2

Os dejo una recomendación sobre las horas de descanso necesarias en función del tipo de fuerza que hemos entrenado, según Bompa.


  • Fuerza-resistencia: 24-72 horas.

  • Fuerza máxima: 24-72 horas.

  • Fuerza explosiva: 24-72 horas.


Como veis, entre sesión y sesión deberíais dejar al menos un día de descanso, aunque sé que much@s de los que empleáis rutinas de cuerpo dividido, dejáis pasar más de uno o dos días desde el entrenamiento de un determinado grupo muscular hasta que volvemos a entrenarlo, no obstante, tened en cuenta estas recomendaciones y tal vez os sorprendan las mejoras obtenidas con un buen descanso y alimentación adecuada.

¡Feliz fin de semana deportivo a tod@s!


 

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...