¿Existen las dietas detox?

Con la resaca de la Navidad son muchos los que comienzan a buscar soluciones y dietas que puedan lograr recuperar el peso ideal o perder los kilos de más, si es que se han ganado. En los últimos años se habla mucho de las dietas detox y de su poder “regenerador”. En este artículo te contamos la verdad.
Raúl Notario, Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte - Máster en AF y Salud. Director del área de Deportes de la Universidad Alfonso X -
¿Existen las dietas detox?
¿Existen las dietas detox?
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

Con la resaca de la navidad son muchos los que comienzan a buscar soluciones y dietas que puedan lograr recuperar el peso ideal o perder los kilos de más, si es que se han ganado. En los últimos años se habla mucho de las dietas detox y de su poder “regenerador” y “curativo” en el organismo. Gracias a los avances científicos el ser humano ha sido capaz de obtener de las plantas y los diferentes alimentos las propiedades más beneficiosas de cada una de ellas, y no solo eso, las hemos metido en un bote en forma de pastilla, algo mágico, ¿no creéis? El problema de la magia es que realmente es una ilusión y no una realidad. Me gustaría decir lo contrario pero lo cierto es que no existen productos detox, ni zumos, ni batidos, ni sustancias de ningún tipo que hagan que nuestros riñones, hígado y demás órganos internos funcionen mejor.

Si te has pasado comiendo, toca reducir la ingesta, toca no tomar productos procesados y toca comer “lo de toda la vida”, es decir, no tomes un extracto de polvo de tomate con remolacha y cúrcuma porque es la bomba. Come un tomate de verdad, con una remolacha de verdad y añade especias naturales si te gustan. Mastica la comida, saboréala y disfruta de la comida saludable. No tienes que pasar hambre ni mucho menos para sentirte bien y comer sano, no se trata de eso.

En este artículo me gustaría contaros, además de esto, cuales son los principales químicos empleados en los productos que consumimos y los que deberías evitar siempre que puedas.

¿Existen las dietas detox?

¿Existen las dietas detox?

1. Ácido ascórbico

Es una vitamina hidrosoluble, concretamente la vitamina C, presente en frutas y vegetales, Es un antioxidante captador de radicales libres, evita que la fruta y la verdura se oxide debido al contacto con el aire, es decir, la mantiene fresca durante más tiempo. Se añade artificialmente a algunos alimentos pero no tiene efecto nocivo alguno.

2. Conservantes

Los hay de muchos tipos, pero algunos de los más habituales son los sulfitos. Generalmente se emplean para prevenir y/o retrasar la aparición de hongos, moho o bacterias, evitando que los alimentos se estropeen. Podemos identificar a los sulfitos por su denominación en las etiquetas E-220 a E-228. Otro conservante común es el Nitrido de Sodio, el cual está estrictamente regulado en cuanto a las cantidades permitidas, ya que en exceso puede ser cancerígeno.

3. Emulsionantes y estabilizadores

Su uso es común en salsas o helados y se utilizan para lograr que dos alimentos que en principio no “casan” puedan unirse y presentar un aspecto apetecible y homogéneo (grasas y líquidos, por ejemplo). Suelen ser la mayoría de la serie E-400

4. Edulcorantes

Aquí la guinda se la llevan la sacarina y el aspartamo, se usan para aportar un sabor dulce a los alimentos. Nuestra recomendación es que no añadas este tipo de sustancias o pastillas a la leche, al café o a las infusiones. El café es amargo y debe ser así. Intenta acostumbrarte y poco a poco comenzarás a apreciar de verdad su verdadero sabor y sus propiedades. Al principio puede costar pero luego verás que es lo mejor. Ojo también con la stevia. Esta muy de moda y muchos fabricantes ya la utilizan para sus edulcorantes pero cuando lees los valores nutricionales verás que el aporte de la stevia es casi rídiculo en la mayoría de los casos.

5. Potenciadores del sabor

Uno de los más conocidos es el glutamato monosódico. Se usa no para aportar sabor sino para potenciar el ya presente en los alimentos. Según un estudio realizado en la Universidad Complutense de Madrid, este componente hacía que la sensación de apetito aumentará hasta en un 40%.

6. Colorantes

Parece insignificante pero el aspecto de muchos productos deriva de este tipo de componentes. En contraposición se encuentran los alimentos naturales que no han sido tratados más allá de envasarlos y darles forma (por ejemplo barritas energéticas) y también los alimentos de cultivo ecológico que garantizan la no utilización de pesticidas químicos durante su producción. Esta sería la opción más saludable, sin lugar a dudas, pero a veces no podemos permitirnos esos productos por su coste y la dificultad de encontrarlos (aunque ya cada vez son más las empresas del sector que apuestan por este tipo de productos).

Siempre que puedas te recomiendo volver 20 años atrás y comer alimentos sin procesar. Tortilla de patatas que no venga en un envase de plástico, gazpacho natural, huevos de granja, arroz integral (no es para adelgazar, la palabra integral viene de íntegro, lo que quiere decir con mayor valor, en este caso nutricional) y un largo etcétera. Sé que las prisas del día a día nos empujan a la comida rápida y “basura” pero a veces menos es más y una simple pieza de fruta puede solucionar la media mañana o la merienda, incluso los momentos de hambre voraz.

Ánimo y feliz semana a todos!

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...