Heat Issues "Entrenar con calor"

Han llegado esas fechas en las que toca entrenar con temperaturas elevadas, en las que tenemos que poner en marcha estrategias que nos permitan disipar el calor, mientras entrenamos, recuperar los electrolitos que perdemos durante el mismo y reponer los depositos de glucógeno muscular y comenzar el proceso de resíntesis proteica, inmediatamente después de acabar la sesión (mientras estiramos justo al acabar la misma).
santiagosanz -
Heat Issues "Entrenar con calor"
Límites, más allá de ellos
¿Límites? Más allá de ellos (blog de Santiago Sanz)

“Coaching runners outside and inside the fence“

Han llegado esas fechas en las que toca entrenar con temperaturas elevadas, en las que tenemos que poner en marcha estrategias que nos permitan disipar el calor, mientras entrenamos, recuperar los electrolitos que perdemos durante el mismo y reponer los depositos de glucógeno muscular y comenzar el proceso de resíntesis proteica, inmediatamente después de acabar la sesión (mientras estiramos justo al acabar la misma).

Debemos recordar que el propio organismo ponen en marcha una serie de mecanismos biológicos, para adaptarse a las situaciones extremas a las que se va a enfrentar, de hecho, la hipervolemia ó incremento del volumen plasmático, tiene lugar cuando nos ejercitamos ante situaciones de calor moderado ó extremo (+35º).

Un punto muy importante a considerar es la intensidad del ejercicio que vamos a realizar y la duración del mismo. No es lo mismo realizar esfuerzos de alta intensidad de corta duración (ejemplo repeticiones de cien metros) que esfuerzos de intensidad moderada de una duración considerable (ejemplo rodajes de más de media hora al 70% V02max).

Alcanzar un objetivo y plantearse otro... Luchar y Luchar... ¡Vivir!

Este año yo estoy poniendo a cabo una estrategia para combatir el calor, durante las sesiones matinales, ya que hasta las 10:30 no comienzo a entrenar. La noche previa a sesiones bastante intensas ingiero entorno a 3g/Kg de carbohidratos, acompañados del pescado ó carne y, por la mañana al levantarme sólo ingiero un café azucarado antes del entrenamiento, aunque durante el mismo voy bebiendo una solución isotónica con 85g/h de CHO. Hay que recordar que un ayuno total que pusiera los depósitos de glucógeno muscular en entredicho, sería aquel en el que tras 72 horas y con ejercicio físico, no se viera acompañado por la ingesta de carbohidratos (antigua dieta disociado nórdica), de la que ya escribió mucho Bengt Saltin.

Tras la sesión ya tengo preparado mi cocktel con ~35g de CHO y ~25g de proteína que bebo mientras estiro y cuando ha transcurrido una hora y media apróximadamente del final de la sesión como una proporción de 4g/Kg de CHO y entre 200 y 250g de proteínas, combinado con frutas ácidas (fresas, cítricos, etc...)

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo soportar el calor a setenta latidos que... "sufrirlo" a ciento cincuenta.

Saludos atléticos,

Santi

@santirun

 

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...