¿Es cierto que comer apio o beber zumo de apio adelgaza?

Con el comienzo del año empiezan a llegar las dietas détox para perder los kilos de navidad. Analizamos la tendencia 2019 de adelgazar con zumo de apio
Yolanda Vázquez Mazariego -
¿Es cierto que comer apio o beber zumo de apio adelgaza?
¿En qué consiste la cura de zumo de apio?
Nutrición y deporte
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

La fama del apio como adelgazante ya tiene varios años, no es nueva. Ya en los años 60s se tomaba apio para adelgazar por sus propiedades diuréticas y laxantes.

Al apio se le ha llamado el alimento con ‘calorías negativas’, una expresión un poco 'exagerada', ya que que el apio crudo tiene tan pocas calorías (17 kcal por 100 g) y alto contenido en fibra, que se gastan más calorías en su digestión de las que aportan.

El apio es un alimento muy beneficioso, bajo en calorías, rico en fibra, apora vitaminas K y B, minerales como calcio y potasio y puede ayudar a adelgazar... Siempre que incorporemos apio en una dieta saludable y equilibrada.

Vamos a analizar la dieta del zumo o caldo de apio, porque como ya te imaginas, es otra dieta détox, de 24 horas, estricta, y que no tiene mucho sentido en la nutrición deportiva.

Publicidad

¿

¿

Apio para adelgazar

La dieta de zumo de apio lleva años dando vueltas por internet, promete adelgazar uno o dos kilos en un día. Consiste en tomar jugo de apio crudo o caldo de apio caliente, durante un día, sin comer nada más, sólo se puede beber agua.

Con el zumo de apio, el efecto diurético se nota rápidamente, e irás al baño a hacer pis varias veces, y al cabo de unas horas, puedes notar también el efecto laxante e ir al baño a hacer aguas mayores.

En mujeres, el jugo de apio tiene un efecto más acusado cuando hay retención de líquidos por el ciclo menstrual, o la menopausa, ya que el apio también tiene efectos sobre los estrógenos, pero más adelante explicaré las contraindicaciones.

Estar un día a base de zumo de apio crudo o caldo de apio hervido, sí te va ayudar a perder peso, pero... no debemos olvidarnos que estamos eliminando agua principalmente, no perdiendo grasa, por lo que los kilos perdidos se recuperarán al comer de nuevo, y pasarse un día a jugo o caldo de apio puede dejarte sin energías, y de mal humor…

Si quieres una respuesta clara, la dieta de zumo de apio no es recomendable como dieta para perder peso porque sólo se puede hacer un día, y con eso no hay cambios reales de peso ni de hábitos de vida.

¿

¿

¿Cuándo la cura de apio puede ayudar?

Algunas personas necesitan un empujón para cambiar el chip y empezar a comer sano y hacer ejercicio, y las dietas détox de un día pueden ser su primer paso.

La dieta de apio puede ser un 'reset' o 'borrón y cuenta nueva' en tu alimentación. Psicológicamente, pasar un día de dieta détox con líquidos, puede ayudarte a plantearte tu dieta, olvidarte de los excesos de la navidad, y mentalizarte para comer más sano y hacer ejercicio.

la ventaja de tomar apio es que es un alimento diurético y laxante, a la vez que remineralizante, por lo que si te hidratas adecuadamente, vas a pasar un poco de hambre durante 24 horas, pero al día siguiente vas a notar menos hinchazón, más ligereza, y seguramente hayas perdido uno o dos kilos de peso.

Si gracias al apio te propones empezar un buen plan de vida, con una dieta sana y equilibrada, ejercicio y buenos hábitos de vida, pues irás perdiendo peso, poco a poco, perdiendo grasa y ganando músculo en unos meses.

Publicidad

¿

¿

Propiedades del apio

El apio (Apium graveolens) es una especie vegetal perteneciente a la familia de las Apiáceas, es primo del perejil, hinojo, zanahoria, eneldo… y hasta de la venenosa cicuta. Aunque tenemos apio todo el año, es en realidad una verdura de invierno, y es de origen mediterráneo, que podemos encontrar en las antiguas recetas griegas, romanas, vikingas y de otras culturas europeas, y ha sido una planta muy utilizada en la medicina natural europea por sus propiedades.

En nuestro país solemos tomar los tallos de apio, pero también se puede tomar la raíz o apionabo. La mejor manera de aprovechar las propiedades del apio es tomarlo crudo, bien los tallos o el jugo, aunque también se toma cocido para suavizar el fuerte sabor y para aromatizar sopas, purés y otros platos con verduras.

También puedes encontrar polvo de apio seco y molido como sustituto de la sal para aromatizar platos, aunque también aporta sodio, por lo que no se debe abusar si estás reduciendo la cantidad de sal.

El apio es muy bajo en calorías, 100 g aportan sólo 16 kilocalorías, y su textura crujiente ya nos indica su alto contenido en fibra, es rico en agua ( 95%) y en vitamina K, también aporta vitaminas algo de vitamina A, B2, B6 y folatos y minerales como potasio, calcio, magnesio, sodio, manganeso, por eso el apio se considera un buen remineralizante para deportistas

Su sabor acre y picante se debe a su contenido en aceites esenciales volátiles (apiol, limoneno y selineno), con efecto diurético, sedante, digestivo, carminativo y ligeramente laxante ¿

¿

Beneficios del apio

  • Diurético
  • Rico en vitaminas y minerales
  • Ligeramente sedante
  • Digestivo y carminativo
  • Laxante y rico en fibra
  • Reduce los niveles de glucosa en sangre y ayuda en diabetes
  • Mejora la memoria
  • Ayuda al buen funcionamiento del hígado y los riñones
  • Su consumo ayuda a prevenir y erradicar infecciones por virus y bacterias
  • Mejora las defensas
  • Efecto emenagogo, favorece la menstruación
  • Reduce los síntomas del síndrome premenstrual y el dolor y retención de líquidos en los días de la regla
  • Y con tantas propiedades, no podía faltar la fama del apio como afrodisiaco
Publicidad

Contraindicaciones del apio

En el caso del apio, su alto contenido en oxalatos puede producir problemas renales y no es recomendable excederse cuando hay inflamaciones de riñón y vejiga.

Su contenido en apiina hace del apio una planta emenagoga, o que favorece la menstruación, pero, esta sustancia también tiene su lado negativo, ya que en exceso puede ser abortiva, por lo que se debe evitar abusar del apio si se pretende tener familia o en embarazo.

¿

¿

¿Y si en vez de hacer un día de zumo de apio lo tomo en ayunas cada día?

La versión de 2019 de la dieta de zumo de apio es diferente, recomienda empezar el día con un vaso de zumo de apio en ayunas, y desayunar después de una o dos horas. En las páginas webs que lo aconsejan, dicen que se puede hacer por un tiempo indeterminado y que conseguirás reducir la inflamación y enfermedades relacionadas, especialmente enfermedades autoinmunes, diabetes y cardiovasculares. Aunque no hay estudios científicos que demuestren estos beneficios.

Esta variante del tomar zumo de apio en ayunas está haciendo furor en EE.UU, y de ahí nos viene la moda. Puede que te parezca más fácil de seguir, ya que después puedes comer a tu antojo el resto del día, pero... también tiene sus inconvenientes.

El apio es un alimento muy fibroso, que requiere una buena masticación, al hacer zumo o jugo o batido de apio, consigues exprimir mucho apio... Y no siempre más es mejor.

Concentrar grandes cantidades de sustancias para beberlas en vez de comerlas puede ser una sobrecarga para el sistema digestivo, y expone al cuerpo a estímulos muy potentes, que en la naturaleza no se dan de forma natural

¿

¿

Si te decides por hacer una cura de apio, mejor tomar apio crudo en ensalada y no en jugo o zumo, tipo ‘smoothies’ verdes.

Los batidos son concentrados de nutrientes y sustancias. Intenta comerte una ensalada con tantos tallos de apio como los que necesitas para hacer un vaso de jugo de apio, ¡verás lo que cuesta masticar tanta fibra!

Está claro, que más fácil beber un jugo de apio que masticar' tallos de apio crudo. Por comodidad, y porque si no te gusta el sabor, en dos tragos te has tomado el vaso entero.

Los jugos de verduras, frutas y hortalizas frescas, pueden ser un concentrado de 'nutrientes' y 'fitonutrientes', pero tenemos que pensar que algunos de ellos tienen efectos muy potentes, y en sus dosis justas tienen efectos beneficiosos, pero en dosis altas, se pueden convertir en jugos tóxicos.

Empezar cada día con un zumo de apio no es recomendable, ni para adelgazar ni para la salud. Puedes tomarlo de vez en cuando, cuando te sientas hinchado, muy pesado o cuando necesitas eliminar líquidos, pero no es aconsejable hacerlo cada día.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

La élite internacional del triatlón se concentró en Banyoles el pasado fin de semana ...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

Empieza la cuenta atrás para el primer maratón de Noemí de Miguel y hablamos con ella...

Con o sin experiencia, os ofrecemos un fin de semana único en uno de los lugares más ...

Una edición especial de Joma con motivo de los 20K de París...