Trucos de globeras para novatas en bicicleta de montaña

Me encanta la bici de montaña, la sensación de libertad y disfrute en la Naturaleza que te da es diferente a la de correr porla montaña. En bici sufres mucho subiendo pero bajando avanzas kilómetros sin darte cuenta, lo que me permite llegar más lejos y variar más los recorridos. Además, en bici de montaña las sensaciones y la técnica cambian de un día a otro, hasta en el mismo recorrido; pues no es lo mismo hacer un camino en invierno que en verano, o cuando ha llovido que cuando la tierra está seca y suelta.
redaccion -
Trucos de globeras para novatas en bicicleta de montaña
Trucos de globeras para novatas en bicicleta de montaña
Nutrición y deporte
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

Me encanta la bici de montaña, la sensación de libertad y disfrute en la Naturaleza que te da es diferente a la de correr porla montaña. En bici sufres mucho subiendo pero bajando avanzas kilómetros sin darte cuenta, lo que me permite llegar más lejos y variar más los recorridos. Además, en bici de montaña las sensaciones y la técnica cambian de un día a otro, hasta en el mismo recorrido; pues no es lo mismo hacer un camino en invierno que en verano, o cuando ha llovido que cuando la tierra está seca y suelta.

Es verdad que correr me relaja porque me permite pensar en mis cosas y disfrutar de la montaña, pero en bici me relajo justo al contrario, no pienso nada en los problemas porque voy concentrada en el camino, en los cambios, en la próxima bajada… ¡Ay! las bajadas, aquí me encuentro más que una piedra en mi camino, una en mi cabeza, que dice que no y obliga a mis manos a tocar el freno para desmontarme en cuanto lo veo difícil. Me da rabia, mucha rabia, puedo subir como una campeona dejándome la piel y a unos cuantos chicos detrás, pero cuando llego a las bajadas… me desmonto y bajo por sitios que hasta mi hijo de 6 años hace sin pensar.

¿Por qué nos pasa esto a las chicas? Quiero pensar que somos más prudentes que los chicos, que no tenemos vergüenza por desmontarnos y evitar una mala caída por quedar mal delante de los amig@s, pero nos subestimamos y eso nos retrasa en bici y hace que nos perdamos las buenas sensaciones de una bajada en condiciones, ¿Cómo podemos mejorar nuestro miedo a bajar? Trabajando la técnica como te explica Eva Castro y Juanma Montero en el artículo de bajadas para chicas en el Sport Life Mujer 2012, pero también trabajando la mente femenina, y en eso llevo más años que Juanma intentando comprender a una mujer ciclista como yo cada día, así que os cuento mis trucos de 'globera' para perder miedo a las bajadas trialeras:


  1. Sigo las trazadas de personas en las que confío. Nada más fácil para bajar que te marquen el camino por el que tienes que  ir y no tengas que pensar. Si la persona que va delante te conoce y controla en bici, confía y síguela, verás como bajas sin miedo.

  2. Entreno el miedo desde dentro. A veces me digo a mi misma que no voy a frenar en seco hasta que no baje 1/3 de la      cuesta, y cuando lo he pasado veo que voy bien y ya sigo por inercia sin desmontarme.

  3. Visualizo las bajadas. Si no confías en que puedes hacerlo, nunca lo harás. Imagínate a ti misma bajando esa cuesta que se te atraganta, cómo vas a trazar esa curva, o pasar esa piedra o evitar esa raíz, etc. ¡Funciona! pruébalo.

  4. Llevo protecciones. Merece la pena invertir en seguridad, y comprar o alquilar un casco integral, un protector de espalda y unas rodilleras y coderas. No sólo vas más protegida si tienes una mala caída y te atreves a hacer más cosas, y también evitas el problema de las heridas que nos preocupa más a las chicas, ¡podrás seguir llevando la mini sin costras!

  5. Salgo alguna vez con grupos de mayor nivel. Sí, ya sé ¿qué hago yo con estos chic@s con protecciones y casco integral? Pues quitarte el miedo, y es que igual que el miedo es contagioso, también se pega la valentía y esa emoción que provoca la descarga de adrenalina de una bajada divertida,.

  6. Salgo con los niños. Ellos no tienen miedo y disfrutan bajando, saltando y hasta cayéndose. Cuando voy con mis hijos de 11 y 6 años me tengo que tragar el miedo, soltar el freno y seguirlos por donde van… ¡aunque sea por instinto maternal! Y al final bajo por sitios que nunca me hubiera atrevido a bajar sola.

  7. Voy a cursillos especiales para chicas. En la revista Bike organizan fines de semana como ‘el mountainbike de la mujer’ donde hay cursos de conducción, técnica, mecánica, psicología, etc. adaptados a mujer donde no sólo aprendo a bajar ¡también hago amigas con las que poder bajar! infórmate de cursos especiales para chicas, reúne a tus amigas y consigue un buen o buena 'profe' y verás como en un par de horas superas muchos obstáculos y miedos sin darte cuenta.


 

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Así es New Balance 2018 TCS New York City, la colección oficial que se inspira en el ...