¿Por qué no pierdo peso? Falsos mitos para adelgazar

  Dicen que si siempre haces lo mismo y no obtienes el resultado que esperas, debes cambiar lo que haces, sólo así conseguirás encontrar la solución a tu problema. Pues yo tengo un problema, después de años trabajando en Nutrición y Salud, proponer dietas en las revistas de deporte y haber ayudado a adelgazar a muchos deportistas... He engordado 5 kilos y estoy en operación verano. Sí, tengo excusa, me estado de parón 5 meses por la lesión y la operación de rodilla, de ellos casi 2 meses en reposo máximo, pero me anticipé y he seguido una dieta hipocalórica pensando en el descenso de necesidades energéticas... Pues me ha dado igual, tengo tendencia a engordar y es el ejercicio físico el que me mantiene en forma, la dieta no me basta. Así que teng
redaccion -
¿Por qué no pierdo peso? Falsos mitos para adelgazar
¿Por qué no pierdo peso? Falsos mitos para adelgazar
Nutrición y deporte
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

  Dicen que si siempre haces lo mismo y no obtienes el resultado que esperas, debes cambiar lo que haces, sólo así conseguirás encontrar la solución a tu problema. Pues yo tengo un problema, después de años trabajando en Nutrición y Salud, proponer dietas en las revistas de deporte y haber ayudado a adelgazar a muchos deportistas... He engordado 5 kilos y estoy en operación verano. Sí, tengo excusa, me estado de parón 5 meses por la lesión y la operación de rodilla, de ellos casi 2 meses en reposo máximo, pero me anticipé y he seguido una dieta hipocalórica pensando en el descenso de necesidades energéticas... Pues me ha dado igual, tengo tendencia a engordar y es el ejercicio físico el que me mantiene en forma, la dieta no me basta. Así que teng

o que desaprender los aprendido para adelgazar y entrenar de forma diferente a como siempre he hecho. Tengo la mente abierta a sugerencias para perder peso, dietas, ejercicios, entrenamientos, etc., tan sólo me limitaría mis lesiones de rodillas, nada de correr ni de giros bruscos, ¿Qué proponéis?

Estos 5 meses me han servido para leer mucho sobre nutrición y salud, ponerme al día leyendo y viendo vídeos en inglés, me ha hecho ver que las cosas están cambiando. El metabolismo es un misterio, cada persona es diferente, y las directrices clásicas de la nutrición para perder peso no han servido para adelgazar a la población occidental, todo lo contrario, estamos más gordos a pesar de estar a dieta mucho tiempo. Algo no funciona y hay que cambiarlo.

En mi caso, siempre he pensado que se puede comer de todo de forma saluda

105616183

ble siempre que se haga ejercicio físico cada día. Si quemas lo que comes, puedes permitirte esa onza de chocolate negro, ese bizcochito casero o esa paella de los domingos. Hasta ahora me funcionaba, si un día me pasaba comiendo, al día siguiente corría un poco más o doblaba el entrenamiento, y así mantenía los kilos a raya. Pero ahora no he podido entrenar, tocaba estar en reposo y ser prudente... pero lo del reposo es relativo

, pues al empezar con la rehabilitación, me tomé mi recuperación en 'plan futbolista', haciendo del centro de Fisioteam mi

images

cuartel de batalla, poniéndome en manos de los fisios Miriam y Álvaro: bici estática, natación, concéntricos, excéntricos, propiocepción, masaje, ondas, magneto, etc. Entre 2 y 3 horas de rehabilitación al día en serio ¡hasta llegué a romper la bici estática de tanta caña como le daba! y siguiendo una dieta estricta, ¿no debería haber mantenido el peso, incluso haber adelgazado? Pues no, no ha funcionado.

¿Qué puedo hacer? Ya no puedo ponerme a correr para adelgazar como antes, mi traumatólogo me ha dejado muy claro que me vaya buscando otro deporte, que si sigo corriendo mis rodillas no aguantarán más y tendré que pasar por unas prótesis, y que hay muchas opciones para hacer deporte.

Durante estos meses de recuperación he tenido tiempo para pensar y reflexionar, lo que estaba haciendo hasta ahora ya no me funciona. Mis errores ya están hechos, de nada sirve lamentarse por lo que hice mal, pero tengo mucho camino por delante, es momento de empezar de cero, perder los kilos ganados y entrenar de forma diferente. Tengo unas cuantas ideas en marcha, que os iré contando durante estas semanas, y hoy empiezo con lo que he descubierto que no funciona para adelgazar, al menos en mi caso.

1. Si comes menos, adelgazas. Pensamos que el metabolismo es una ciencia exacta como las matemáticas, si comes más de lo que gastas engordas y si comes menos adelgazas. Pues no, os prometo que he ajustado mi dieta de reposo de estos meses a la mínima para no pasar hambre y comer de forma sana: unas 1.200 calorías los días de inactividad y unas 1.500 los días de actividad física moderada. Ni una torrija cayó por Semana Santa, ¡y llevo sin probar el chocolate 5 meses! pues no funciona. Demostrado, he sufrido mucho para nada, la báscula iba acumulando kilos cada mes sin piedad. MI SOLUCIÓN: Me he puesto a investigar y he descubierto que una caloría ya no es una caloría, que depende de qué alimentos venga, a qué hora la tomes, con qué la combines, cómo la cocines, etc. Eso es algo que en mi casa está muy claro, aún no he conseguido entender como mi chico puede comer tanto (entre 5.000-7.000 calorías al día) y no engordar ni un gramo, aunque no entrene ni la mitad que yo. Estoy en pleno proceso de investigación nutricional, experimentando con nuevas dietas como la paleodieta, un tipo de dieta proteica suave, a ver cómo me adapto y funciona.

2. Si haces aeróbico suave en la zona 'quemagrasas' de tu frecuencia cardiaca, adelgazas. Ante una lesión te limitas el movimiento y vas poco a poco, en mi caso el rodillo de bicicleta y la natación fueron los primeros deportes 'reales' que me dejaron hacer al mes y medio de la operación, así que me propuse hacer aeróbico suave, sin forzar las rodillas... Me da vergüenza confesar que he llegado a hacer 2 horas de rodillo viendo vídeos, películas, preguntando exámenes a los niños... el rincón de la bici se convirtió en mi hogar, o más bien en mi rincón de castigo, pues no me ha servido para adelgazar. Supongo que cuando vienes de montar en bici al aire libre, con cambios de ritmo, intensidad, pedaleando fuerte, el simple hecho de mover las piernas es muy sano para el corazón, pero no sirve para adelgazar, es más tengo la sensación de que cuanto más aeróbico suave más grasas se acumulan en mi zona abdominal. Sospecho que en mi caso, la dieta hipocalórica que me he impuesto y inactividad total repentina tras la operación tenga mucho que ver. Yo soy de buen comer y he pasado a comer muy poco y muy estricto. Y soy de entrenar una hora como mínimo al día, aeróbico  al mediodía y algo de tonificación antes de dormir, y si no puedo, hago descanso activo (yoga en casa, ando, subo escaleras) siempre tengo que hacer algo. MI SOLUCIÓN: Nuevo planteamiento de entrenamientos: un par de días a la semana de aeróbico con salidas en bici de 2-3 horas y entrenamientos de natación de 60-70 minutos. Y el resto de los entrenos son para hacer más intensidad, quemar grasa y aumentar la masa muscular, 20-35 minutos a tope, sudando la gota gorda. Como esto me cuesta mucho y no tengo ni idea de cómo hacerlo, he empezado a ir al box Ragnarok con Juan Toledano un par de días a la semana, allí me pueden enseñar y supervisar para no lesionarme y los entrenos combinan entrenamientos tipo HIIT (Hight Intensity Interval Training o Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad) con boxeo: más sudor y más agujetas, os iré contando mis sensaciones y progresos.

3. Entrenar en ayunas adelgaza. ¿Es un mito o realidad? Tenía ganas de probarlo, pues los estudios científicos no se ponen de acuerdo, unos dicen que sí se adelgaza y otros que no. Yo siempre pensaba que no, pero tengo amigos y lectores que pierden peso sólo con salir a correr en ayunas, sin cambiar la ingesta de alimentos a lo largo del día, así que me propuse probarlo durante un mes, yendo a rehabilitación en ayunas y haciendo los ejercicios con pesas y al menos media hora de bicicleta estática sin nada en el estómago. Pues a mi no sólo no me ha funcionado, si no que he seguido engordando un kilo por mes, a pesar de estar a dieta estricta, notaba que me faltaba energía para terminar la sesión de rehabilitación, en la bici si metía intensidad tenía que reducir y al final terminaba volviendo a hacer 1 hora despacio, en vez de 20 minutos intensos. Alguna vez me fui a andar rápido al no poder correr pero volvía a casa con mucha hambre, lo que me hacía más difícil seguir con la dieta y me dejaba todo el día con ansiedad y cosquilleo en el estómago. A mi no me ha funcionado. MI SOLUCIÓN: Si hay que entrenar a primera hora, prefiero tomar una manzana antes de salir temprano, a las 7.30 y hacer rodillo, bici, nadar o andar rápido sólo 30 minutos. Tiempo suficiente para no sufrir hambre y poder volver con tiempo para un desayuno energético antes de trabajar con un vaso de yogur natural con nueces, avena y pasas, zumo de pomelo y un té verde o rooibos.

4. Si entrenas todos los días, adelgazas. Sí, sé que hay que descansar, pero a mi el deporte me gusta, me desestresa y el día que no entreno me cuesta dormir, lo echo de menos, y si estoy 'a tope', me pongo triste o de mal humor. Ahora he comprobado en mis 'carnes' como a pesar de dedicar entre 1 y 3 horas cada día al ejercicio, entre sesiones de rehabilitación, andar, rodillo, bici, abdominales hipopresivos, circuito en casa de fondos, estiramientos, algo de yoga, etc. no sólo no he adelgazado si no que he cogido peso, en forma de grasa. Yo quería aprovechar que tenía tiempo y estaba de baja para recuperarme bien de las lesiones, no perder la forma y no ganar kilos... pero ha ocurrido todo lo contrario. Mi velocidad en la piscina ha ido disminuyendo, en la bici voy tan despacio que no sudo, y encima me aburro mucho y lo veo todo como una obligación que no puedo dejar de hacer. Vamos, que en vez de rehabilitarme me he sobreentrenado, y lo he conseguido sin hacer ningún esfuerzo memorable, ¡hasta las abuelas me adelantan andando por el parque con mi 'pata palo'!. Y ¿por qué? pues porque estaba tan cansada que no sólo iba cada día más despacio, si no que el resto del día voy sin energía, me muevo menos, y con la excusa de que hay que dar descanso a mis rodillas, acabo trabajando tumbada en el sofá con el portátil y la tableta. Al final del día, mi gasto calórico no había sido tan alto como pensaba, y hay que mantener la actividad a lo largo del día, no concentrarla en el tiempo de ejercicio únicamente. MI SOLUCIÓN: Tengo que mentalizarme de que hacer deporte es un lujo, algo divertido, no una obligación ni un deber para todos los días. Es mejor entrenar calidad que cantidad (me lo voy a grabar en la cabeza).  Y un día a la semana no se entrena, sólo hago abdominales hipopresivos y estiramientos o yoga para relajarme, sin remordimientos. ¡Esto está siendo muy duro!

5. Correr adelgaza. Lo confieso, llevo años oyendo a mi compañera de Sport Life, Sara Álvarez, 3 veces olímpica en judo, que correr no adelgaza ni es la panacea como yo pienso, que se consigue un cuerpo más bonito, con menos grasa y unos buenos abdominales haciendo trabajo de fuerza, con entrenamientos intensos y cortos con deportes de combate combinados con un poco de aeróbico y trabajo funcional. Pero siempre pensaba que ella era así por genética, una chica con curvas y cinturita, muy tonificada por su ADN privilegiado. La verdad es que correr siempre ha sido mi arma secreta y eficaz para adelgazar, cada vez que he bajado el ritmo corriendo o no he corrido mis 4 días por semana, me ha costado mucho mantener el peso. Ahora ya no puedo ponerme a entrenar mas kilómetros y horas para un maratón, y de paso acabar con los 5 kilos que me he cogido. He tenido que dar mi brazo a torcer, abrir mi mente y buscar una solución para adelgazar sin correr, y sin lesionarme. MI SOLUCIÓN: Si ahora no puedo correr, puedo nadar o pedalear y hacer series, técnica, y entrenar para otros retos como una travesía en el mar o una marcha cicloturista, conseguir terminar los entrenamientos o WOD con los ejercicios bien hechos y sin acabar tirada por el suelo, o aprender a boxear y comprobar que los deportes de combate son casi tan adictivos y queman grasas tanto o más que correr maratones. Sin presiones ni agobios, tan sólo para llegar bien y sin lesionarme. Ahí estoy, confieso que sigo pensando que si pudiera correr ya habría perdido peso, ¡qué cabezona soy!

Os iré informando de mis progresos con la dieta y los entrenamientos, y como os decía, se aceptan consejos y recomendaciones, aprendo mucho con lo que me contáis.

Te recomendamos

En los preámbulos de su primera competición hípica de saltos, Yeguada Finca Maeza abr...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...